fbpx Revista Velvet | ¿Qué miembros de familias reales tienen tatuajes?
Cultura Pop

¿Qué miembros de familias reales tienen tatuajes?

¿Qué miembros de familias reales tienen tatuajes?
Cultura Pop

¿Qué miembros de familias reales tienen tatuajes?

POR Sole Hott | 24 octubre 2021

Más allá de vivir en un palacio y llevar coronas, muchos miembros de la realeza tienen un vida normal. Y entre aquellas actividades comunes y corrientes, no solo trabajan o estudian, también se hacen tatuajes.

Y cuando se Casas Reales hablamos, hay una que sobresale por ser más “relajada” adecuada a los tiempos. El príncipe Carlos Felipe de Suecia se casó con una ex chica reality y modelo erótica, Sofía Hellqvist. Quizás no sea royal de nacimiento, pero después de tantos años, ya es considerada como tal.

Si bien antes solía lucir sus tatuajes a la luz del día, hoy en calidad de princesa los exhibe menos, pero no los esconde. Y en el día de su boda real el diseño que tiene bajo la nunca se apreciaba perfectamente, y es el que más suele verse en eventos donde lleva el pelo tomado.

Por otro lado, la rebelde favorita de la corona de española: Victoria Federica Marichalar. Si hay alguien que podría tener un tatuaje en la Corona española, esa es definitivamente la sobrina del rey Felipe VI. La hija de la infanta Elena ha elegido ambas muñecas para sus diseños minimal.

Así como Suecia, la Costa Azul también tiene lo suyo si de alejarse de los protocolos se refiere. En la corte Monegasca la vida junto al mar se hace presente y cada uno de sus integrantes disfruta a su manera.

Estefanía de Mónaco siempre ha hecho lo que ha querido, no solo se casó con su guardaespaldas, se enamoró de un domando de elefantes y el dueño de un circo, además de intentar triunfar en la música. Su alma artista es digna de tatuajes, y no solo uno.

De tal palo, tal astillas. Y las hijas de Estefanía han seguido los pasos de su madre. Pauline Ducruet, hija mayor y del guardaespaldas en cuestión, tiene un visible tatuaje en su brazo derecho. Lo suficientemente pequeño como para disimularlo cuando es necesario, pero lo suficientemente visible para mostrarlo cuando quiere.

Su hermana menor, Camille Gottlieb, tiene dos tatuajes mini. Uno es un pequeño corazón y otro el signo del ohm.

Siguiendo con los Grimaldi, Andrea Casiraghi también tiene los suyos. Y es parte de la libertad que te da el ser hijo, sobrino y nieto de Príncipes pero no tener título nobiliario. ¿Qué me dicen del armadillo?

Pero los tatuajes han existido en la historia de la realeza desde mucho antes que las nuevas generaciones. El zar Nicolás II y Juan Borbón (el abuelo del actual rey Felipe VI), ya lucían sus diseños en esa época.

Una serpiente se puede ver en el antebrazo del Zar, un gran navegante que, como tal, quiso emular a los marineros de a pie tatuándose como si fuera uno más.

Por su parte, Juan de Borbón fue uno de los miembros de la realeza pioneros en tatuajes. Se tatuó los dos antebrazos con solo 19 años. Uno como marinero y otro como oficial en la Royal Navy, con dos dragones.

 

 

Te puede interesar