fbpx Revista Velvet | Semillas de amapola, un tesoro nutricional que ayuda con la digestión (y otros beneficios)
Fitness

Semillas de amapola, un tesoro nutricional que ayuda con la digestión (y otros beneficios)

Semillas de amapola, un tesoro nutricional que ayuda con la digestión (y otros beneficios)
Fitness

Semillas de amapola, un tesoro nutricional que ayuda con la digestión (y otros beneficios)

POR equipo velvet | 23 julio 2022

Contiene grasas poliinsaturadas, proteínas, vitaminas B1, C y E, ácido fólico, hierro, calcio y manganeso. Y es que el poder nutricional de las semillas de amapolas es infinito.

Si te preocupas de llevar una dieta equilibrada, incluyes alimentos que aporten nutricionalmente a tu organismo. Pero hay algunos bien pequeñitos que resultan ser una bomba nutricional. Y en un mundo en el que las semillas se han ganado su espacio, como la famosa chía o la linaza, hay otras con propiedades tan especiales como nutricionales: las semillas de amapola. Y este tesoro nutricional esta confirmado por la OMS.

Las semillas de amapola se extraen del interior de la cápsula de la flor, donde también puede obtenerse el opio y los alcaloides derivados del mismo como morfina o codeína, en algunas especies. Pero esto no quiere decir que esté consumiendo droga. Aunque pueda contener trazas, su concentración es tan pequeña que no te causará problemas, esos sí en caso de embarazo o estar dando pecho, no están recomendadas para el bebé.

Muy por el contrario, son recomendadísimas para los deportistas debido a su aporte de minerales, entre ellos, calcio, magnesio, hierro, fósforo, antioxidantes, aminoácidos y ácidos grasos esenciales. Y debido a los mismos, para dietas vegetarianas y veganas.

¿Qué nos revela su contenido nutricional?

Su mayor nutriente es la grasa, por lo que es muy energética, y la que es mayoritariamente poliinsaturada. En su mayoría omega-6, luego omega-9 y un poco menos de omega-3. Además, aporta proteína de buena calidad por los aminoácidos esenciales que contiene.

Por otro lado, su contenido en fibra también es alto. Además aporta vitamina B1 y ácido fólico, así como también algo de vitamina C y E. Y en cuanto a los minerales destaca su contenido en calcio.

Contiene también gran cantidad de fósforo, hierro, potasio, magnesio, manganeso, cobre, zinc y selenio. Una cucharada puede proporcionar el 25% de las necesidades diarias de manganeso, el 16% del cobre, el 10% del calcio y en torno al 6-7% del magnesio, el fósforo, el zinc, el hierro y la vitamina B1.

Los beneficios

– Previenen las enfermedades cardiovasculares:

Debido a su alto contenido en grasas poliinsaturadas tiene un efecto protector. Los omega-3 y la fibra reducen los niveles de triglicéridos, colesterol total y colesterol malo en sangre. Los omega-9 aumenta el colesterol bueno.  Y los omega-6, debido a su efecto antiinflamatorio y antiagregante plaquetario, mantiene la salud arterial.

– Regulación del tránsito intestinal: 

Su gran aporte de fibra ayuda a regular el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento.

– Fortalece del sistema inmune:

El aporte de zinc, selenio y los ácidos grasos esenciales, ayudan a fortalecer el sistema inmune.

– Reduce el riesgo de sufrir osteoporosis y dolores musculares:

El fósforo hace que se absorba el calcio y se deposite en los huesos. Mientras que el magnesio y potasio impide calambres y dolores musculares.

– Reduce las anemias:

El aporte de hierro, combinado con vitamina C y ácido fólico hacen que sea un alimento muy recomendable para reponerse de anemias. Esto, porque mejora su absorción e interviene en la producción de los glóbulos rojos.

– Efecto sedante:

Las infusiones de amapola ayudan a conciliar el sueño debido precisamente a alcaloides opiáceos. Pueden hacerse infusiones con una cucharadita de semillas y tila, valeriana y melisa. Y si es con pétalos de amapola el efecto sería mayor.

– Síndrome premenstrual:

 Su aporte de omega-6 reduce los síntomas asociados al síndrome premenstrual como hinchazón, dolor mamario y fatiga.

– Ayuda a la piel:

Los omega-6 y la vitamina E como antioxidante ayudan a la piel con afecciones como la psoriasis o eczemas. Y el zinc actúa como regulador de grasa mejorando el acné.

– Retrasa el envajecimiento:

Contienen una alta cantidad de antioxidantes por lo que ayuda a retrasar el envejecimiento celular.

Te puede interesar