fbpx Revista Velvet | Desde París: El viaje más íntimo de Tomás González
Entrevistas

Desde París: El viaje más íntimo de Tomás González

Desde París: El viaje más íntimo de Tomás González
Entrevistas

Desde París: El viaje más íntimo de Tomás González

POR Jon Reyes | 26 diciembre 2021

Tres meses de descanso se tomó el deportista para relajarse y quitarse la presión que lo ha acompañado toda su vida deportiva. Acá habla por primera vez, también, de política y amor.

A Tomás González, uno de nuestros máximos orgullos en el deporte nacional, se le nota muy relajado al otro lado de la pantalla, desde donde conversa en exclusiva con Velvet. Lo hace desde París, en lo que son sus primeras vacaciones como tales en toda su vida.

Fotos NoliProvoste Vestuario Wendy Pozo

Después de participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (entre agosto y septiembre de 2021), los que se convirtieron en su despedida del alto rendimiento, se encuentra en Europa en su viaje más personal. Llegó primero a Barcelona, una de sus ciudades favoritas en el Viejo Continente, para después instalarse en París, desde donde responde nuestro llamado vía Zoom. Después espera recorrer Madrid y en sus planes también está visitar Irlanda y Portugal.

–No pretendo seguir en el alto rendimiento, entonces dije: este es el minuto que tengo para mí– asume Tomás.

Cuando vuelva a Chile lo esperan sus funciones como entrenador en su escuela, que tiene sedes en la Ciudad Deportiva Iván Zamorano y también en Llanquihue. Agrega que le gustan los desafíos y que por eso también se embarcó en un emprendimiento de comida saludable llamado “Refoods”, una startup que lo tiene como cofundador y que incluye carne molida, salchichas y hamburguesas libres de sellos. También lo espera su perra Frida, su fiel compañera desde hace cinco años, y con quien vive en su departamento.

–¿Qué esperas de estos tres meses de viaje?

–Una posibilidad también es que me aburra y me vuelva antes a Chile (se ríe). Siempre he tenido que planificar toda mi vida y esta vez no me puse metas; quiero disfrutar y pasarlo bien. Hasta mi mamá me dijo eso, que me relajara y me olvidara del estrés de toda mi vida. Siempre mis viajes han sido relacionados al stress del trabajo y esta vez quiero que sea distinto.

–Has dicho que te retiras del alto rendimiento, pero no que no quieres darles en el gusto algunos sobre una posible fecha…

–Sí, mi retiro se viene pronto, aunque no tengo fecha. No me veo nuevamente preparándome para un mega evento. Tokio fue lo último; no estaré en Santiago 2023. Ese sería un gran esfuerzo y creo que como deportista logré muchas cosas y varios de mis objetivos. Estoy muy agradecido del cariño de la gente.

–¿Qué ha sido lo más difícil que tuviste transar en tu vida personal a raíz de tu vida como deportista?

–La etapa de la adolescencia fue lo más difícil, porque veía cómo mis amigos empezaban a conocer gente y salir de fiesta. Igualmente trataba de hacerme el tiempo para salir cuando podía. Me perdí viajes de estudios, pero hoy tampoco me arrepiento porque logré muchas cosas que no tenía pensadas. También he logrado trascender más allá de lo deportivo: me llaman para hacer charlas y eso ha sido muy bonito y potente. Mi mensaje es muy transversal, desde los niños hasta sus abuelos que me felicitan. Aunque tampoco me creo mucho el cuento, siempre he tratado de tener los pies bien puestos en la tierra.

–A tus 36 años recién cumplidos, ¿cuál ha sido el momento más duro de tu vida?

–He tenido varios, pero casi todos han estado relacionados a mi carrera deportiva. Las lesiones fueron lo más trágico en su minuto, porque uno se preparaba mucho y eso te podía dejar fuera de competencia. Cuando se fue mi entrenador, a los 16 años, fue muy fuerte porque yo era chico y estaba haciendo mi transición a las competencias más de adultos. Tengo los dos hombros operados y eso fue me pasó la cuenta.

–El cuerpo aguanta hasta cierta medida, pero ¿cuánto lo hace la salud mental? Te lo pregunto a raíz del caso de Simone Biles, quien se sinceró sobre su salud mental en Tokio 2020.

–Eso lo vivimos muchos deportistas de alto rendimiento, la presión es muy fuerte. A veces tienes que estar dispuesto a soportar ciertos tratos y eso no puede ser. Tuve que aguantar mucho de parte de un entrenador que me culpaba cuando me iba mal. Sentía mucha angustia, con el estómago apretado llegando a entrenar; había que agachar la cabeza y no hablar con nadie. Un día en la puerta del gimnasio me dije: no puedo más, esto me supera. Hablé con ese entrenador y al día siguiente se fue.

–¿Eres de tener muchos amigos?

–Tengo mi grupo del colegio, que se mantiene hasta hoy. Ellos son muy cercanos. Los amigos de verdad son pocos; son los que van quedando con el tiempo. Hay muchas personas que aparecen bajo ciertas circunstancias y después los dejas de ver. Prefiero tener pocos amigos, pero de verdad.

“QUIERO QUE LA NUEVA CONSTITUCIÓN RESULTE BIEN”

–Estamos en un proceso eleccionario muy importante en Chile. No podrás votar porque estás de viaje. ¿Cómo has visto todo lo que está pasando?

–Después de que compré el viaje me di cuenta de que no podría votar, lo que es muy fome porque siempre he votado, tengo mucha cultura cívica. Me pasa, como a muchos chilenos, ver que el panorama que había en primera vuelta era muy polarizado. La clase política habla muy mal de ella misma, los partidos se quedan en peleas internas y no llegan a acuerdos. Quiero que resulte bien lo de la nueva Constitución, espero que hagan algo que beneficie a los ciudadanos.

–Sobre la polarización, hay una cultura de la cancelación muy grande hoy nuestro país…

–Me da mucha lata que hasta el día de hoy todo sea reducido a izquierda y derecha y que de ahí venga lo de “comunacho” o “facho”, eso debiera estar obsoleto. Como sociedad debiéramos ir avanzando de otra forma. No me gusta que ambos bandos se apropien de ciertas ideas y que, muchas veces, también la religión se meta de por medio.

–En ese sentido, ¿qué piensas sobre José Antonio Kast?

–No entiendo qué pretende al imponer sus propias creencias religiosas al resto de la gente, hoy hay una diversidad infinita de formas de ser. Meter el tema católico no lo entiendo y me causa rechazo. Estamos en el 2021 y que esté en contra del aborto y del matrimonio igualitario no me parece. Son derechos básicos. El tema del aborto debe ser muy complejo para las mujeres. Estoy a favor de que el aborto libre se regule, en los barrios altos se hace mucho y es mejor regularlo.

–¿Y cómo estás en el amor?

–Generalmente no hablo de estos temas, pero te puedo contar que soy de relaciones largas, duro poco soltero. No es que esté desesperado por estar siempre con alguien, pero generalmente en compañía me siento mucho mejor. También he tenido relaciones malas, como todo el mundo, pero por ahora estoy en una relación estable desde hace años. Estoy muy tranquilo y feliz.

Te puede interesar