fbpx Revista Velvet | Vuelve “Ghostface”: revelan poster y trailer de la quinta parte de Scream
Cultura Pop

Vuelve “Ghostface”: revelan poster y trailer de la quinta parte de Scream

Vuelve “Ghostface”: revelan poster y trailer de la quinta parte de Scream
Cultura Pop

Vuelve “Ghostface”: revelan poster y trailer de la quinta parte de Scream

POR Carlos Loyola Lobo | 12 octubre 2021

“¿What is your favorite scary movie?”. Con esa pregunta comenzaba hace 25 años este filme, con una Drew Barrymore luciendo una peluca rubia encima, preparando pop corn en la cocina de su casa y atendiendo un sugerente y siniestro llamado telefónico, en una secuencia que terminaba en un baño de sangre y un tajo de cuchillo sobre el manto negro de la gran pantalla anunciando esta nueva saga que pretendía volver a las llamadas “slasher movies”, las películas de asesinos en serie, llevando encima una máscara, que mataban a sus víctimas, casi siempre jóvenes deseosos de sexo, de las maneras más brutales y escatológicas vistas. Películas que tienen su referente directo en franquicias como Pesadilla en la calle Elm, Halloween y Martes 13, elevando a asesinos como Freddy Krueger, Michael Myers y Jason Voorhees, a la categoría de íconos de la cultura popular e inspiración inmediata para cuánto disfraz de Halloween existiera de aquel tiempo hasta hoy.

Son películas que instauraron además la figura de la “scary queen”, que son las heroínas que contra viento y marea, sudor y heridas en la cara, logran escapar de las puñaladas de estos crueles personajes. Lo fue Heather Langenkamp en Pesadilla, Jamie Lee Curtis en Halloween y la propia Neve Campbell fue bendecida (o maldecida) con este estigma, del que carga hasta el día de hoy y que parece llevarlo con total orgullo porque se ha sumado a esta quinta entrega de jóvenes gritando delante de una máscara que resulta ser un insólito cruce entre un fantasma y la figura que Edward Münch retrató en su cuadro “El grito”.

A mediados de los 90, y con un fenómeno de historias de jóvenes en conflicto saturando la televisión con títulos como Party of Five, Felicity y la más exitosa de todas: Dawson’s Creek, el director Wes Craven, famoso por haber sido el responsable de nuestros terrores nocturnos llevando a la gran pantalla a Freddy Krueger para la exitosa saga Pesadilla en la calle Elm, recluta al guionista de Dawson’s Creek, Kevin Williamson y le propone esta historia que tiene mucho de sátira mezclado con el género policial, humor, terror y citas explícitas mediante trivia cinematográfica de películas de horror clásicas. Scream abriría fuegos con Drew Barrymore, quizás el emblema de los años ochenta después de su participación en la icónica E.T y la acompaña de nombres atractivos por esos días, como la heroína de la serie Party of Five, Neve Campbell; la estrella de Friends, Courteney Cox; y representando a la dinastía Arquette está David (los tres sobrevivientes y que encabezan el reparto de la actual), además de un lote de estrellas jóvenes de la época como Skeet Ulrich, Matthew Lillard, Rose McGowan, entre otros.

La película rompió todos los récords de taquilla y provocó una sucesión de títulos multiplicados hasta el absurdo como Destino Final o Sé lo que hicieron el verano pasado y sus sagas con nombres inverosímiles que solo lograron abultar las arcas de las productoras de cine (Dimension Films y Miramax estaban detrás de todo esto), y de llenarnos de jóvenes rostros que solo terminaron siendo un espejismo de una nueva camada, porque la gran mayoría se convirtió en eternas promesas olvidadas en producciones televisivas y cinematográficas de bajo presupuesto hasta llegar a desaparecer.

Tal fue el fenómeno que, a partir de este tipo de filmes, aparecieron a comienzos de los 2000, la saga humorística Scary Movie, que satirizaba y mezclaba en una juguera mediante gags todas las producciones de este estilo -y otras-, que resultó ser un invento que terminó por matar el fenómeno. Sumemos a esto la maquinaria de MTV que con sus entregas de premios ayudó a que las figuras protagonistas se pasearan sin descanso en sus estridentes alfombras rojas.


Cuando la inmensa y agotadora ola de ese Tsunami paró, la única que se mantuvo en pie fue Scream. Y pese que el icónico Wes Craven no estará en esta oportunidad detrás de la silla del director -falleció en 2015 a causa de un tumor cerebral-, sí estarán Campbell, Cox y Arquette comandando a un grupo de noveles actores adolescentes que prometen darle nuevos bríos y gritos a la saga de terror.

Dirigida por la dupla conformada por Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, esta nueva excusa para alucinantes y absurdos asesinatos se estrenará el próximo 14 de enero de 2022 y como productor ejecutivo estará su guionista original, el escritor Kevin Williamson, que sabe al dedillo cómo funciona todo este artefacto.

“Tenía sentimientos encontrados”, cuenta Neve Campbell. “La idea de hacer estas películas sin Wes Craven me parecía un desafío. Pero Matt y Tyler me escribieron una carta, donde me hablaban de su aprecio y gran respeto por Wes y contándome que la principal razón por las que hoy son directores de cine se debe a estas películas. Eso significó mucho para mi”, señaló la actriz. “Llegar al set de filmación, ver a Neve, David, a Courteney y ver a Ghostface por primera vez fue surrealista”, confiesa el director Matt Bettinelli-Olpin. “Se sentía como una experiencia de fan pero a la vez éramos nosotros, ya como adultos, haciendo nuestro trabajo”.

“Desde el segundo en que entré al set, me sentí extremadamente emocionada y sentí una verdadera añoranza y falta de Wes Craven”, cuenta Courteney Cox. “Tenía esa cualidad tan especial, amable y cariñosa, sin mencionar su increíble talento como cineasta. Yo admiraba inmensamente a Wes y siento que estaría muy feliz con la forma con la que Matt y Tyler han reiniciado esta franquicia”.

Las películas de Scream son básicamente comedias de terror, una suerte de capítulo de Scooby-Doo pero un poco más en serio. Cualquiera del grupo puede ser el que carga la máscara de Ghostface, todos pueden ser sospechosos. Por tanto, para las nuevas entregas, el asesino debe ser el secreto mejor guardado. “Tuvimos mucho cuidado de proteger la gran revelación de la película”, dice el director Matt Bettinelli-Olpin. “Queríamos que todos los involucrados, en la medida que se pudiera, fueran parte de esta novela policíaca. Obviamente, llegas a un punto en el rodaje en el que tienes dejar que el gato salga de la bolsa, pero nos contuvimos bastante en la producción para mantener el secreto”.

Te puede interesar