fbpx Revista Velvet | Vimos “Don’t Look Up” y te contamos todos los detalles
Cine

Vimos “Don’t Look Up” y te contamos todos los detalles

Vimos “Don’t Look Up” y te contamos todos los detalles
Cine

Vimos “Don’t Look Up” y te contamos todos los detalles

POR Carlos Loyola Lobo | 20 diciembre 2021

Seguramente sea el estreno más ambicioso de Netflix para este año. Un elenco rebosante de estrellas que en ningún otro lugar tendrían espacio todas juntas, acá se vuelve realidad. Y se reúnen en una película bastante inusual. Don’t Look Up o No mires arriba es una sátira hilarante, a ratos muy negra, irreverente, cáustica, pero con una dosis de realismo que impacta, que remece, que hace reflexionar, y que en el intento te saca justificadas y necesarias carcajadas.

Primero comencemos describiendo al panel de laureados interpretes que conforman el reparto. Y lo haremos mientras contamos la historia -usted hará el ejercicio de ir contando las menciones a las súper estrellas-. Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence, son dos astrónomos algo mediocres de la Universidad de Michigan, quienes descubren -ella, en rigor- el tránsito de un asteroide de tamaño gigante que se acerca directamente a la tierra, colisionando en ella en un periodo de seis meses y que significa la extinción de la humanidad.

Esta trama que hemos visto mil veces en películas de catástrofe con acento dramático, acá es tratado desde el humor. Porque resulta que estos científicos ponen en aviso de este evento a un científico de la NASA, quien a su vez les consigue una audiencia con la mismísima Presidenta de la República de los Estados Unidos (Meryl Streep), que junto a su asesor más cercano, que no es otro que su propio hijo (Jonah Hill), están más preocupados de minucias políticas del día y le prestan nula atención a este anuncio espacial.

Esta situación que sucede en el Salón Oval es delirante. A lo largo de toda la película veremos cómo Leonardo Di Caprio se encumbra y se sitúa con total propiedad en su personaje de comedia. Un mediocre que deviene en monigote del gobierno, a partir de situaciones francamente desopilantes y, por cierto, exageradas. Sino, no sería una buena comedia.

Luego de aquella fallida reunión con la Presidenta, asisten a un matinal informativo por televisión que es conducido por un personaje interpretado por Cate Blanchett, quien tampoco les toma en serio este dramático anuncio, y todo se empieza a convertir en una comedia de enredos que si hilamos relativamente fino, encuentra su analogía en la vida real con lo del cambio climático que estamos viviendo y cómo muchos líderes mundiales han hecho caso omiso de la amenaza que representa.

Entre medio hay un gurú charlatán, empresario multimillonario y con un aire a Steve Jobs, interpretado por Mark Rylance. Una cantante de la que todo el mundo habla -y que ocupa el lugar en las noticias que debería ocupar este asteroide- interpretado por la estrella pop Ariana Grande, y un joven sin casa, que se convierte en el objeto de afecto del personaje de Jennifer Lawrence, y que lleva un outfit que pareciera anticiparse al holocausto que viene, estelarizado por el muy de moda Timotheé Chalamet.

Como ven, se trata de una constelación mayor de estrellas de Hollywood, casi todos con premios o nominadas al Oscar, y que se ponen bajo las órdenes de Adam McKay, director de las nominadas al premio de la Academia, Vice y The Big Short, y además es una de las mentes detrás de las mejores series de televisión de los últimos años: Succession en HBO.

Y lo cierto es que llama la atención lo inteligente que llega a ser Don’t Look Up, porque además de sacarte carcajadas con situaciones descabelladas, esas risas también son el antídoto para no largarte a llorar. Porque lo que tiene este filme de casi 2 horas y 20 minutos, es profundas e incómodas verdades. Ahí están las fake news, el cómo construimos personajes en la era de las redes sociales a partir de memes. Es una crítica al poder y a los políticos, a la sociedad de la información, también a la ciencia y, por cierto, a los ciudadanos.

Don’t Look Up termina siendo un divertimento necesario para esta época del año donde ansiamos ver algo que nos haga relajarnos y reírnos de buena gana, sobre todo si es algo hecho con inteligencia. Y ojo, que por si fuera poco, sale Chile al baile. Porque resulta que el famoso asteroide caería en las costas chilenas y nuestro país sale mencionado unas tres ocasiones, y especialmente en una, provoca sonoras carcajadas en la concurrencia.

Como un regalo de Navidad, se libera en Netflix este viernes 24 de diciembre.

Te puede interesar