fbpx Revista Velvet | Vergüenza por su madre y roces con su padre: la nueva biografía del príncipe William
Realeza

Vergüenza por su madre y roces con su padre: la nueva biografía del príncipe William

Vergüenza por su madre y roces con su padre: la nueva biografía del príncipe William
Realeza

Vergüenza por su madre y roces con su padre: la nueva biografía del príncipe William

POR Carlos Loyola Lobo | 26 abril 2022

Siempre ha sido el príncipe perfecto: discreto, amable y entregado a sus deberes reales, mientras su hermano lleva la etiqueta de rebelde desde niño. Sin embargo, como se suele decir, ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos. Ahora sale a la luz la cara menos amable del príncipe William, gracias a una nueva biografía en la que se detallan aspectos desconocidos de su vida y la relación familiar, como la vergüenza que a veces sentía por su madre o los roces que tenía con el príncipe Carlos. No habrá que esperar mucho para poder leerlo, ya que esta nueva biografía de un Windsor -y hemos perdido la cuenta de todas las que existen-, se pondrá a la venta a principios de mayo, a propósito del cumpleaños número 40 del Duque de Cambridge, el próximo 21 de junio. En sus páginas se incluyen numerosos pasajes que dan cuenta de cómo es su verdadera relación puertas adentro con el príncipe de Gales. Y como era esperable, Harry no es el único que entra en conflicto con su progenitor habitualmente.

El libro, titulado William At 40: The Making Of A Modern Monarch, se adentra en la figura del hijo mayor de Lady Di y está escrito por Robert Jobson, todo un experto en la Casa Real británica, que conoce bien a sus miembros y que revela aspectos hasta ahora ocultos de su vida. No es un secreto que en el pasado William y su padre, el Príncipe Carlos tuvieron sus conflictos, especialmente luego de la muerte de su madre, pero no imaginábamos que en la actualidad esos roces continúan aunque por motivos bien diferentes. Jobson asegura que el Duque de Cambridge no respeta la jerarquía de sus respectivas posiciones y se siente “al mismo nivel” que su padre, puesto que ambos son herederos del trono, olvidando que él le precede por derecho propio. La encargada de llamarle la atención al respecto no es otra que Camila Parker-Bowles: “La verdad es que la duquesa siente que a veces es su deber proteger al Príncipe Carlos. Él va a ser rey, y a ella no le importa recordárselo a los demás miembros de la familia de vez en cuando, y eso incluye a su hijo y heredero”, cuenta el autor.

También revela que, en ocasiones, Guillermo abusa de la generosidad y bondad de su padre y es Camila de nuevo quien pone orden. Pero no es la duquesa de Cornwalles la única que intenta poner orden entre padre e hijo. También Kate Middleton ejerce de mediadora entre ambos y es que, según explica este experto en realeza, William “tiene la mecha demasiado corta”, aludiendo a su carácter impulsivo e impredecible -algo que ya se había recogido en una biografía anterior- que a su padre le cuesta bastante manejar: “A veces, su nivel de beligerancia ha sorprendido a su padre, quien siempre ha detestado las confrontaciones. El resultado es que Carlos tiende a andar con cuidado cuando trata con su heredero y no logra detenerlo por su falta de respeto”. Hay más personas que deben andar con pies de plomo: “Su temperamento feroz puede estallar en cualquier momento, generalmente cuando está frustrado o cuando se trata de problemas relacionados con su familia. Incluso los miembros más importantes de su círculo verificarán en qué dirección sopla el viento antes de mostrarse demasiado seguros de sí mismos en su presencia o plantear cuestiones problemáticas que podrían abordarse mejor en otro momento”, se cuenta en la biografía.

En resumen, una imagen completamente diferente a la que se muestra en público y que ha convertido al Duque de Cambridge en una de las personas más queridas y valoradas de la Casa Real británica. Sin embargo, a partir de la información que revela ahora Robert Jobson, su verdadera personalidad también tiene sus aristas. Quizá en esto haya influido su educación y el papel destacado que siempre se le ha dado en la familia, por encima de su hermano. En William At 40: The Making Of A Modern Monarch podemos leer que William era el preferido de la reina madre y que ella y otros miembros de palacio lo trataban con deferencia, lo que hacía que Harry se sintiera eclipsado y desplazado. Un día, cuando ambos tenían 8 y 6 años respectivamente, peleaban en la parte trasera del coche cuando el pequeño le gritó: “Serás rey. Yo no, así que puedo hacer lo que quiera”. Una frase que dejó sorprendida a la propia Diana, que sentía adoración por su hijo pequeño y no ponía freno a su rebeldía, puesto que se veía reflejada en él.

Y entre pildorita sabrosa y otra, está quizás la que más llama la atención. Y tenemos que situamos en plena época de separación y posterior divorcio de Diana y Carlos, llevado en las portadas de la prensa británica todos los días. Una noche, un grupo de periodistas fue invitado a cenar con padre e hijo y Bel Mooney, del periódico Daily Mail llevó a su hija. En un momento de la velada, la chica le comentó al príncipe William que los padres a veces podían causar vergüenza. Y la respuesta de él fue rápida y sorprendente: “Papá no me avergüenza, mamá sí”. Unas palabras que contrastan con la absoluta veneración que William demuestra por la figura de su madre cada vez que puede, inculcando ese mismo amor a sus tres hijos. Aunque es cierto que sus años en Eton y su adolescencia no fueron particularmente fáciles, principalmente por la famosa entrevista de Diana a la BBC, donde la princesa de Gales confesó que también había sido infiel a su entonces marido. Al parecer no fue una época buena para la relación de madre e hijo, que montó en cólera por esa confesión tan íntima y estuvo sin hablarla varios días, según se supo años después.

Te puede interesar