fbpx Revista Velvet | La fortaleza de Olena Zelenska
Mundo

La fortaleza de Olena Zelenska

La fortaleza de Olena Zelenska
Mundo

La fortaleza de Olena Zelenska

POR Jon Reyes | 07 mayo 2022

Desde que comenzó la invasión rusa a su país, el 24 de febrero pasado, la primera dama de Ucrania se fue a vivir a un oscuro búnker junto a sus dos hijos, Aleksandra (17) y Kirik (9). Físicamente alejada de su marido –el presidente Volodomir Zelenski–, esta elegante arquitecta sorprende al mundo por no rendirse, al igual que sus compatriotas.

“Recuerdo muy bien como empezó todo. Era un día normal de trabajo ya avanzada la tarde: los niños estaban volviendo del colegio, las típicas tareas domésticas, prepararse para el siguiente día de cole… Había tensión. Se había hablado mucho, en todas partes, de una posible invasión. Pero hasta el último minuto era imposible de creer que pudiera pasar… ¿en el siglo XXI? ¿En el mundo de hoy? Me desperté, entre las cuatro y las cinco de la mañana, porque escuché un ruido seco. No me di cuenta enseguida de que se trataba de una explosión. No sabía qué podía ser. Mi marido no estaba en la cama. Pero cuando me levanté, lo vi de pronto, ya vestido, de traje como de costumbre (fue la última vez que lo vi con traje y camisa blanca, desde entonces lleva ropa militar). ‘Ha empezado’, es todo lo que dijo’”. Así comienza la entrevista que la primera dama de Ucrania, Olena Zelenska dio a la revista Vogue de su país y que reprodujo la publicación editorial en Estados Unidos y en España.

La foto que acompaña al texto es la de un retrato para Vogue Ucrania, donde se la ve muy elegantemente vestida con un traje blanco. Eso levantó algunas críticas en redes sociales, porque muchos pensaron que en medio de la crueldad de la guerra Olena había posado como si nada estuviera pasando en su país. Lo cierto es que era una imagen de archivo, como las que nosotros presentamos en este artículo. La mujer más influyente de Ucrania, con dos millones de seguidores en Instagram, está en un bunker junto a sus dos hijos –Aleksandra de 17 años y Kirik de 9–, lejos de su marido, el presidente Volodomir Zelenski, quien ha desafiado al poderío militar de Putin en casi dos meses de una guerra que ha conmocionado al mundo.

Arquitecta de profesión, terminó convirtiéndose en guionista de la productora que formó junto a Zelenski antes de que él decidiera girar desde el espectáculo a la política. Ambos tienen 44 años y nacieron en la localidad de Kryvyi Rih. Fueron compañeros de colegio, pero en la universidad, mientras él estudiaba Leyes y ella Arquitectura, fue donde nació el romance. A los ocho años se casaron y formaron familia.

Durante estos meses de guerra, Olena no ha dejado de estar presente en sus redes sociales. Su Instagram –@olenaszelenska_official– se actualiza cada día para mostrar a los héroes y heroínas de su país, que le han doblado la mano a la estrategia rusa. También lamenta las muertes de civiles y niños. Antes de la invasión a su país, ella siempre trabajó por causas como la situación de los más pequeños, la salud mental, el autismo y potenciar el sistema de alimentación saludable en las escuelas.

Hoy vive a oscuras en un sótano cerca de Kiev, acompañada de sus dos hijos y comunicándose permanentemente vía telefónica con su marido. Atrás quedaron las comparaciones que se le hacían, por su estilo, con Rania de Jordania o con Carolyn Bessette, la esposa de John Kennedy Jr. Olena, quien siempre estuvo muy presente en sus actividades de primera dama, acostumbraba a dar conferencias y crear alianzas importantes en todo el mundo. Hoy se dedica a dar apoyo moral a sus compatriotas y a pedirle a la OTAN que cierre el espacio aéreo de su país, una nación cada vez más convertida en ruinas y con más desplazados, refugiados y muertos.

Vogue cerró la entrevista con un emotivo mensaje sobre esos tiempos pasados que fueron mejores: “Siempre recordaré a mis conocidos y amigos, a todos los hombres y niños con uniformes militares. ¡Siempre recordaré lo valientes que son mis amigas! Lo que estas mujeres –frágiles y elegantes en tiempos de paz– son capaces de hacer cuando llega la guerra. Sus historias me inspiran. Estoy muy orgullosa de ellas. Y sueño con volver a verlas”.

 

Te puede interesar