fbpx Revista Velvet | Comienza a ahorrar cientos de litros de agua en tu rutina de belleza
Belleza

Comienza a ahorrar cientos de litros de agua en tu rutina de belleza

Comienza a ahorrar cientos de litros de agua en tu rutina de belleza
Belleza

Comienza a ahorrar cientos de litros de agua en tu rutina de belleza

POR María Paz Maldonado | 09 julio 2022

El agua es uno de los recursos naturales más necesarios y limitados y, sin embargo, de los más desperdiciados. Por eso, en medio de una de las crisis hídricas más profundas que ha vivido Chile, te proponemos algunos hábitos clave con los que ahorrar cientos de litros de agua diarios al momento de cuidar tu piel.

CONTROLA LA DURACIÓN DE TUS DUCHAS

Se estima que en 10 minutos bajo la ducha se van cerca de ¡200 litros de agua! por el desagüe. Esto, sin contar el tiempo en que el agua queda corriendo mientras esperamos a que se tempere. Por cada minuto son 20 litros más…

Sin duda es el momento de nuestra rutina de cuidados en el que más agua gastamos; por eso es clave tomar consciencia del tiempo que pasamos en la ducha, que a menudo tiende a irse de las manos por el relajo que entrega el agua caliente. ¿Cómo mantener su duración a raya? Una buena técnica es poner una alarma o tener un reloj visible: así podrás llevar un control real del tiempo. O, si te duchas con música, ponte un límite de 1 o 2 canciones. Aunque para la experta en skincare y facialista Lía Klarmann (@adiccionbeauty) el mecanismo de control más efectivo y por cierto beneficioso para la piel, es la temperatura: “todos deberíamos ducharnos con agua tibia, ni fría ni caliente. Es lo ideal para la piel y el pelo. Un buen ejercicio es pensar en la temperatura del agua donde bañarías a un bebé. Además, así no pasas más tiempo del necesario, porque finalmente el calor es lo que ‘atrapa’ en duchas innecesariamente largas”.

PÁSATE A LA COSMÉTICA SÓLIDA Y WATERLESS

Los productos de belleza sólidos y waterless (sin agua en su composición) se alzan como una de las tendencias eco-friendly más populares de la industria. Si bien el boom waterless comenzó el 2015 en Corea como una apuesta para aumentar la efectividad de las fórmulas y reducir el uso de conservantes al eliminar el agua de su composición, hoy se ha convertido en un movimiento mucho mayor, enfocado en una producción más limpia y respetuosa con el medioambiente.

¿Una razón para llevar el estandarte green? Su formato compacto rinde más y, al no ser acuoso, se aclara mucho más rápido. El packaging también es otro importante punto a favor, ya que en general estos productos no utilizan envases plásticos, por lo que en su fabricación hay una notable reducción en el uso de agua.

Pero la facialista Lía Klarmann advierte que, al apostar por la cosmética sólida, “es fundamental mantener estos productos limpios y secos, para que no se acumulen bacterias con la humedad. Por otro lado, se corre el riesgo de abusar del producto porque cuesta medir la cantidad que se aplica; hay que estar muy atentas a cuánto utilizar”.

BIENVENIDOS LOS PRODUCTOS SIN ENJUAGUE

El aclarado, sobre todo de productos de textura muy oleosa como el acondicionador o gel de baño, es uno de los pasos en nuestra rutina de cuidados en el que gastamos más agua. Lo que es mucho más grave si esperamos con el agua corriendo a que el producto haga su efecto… Por eso la belleza sin enjuague se presenta como una excelente alternativa que ayuda a ahorrar agua de la forma más efectiva: cerrando la llave.

La marca Apivita ha sido una de las pioneras en entender la importancia del ahorro de agua, tanto en sus procesos productivos como en la innovación de productos multifunción y sin aclarado. “Apivita ha adoptado varios compromisos concretos con el uso y consumo del agua, año a año ha bajado la cantidad de su uso y ha creado sistemas de recolección y utilización del agua de la lluvia. Además, dentro del portafolio de productos, todos los años se lanza un producto nuevo que no tenga enjuague en las líneas de limpieza del rostro y capilares”, explica su Brand Manager, Carolina de Pablo Laneri.

APROVECHA TODA EL AGUA

Los minutos que esperamos a que el agua se tempere, ya sea en la ducha o en el lavamanos, equivalen a decenas de litros de agua desperdiciados por el desagüe. ¿Lo habías pensado? Por eso importante incorporar hábitos que reduzcan este despilfarro. Lo primero: no esperes a que el agua esté caliente y privilegia una temperatura tibia (es mejor para tu piel y reduce el tiempo de espera). Además, un buen hábito es tener siempre un recipiente en el baño para recolectar esa agua limpia y luego aprovecharla para regar, lavar, etcétera. “Algo muy práctico de hacer para dar uso a esa agua limpia que, por ejemplo, recolectamos de la ducha, o simplemente para no abrir y cerrar la llave del grifo, es tener en el baño una botella de vidrio con agua a temperatura ambiente y utilizar esa botella para hacer toda la rutina de skincare”, explica Lía.

SÉ UNA CONSUMIDORA DE BELLEZA INFORMADA Y RESPONSABLE

Aunque no tiene que ver directamente con los litros de agua que ocupamos en nuestra casa, ser una consumidora informada y responsable tiene una repercusión enorme en la cantidad de agua que implican nuestros hábitos de belleza. La ecuación es simple: si conoces tu piel y sus necesidades, podrás invertir en productos específicos y efectivos para ti, y aprovecharlos al máximo. Con esto evitamos compras innecesarias que terminarán abandonadas. Un ahorro para tu bolsillo y para el medioambiente. Y si un producto no te gusta, véndelo o regálalo, pero asegúrate de que alguien más le de uso, para que su producción y distribución no hayan sido en vano.

Te puede interesar