fbpx Revista Velvet | Amor a primera vista y eterno: La historia de Enrique Iglesias y Anna Kournikova
Celebrities

Amor a primera vista y eterno: La historia de Enrique Iglesias y Anna Kournikova

Amor a primera vista y eterno: La historia de Enrique Iglesias y Anna Kournikova
Celebrities

Amor a primera vista y eterno: La historia de Enrique Iglesias y Anna Kournikova

POR Sole Hott | 05 agosto 2022

Fue amor a primera vista y un flechazo para siempre. La pareja lleva más de 20 años juntos y hoy disfrutan de su vida en Miami junto a sus tres hijos.

Si bien las relaciones entre celebridades no siempre tiene el mejor de los finales, Enrique Iglesias y Anna Kournikova son la excepción. Ambos supieron cultivar su relación sin medios ni fanáticos marcando la pauta. Algo que no es fácil en la industria del entretenimiento y menos si la pareja está compuesta por dos famosos.

De cierta forma, el destino unió a dos personas que quizás podrían no haberse conocido nunca. Él cantante y compositor español, comenzando a despegar su carrera en 1990. Y ella, tenista rusa y modelo, que se formó profesionalmente en Estados Unidos, en la misma escuela de Andre Agassi, y que en esa época destacaba en el ranking mundial de categoría juvenil. Ambos tenían como objetivo principal su carrera. O al menos eso parecía.

Fue en 2001 cuando se vieron por primera vez. Ella fue invitada a participar en el videoclip del tema “Escape”. El flechazo fue inmediato y la química surgió al instante. Pero la confirmación oficial llegaría en los MTV Awards del año siguiente, donde llegaron juntos.

desde ese momento, las cámaras lograron seguir algo de la vida del cantante y la tenista, pero los flashes no llegaron mucho más allá. Así, un día se le vio un anillo en el dedo a Anna. Un enorme diamante rosado que confirmaba cualquier rumor sobre compromiso. Incluso se llegó a hablar de una boda secreta en México. Sin embargo, la información fue falsa y los fanáticos terminaron decepcionados.

Dos años después de conocerse, Anna anunciaba su retiro del tenis, y volvieron los rumores de matrimonio. Y lo mismo ocurrió en 2006, todo apuntaba a que la prensa no se había enterado de la celebración. Pero los rumores y suposiciones fueron tales, que Enrique Iglesias en su minuto negaba la boda rotundamente e incluso dijo a Glamour que la relación se había terminado. “Nos vamos a divorciar. Estoy soltero y me encuentro bien. No me molesta estar solo”, confesó. Pero al poco tiempo, Anna lo desmintió y dijo que se trataba de una broma.

Casi 20 años después, la incógnita sobre su matrimonio se mantiene. Es más en 2020, cuando la tenista recién había dado a luz a su tercera hija con Enrique, cambió su nombre en el perfil de sus redes sociales. Anna incluyó el apellido de Enrique, “Anna Kournikova Iglesias”, y las alarmas de boda volvieron a sonar.

Pero no todos los rumores apuntaron siempre a una ceremonia de unión, en 2013 fue todo lo contrario. Y se comentaba sobre ruptura de la pareja. El tema duró unos meses, pero al año siguiente el español habló al respecto. “Nos divorciamos hace tres días y quería darles la exclusiva. Es en serio. No, en serio, no se rían”, una vez más Enrique se lo tomaba como una broma.

Si hubo o no celebración de matrimonio quizás nunca lo sepamos, pero la pareja se mantuvo unida y lo continúa haciendo. Eso sí, hoy hay más integrantes en la familia. En 2017 le dieron la bienvenida a Nicholas y Lucy, cómo era de esperar en la pareja alejada de los flashes, nadie se enteró del embarazo. El nacimiento de los pequeños, coincidió con el matrimonio de Ana Boyer, la hermana de Enrique, por lo que no asistieron al evento. Ante su ausencia se habló de una mala relación entre los hermanos, pero luego se supo del feliz nacimiento. Y recién cuando tuvieron un mes de vida Iglesias y Kournikova comunicaron las buenas nuevas.

Por su puesto, los rumores de vientre de alquiler no faltaron, y en su momento Anna Kournikova publicó una foto en Instagram para callar los rumores.

Si bien en un comienzo publicaban pocas fotos de los niños, con el tiempo aumentaron los posteos y hoy comparten sus momentos familiares en redes sociales. Pero en una pareja a la que siempre le ha gustado el misterio, que publiquen fotos no significa que han dejado atrás el amor por su privacidad.

Así como hicieron con Nicholas y Lucy, en 2020 nació Mary, y la prensa no lo supo, sino hasta que sus padres compartieron en Instagram una foto de la pequeña. Es verdad que hubo rumores debido a algunas imágenes disfrutando del verano, pero más allá de eso solo era especulación.

El hermetismo lo mantienen hasta el día de hoy y actualmente viven en Miami en una casa de más de 1800 metros cuadrados que está ubicada en Bay Point y entre sus vecinos se destacan Ricky Martin, Gloria Estefan y Cher. La mansión, que compraron en 2013, cuenta con una enorme piscina privada, cancha de tenis y hasta un embarcadero en el que tienen su propio yate.

Y para asegurar su privacidad, Enrique mandó a construir un muro de cinco metros de altura para estar a salvo de los flashes de los paparazzis.

Te puede interesar