fbpx Revista Velvet | 6 alimentos que reducen y mejoran las ojeras
Belleza

6 alimentos que reducen y mejoran las ojeras

6 alimentos que reducen y mejoran las ojeras
Belleza

6 alimentos que reducen y mejoran las ojeras

POR equipo velvet | 04 abril 2022

Si tuviéramos que definir las ojeras, podemos decir que se trata de un trastorno de la piel en la zona ocular inferior. Las hay de diferentes colores y tienen diferentes orígenes.

¿Por qué tengo ojeras?

Según un estudio realizado por la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos, el principal factor que incide en la aparición de las ojeras es hereditario. Sin embargo, influyen también la melanina y la cantidad de oxígeno en sangre. Por su parte, la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) complementa con otros factores además de los hereditarios. Como, por ejemplo, enfermedades renales, el hipotiroidismo, una dieta no equilibrada o la acumulación de toxinas.

Tipos de ojeras

Por otro lado, los expertos diferencias, a nivel macro, entre dos tipos de ojeras. Las pigmentadas y las vasculares. Las primeras aparecen como consecuencia de eccemas o de un aumento de melanina en la piel de los párpados por herencia genética. Mientras que las vasculares pueden ser consecuencia de un mal estilo de vida, de tabaquismo, mala nutrición y estrés, entre otros. Además, estas últimas suelen estar relacionadas con el envejecimiento o la disminución excesiva de la grasa facial.

¿Bolsas u ojeras?

Ahora bien, es importante no confundir ojeras con bolsas. Si bien las dos aparecen en la misma zona, las bolsas son consecuencia de la pérdida de tono muscular y de la piel. Por lo mismo, con el tiempo pueden ir aumentando. En cambio, las ojeras son cambios de pigmentación de la piel en la misma zona donde se pueden haber bolsas.

Alimentación y estilo de vida

En el caso de las ojeras vasculares, llevar una buena alimentación y hábitos de vida saludable, son fundamentales a la hora de evitar las ojeras. La falta de sueño, el cigarro, la ansiedad, el estrés y el cansancio, entre otros, pueden acentuarlas. Esto, porque dichas situaciones elevan la dilatación de los vasos sanguíneos de esta zona.

En cuanto a la dieta, los dos enemigos principales no pueden ser otros que la sal y el alcohol. El exceso de sal genera retención de líquidos, por lo que favorece la generación de ojeras y bolsas en los ojos. Y el exceso de alcohol provoca mayor dilatación de los vasos sanguíneos que, junto a las toxinas que se acumulan, pueden llegar a pronunciar las ojeras. Por lo demás, sabemos que el alcohol deshidrata, uno de los factores que más promueve la formación de ojeras y bolsas.

Los expertos también coinciden en lo contraproducente de los alimentos procesados. Esto, porque tienen mucha sal, azúcares y grasas, y aumentan la concentración de toxinas en nuestro cuerpo. Lo que se verá reflejado en nuestras ojeras. La anemia o el déficit de hierro también pueden acentuarlas, ya que conlleva una pobre oxigenación de los tejidos.

Y así como hay alimentos que incentivan su aparición, hay otros que ayudan a mejorar la situación ojeras. Eso sí, se debe tener en cuenta que el factor genético es decisivo.

Carnes rojas

Los alimentos ricos en hierro ayudan a evitar anemias, por lo que mejora la oxigenación de los tejidos. Este mineral se encuentra en alimentos como la carne roja (ideal consumir una o dos veces por semana), el brócoli, las legumbres, los mariscos o los frutos secos.

Kiwi

Es una buena fuente de vitamina C y un poderoso antioxidante que ayuda a combatir las toxinas y radicales libres de la piel, ayudando a la generación de colágeno. La vitamina C contribuye a la absorción de hierro, de manera que es ideal combinar estos alimentos (kiwi, frutillas, piña, cítricos) con otros ricos en hierro, como las legumbres.

Huevo

Son ricos en proteínas y tienen un alto valor biológico, ya que contienen todos los aminoácidos esenciales. Además, son una buena fuente de vitamina A, la que actúa como encargada de protegernos de los rayos solares, generando más melanina, la responsable de la pigmentación de la piel. También podemos encontrar esta vitamina en alimentos como el queso o en algunas verduras ricas en betacarotenos, como la naranja, la zanahoria o las espinacas.

Palta

Las grasas saludables presentes en alimentos como el aceite de oliva virgen extra, el pescado azul, los frutos secos o el la palta, ayudan a tener una correcta regeneración de la piel, evitando que se reseque, lo que puede atenuar y mejorar el aspecto de las ojeras. Son además buenas fuentes de vitamina E, que tiene un poder antioxidante muy fuerte y protege del envejecimiento celular.

Brócoli

Al igual que alimentos como la piña, las papas, los cereales, las verduras de hoja verde o el salmón, el brócoli es rico en vitamina K. Esta mejora la circulación sanguínea, por lo que cumple un papel importante en el mantenimiento de la piel.

Espárragos

Los alimentos diuréticos también ayudan a mejorar la retención de líquidos del cuerpo y favorecer el buen funcionamiento del flujo sanguíneo. El zapallito italiano, la piña y las alcachofas son algunos de ellos, así como las infusiones de cola de caballo y el té verde, entre otras.

Por último, y detalle importante, recuerda que mantener una buena hidratación, que equivalen a un promedio de entre 6 y 10 vasos. La hidratación tiene un rol importante en muchas funciones del cuerpo, entre ellas, la regulación de la tensión arterial, que tiene una relación directa con las ojeras. Al mantenernos hidratados, la piel está equilibrada y la barrera protectora es fortalecida y flexible. De esta forma, aquellas zonas más delicadas como el rostro, están mejor protegidas de agentes externos.

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar