fbpx Revista Velvet | ¿En qué fallamos?

Lecturas @LenkaC

¿En qué fallamos?

Por Lenka Carvallo | 10 junio 2021

Discriminación, machismo, violencia racial, son sólo algunos de los ingredientes de una fórmula de tinte oscuro y con olor a agua podrida con que la norteamericana Joyce Carol Oates vuelve a impactar con Delatora, su premiada última novela.

«La violencia del mundo de Oates es excesiva porque se parece mucho a la nuestra». Así describió el New York Times a esta autora, a la vez figura de culto y best seller; reina de la llamada novela noir, de esa que nos remueve las venas, que nos desgarra con dientes envenenados para dejarnos heridos, pensando.

Ese es el sello de Joyce Carol Oates, una mujer de 82 años quien dada una inteligencia prodigiosa (es miembro del club Mensa para superdotados) y una necesidad compulsiva por narrar, hoy tiene a su haber medio centenar de novelas, sin contar más de 400 relatos, ensayos, obras de teatro.

JC Oates es uno de los grandes nombres de la narrativa norteamericana contemporánea, ganadora del prestigioso National Book Award, el PEN/Malamud Award, el Prix Fémina Étranger, la National Humanities Medal (máximo galardón del gobierno estadounidense en el ámbito de las humanidades, algo así como nuestro Premio Nacional de Literatura). Varias veces candidata al Nobel.

A fines del 2020 sumó a su lista de reconocimientos el premio Pepe Carvalho que entrega el Ayuntamiento de Barcelona, en el marco del festival literario BCNegra por su más reciente novela publicada en Chile: Delatora (Alfaguara).

Es la historia de Violet Rue, quien a través de una narración en primera persona y con retrovisor, revela una historia que se inicia cuando, de ser la hija menor de una numerosa familia irlandesa en South Niágara, Estados Unidos; la predilecta en el hogar de los Kerrigan, se convierte en una figura ominosa dentro del clan. Una ‘rata traidora’ condenada al destierro familiar con tan solo 12 años.

Discriminación, machismo, violencia racial, son sólo algunos de los ingredientes que JC Oates utiliza en una fórmula de tinte oscuro y con olor a agua estancada que ella sabe utilizar con maestría.

«El mundo actual está tan impregnado de misterio y crimen que necesita de verdad una literatura que exponga las maquinaciones del mal para que se pueda alcanzar la justicia, el idealismo paradójico del noir, que ilumina y a la vez explora sin miedo lo oscuro a través de personajes ficticios con los que podemos identificarnos y empatizar».

En Delatora la violencia es subyacente, una bestia que se arrastra silenciosa, oculta entre sombras y de la que es mejor no hablar. Las verdades se callan, se ocultan, se ignoran como un pacto tácito y a perpetuidad. Pero visto a la distancia, a través de los recuerdos que va aireando Violet Rue en el tendedero, revelan una falla social que después de cinco décadas permanece más viva que nunca. Una falla que el 2020 estalló en Estados Unidos tras el asesinato a George Floyd, como también poco antes sucedió con esa punta de flecha feminista #Metoo.

«Exploro los delitos contra mujeres y niñas, que son particularmente vulnerables, y mi atención se centra en que obtengan justicia o, al menos, si no la tienen, tengan la fuerza suficiente para seguir adelante con sus vidas. No es para nada ‘buenismo’ ni finales felices, sino la vida abriéndose paso, gente levantándose y echándose a andar como se pueda, con lo que se tenga. Mi escritura en ese sentido es sólidamente optimista».

Joyce Carol Oates es profesora de escritura en la Universidad de Princeton. Entre sus obras más aclamadas está Qué fue de los Mulvaney, La hija del sepulturero, Infiel, Memorias de una viuda, Blonde. Muy recomendable es su serie de clases magistrales en la plataforma MasterClass.

Comentarios