fbpx Revista Velvet | “Los hombres tenemos el trabajo de sacarnos el patriarcado”

Actualidad

“Los hombres tenemos el trabajo de sacarnos el patriarcado”

Por equipo velvet | 08 abril 2021

Nicolás Oyarzún, en exclusiva para Revista Velvet.

Entrevista Pía Gajardo Fotos @Ozcar  M&H Tyare Dreyer  Styling Matthew Amengual

El bicho se lo toma en serio, no sale mucho, su mamá estuvo hospitalizada por Covid-19 y trata de ayudar con su granito de arena: cuidándose. Su papel de Gerardo Montero en Perdona nuestros pecados y Franco León en Isla Paraíso aún no se olvidan y hoy se roba las miradas en la exitosa teleserie Edificio Corona.

En un escenario marcado por la pandemia, el Nico nos habla sobre su matrimonio en modo coronavirus, el susto que pasó con su madre, de su música y de lo que piensa del éxito. Una entrevista que se realizó antes de que la Región Metropolitana entrara a cuarentena total y que Nicolás lanzara su primer EP de solista, La Salida. «Espero que le guste a la gente, y si no es así, aunque suene pedante, a mí me encantó hacerlo», reconoce con simpatía. Una cita en el Hard Rock Café del Costanera Center, con mascarillas, distanciamiento social y todos los cuidados pertinentes a la crisis sanitaria.

«El bicho me lo tomo en serio», dice enfático Nicolás. «No salgo mucho, trato de cuidarme. Mi familia estuvo con Covid-19, yo no, pero mi mamá estuvo hospitalizada y pasamos susto, entonces creo que cuidarme es mi granito de arena para aportar», advierte el actor quien en el último tiempo tomó grandes decisiones en su vida como casarse y dejar su banda Mercali, en la que participó desde 2018.

En esa época comentó en una entrevista que lo frenaba el hecho de que dijeran «este loco quiera hacerlas todas», pero hoy dice lidiar de otra forma con esas inseguridades. «Este proceso de encierro que tuvimos por obligación el 2020, generó muchos cambios en mí. Siento que no estoy dispuesto a preocuparme por cosas que me preocupaban antes; esto es lo que soy y al que le molesta ya es problema de él. Con Mercali pudo recorrer Chile, fue un privilegio, pero era como «ya, eres actor o músico». En este país se castiga mucho el concepto de multidisciplinario. Ahora trabajo solo, en canciones para mí. Antes de cualquier cosa, me gusta hacer canciones para mí. Me sirven como un diario de vida, porque después las escucho y veo las cosas que me han pasado en su momento.

Teleseries en pandemia

Música y actuación, dos constantes en la vida de Oyarzún, y que durante la pandemia se han mantenido presentes. El actor asegura que grabar en pandemia ha sido muy diferente a lo creyó. «A mí me gusta y lo que me da rabia es que me acostumbré», comenta sonriendo. Como muchos creyó que esto pasaría rápido, pero, en cambio, hoy se realiza dos PCR a la semana. «También nos hacen exámenes de antígeno cuando hay escenas de besos, mascarilla en todos lados. Ha sido un espacio bastante controlado», agrega.

El éxito de la teleserie es evidente, y si bien él es parte del fenómeno televisivo, dice tener problemas con el concepto en sí. «Siempre he tenido un conflicto con la palabra éxito. Creo que el éxito tiene que ver con existir, es tan hacia afuera… Y con lo que yo me muevo es con la satisfacción, el cómo me siento yo con lo que estoy haciendo o con lo que está pasando, más que de lo que le pasa a la gente con lo que yo hago».

Si bien hasta hoy, solo ha cosechado éxitos, no ha estado ajeno a las críticas y sobre todo, de la autocrítica. Y hace un par de meses sus dichos en el programa Más Vale Tarde, hace tres años, lo hicieron protagonista de la polémica al referirse al aborto.

«Todos los días, los hombres tenemos el trabajo de lograr sacarnos el patriarcado. Además, soy una persona convencida de que las personas cambian sus discursos, y si eso no pasa es porque no estás escuchando al otro», comenta al respecto. Y agrega, «Actualmente mi postura es absolutamente distinta, al punto que creo que como hombre no tengo que opinar sobre el aborto».

Galán de galanes

En diciembre pasado E! lo eligió como el galán más galán de Chile, un título que al actor le causa gracia, ya que «a nadie le llegó una encuesta». Y es que para el Nico los reconocimientos son por méritos, como su interpretación, pero no por «tener ojos claros». «Si yo me sintiera feliz por este ‘logro’, estaría traicionando todo lo que yo quiero que cambie. Pero me parece gracioso imaginar el proceso de elección. Nadie votó por nadie. Fue gratis», comenta.

Nicolás confiesa que si no hubiese sido actor, le habría gustado ser cocinero. Dice llevar una vida coherente y se considera un buen tipo. «Creo que es una obligación ser buena persona».

La entrevista completa podrás leerla en la próxima edición de Revista Velvet.

 

Comentarios