fbpx Revista Velvet | Los beneficios del yoga prenatal y cómo te ayuda en el parto

Belleza

Los beneficios del yoga prenatal y cómo te ayuda en el parto

Por Sole Hott | 23 febrero 2021

Es uno de los ejercicios favoritos para hacer durante el embarazo y los expertos coinciden. ¿Por qué?

Las embarazadas saben perfectamente qué pueden hacer, y qué no, durante aquellos 9 meses de espera. Y como todo en la vida, el deporte es un complemento. Y en este caso en particular, el yoga prenatal aparece como el más popular. ¿Cuál es la razón?

Los especialistas recomiendan el ejercicio físico (con las precauciones correspondientes) durante los meses de gestación. Y es que esto ayuda a la futura madre a nivel físico, pero también psicológico. Según una publicación de Mayo Clinic Guide to a Healthy Pregnancy, el yoga aparece como una de las principales actividades a realizar durante el embarazo debido a sus múltiples beneficios y a la facilidad que resulta para las mujeres embarazadas para mantenerse activas y en forma, mostrándose como una buena actividad de preparación para el parto.

Ignacia Benavente, instructora de vin yasa, yin yoga y creadora de (Re)evolution Yoga explica que «El yoga es una práctica que nos enseña a volver al presente, a ser más conscientes de nuestro cuerpo y de nuestra respiración y a comprender, por experiencia propia, que podemos generar una brecha con el movimiento constante de nuestra mente, encontrando un espacio de paz y calma que está dentro de nosotros». Y agrega, «Si esto lo experimenta una persona con una práctica constante, imagínate una persona que tiene otra vida adentro«.

Por definición, cualquier ejercicio de yoga ayuda a tener un enfoque y estimular la concentración mental y respiración focalizada. De ahí que en el caso de las embarazada cobre especial protagonismo y se desplieguen una serie de beneficios que se agradecen. Dormir mejor, reduce el estrés y ansiedad. Por otro lado, a través de su práctica aumentan la fuerza, flexibilidad y la resistencia de los músculos necesarios para el parto, así como también una disminución del dolor de la espalda baja, las náuseas, dolores de cabeza y dificultad para respirar.

«Los beneficios físicos son muchísimos, al movilizar la columna, te ayuda a relajar la espalda, los hombros y el cuello. Las posturas que suelten y relajen las caderas son muy recomendadas y te servirán al momento del parto aliviando la tensión alrededor del cuello uterino, el canal de parto y la pelvis», agrega Ignacia Benavente.

Y desde el lado más espiritual, el yoga en el embarazo profundiza la conexión con tu bebé, a través de tu respiración y conciencia corporal. Esa transformación física tiene una directa relación con la paz dentro de ti y de tu guagua. «Al aumentar la flexibilidad de tu cuerpo y experimentar la ligereza, estás haciendo más espacio para que tu bebé crezca libremente, mejorando la circulación de la sangre a través de las posturas. Y al cultivar un espacio de calma y paz dentro de ti, estás creando el mejor entorno para que tu bebé crezca sano física y espiritualmente«, explica.

A la hora del parto, tanto la respiración como la consciencia de tu cuerpo serán tus mejores guías y, como confirma Ignacia, «te ayudarán a conectarte con los dolores, aliviarlos y a conectarte con el milagro del cual eres protagonista: crear una nueva vida humana«.

Por último, la recomendación en que coinciden expertos en yoga y medicina, se debe contar con clases especializadas y guiadas por expertos, cada clase contenga los pilares fundamentes si de un parto se trata: respiración, estiramientos suaves, posturas, enfriamiento y relajación.

 

Comentarios