fbpx Revista Velvet | Coronavirus: ¿Cuándo el miedo a contagiarse se convierte en fobia?



Actualidad

Coronavirus: ¿Cuándo el miedo a contagiarse se convierte en fobia?

Por Vero Marinao | 22 mayo 2020

La sicóloga Maciel Jara nos explica la diferencia.

En la película “Mejor Imposible”, la obsesión del personaje de Jack Nicholson por tener las manos muy limpias era producto de su personalidad obsesiva-compulsiva. Hoy, sin embargo, todos nosotros, tengamos o no esa condición sicológica, nos lavamos las manos a cada rato.

Es lo que hay que hacer y está bien que así sea. Pero si nuestra preocupación por la limpieza y desinfección se vuelve inmanejable, significa que el miedo normal a contagiarse con Covid 19 se convirtió en una fobia. Así lo explica Maciel Jara, psicóloga clínica y directora técnico del Centro de Salud Mental Crecer.

“En estos momentos, cualquiera de nosotros podría parecer que desarrolló una pequeña obsesión con lavarse las manos, porque lo hacemos mucho más que hace 6 meses, pero en realidad no es así. La obsesión se trata de tener conductas repetitivas que la persona no puede dejar de hacerlas.  Como le causa tanta ansiedad la idea de contagiarse, la única forma de calmarse es teniendo conductas obsesivas que finalmente no la calman; por ejemplo, terminan de limpiar toda la casa con cloro y, después de eso, alguien toca algo y le parece que se contaminó, y vuelva a limpiar todo nuevamente (…) En resumen, la fobia es un miedo o ansiedad intensa por una situación específica, que en este caso sería el coronavirus. Esa fobia puede generar que la persona intente calmar su ansiedad a través de conductas obsesivas, como por ejemplo las asociadas al tema de la desinfección”.

No es fácil hacer la distinción, explica la especialista, pero un indicador importante es que la reacción sea desproporcionada al estímulo. “Hoy, todos, en mayor o menor medida, estamos asustados por lo que nos puede pasar a nosotros o a algún cercano, pero no pensamos todo el día en eso; hacemos cosas. Los pensamientos de las personas con fobias, en cambio, giran principal o casi exclusivamente giran en torno a esta idea de contagiarse (…)».

Y agrega, «La persona se vuelve poco funcional y sus actividades normales y rutinarias se empiezan a ver afectadas». Explicando el alcance de esto, «Algunas madres se vuelven super aprensivas con sus hijos y les provocan más estrés de lo que ya significa el encierro. Por ejemplo, los mantienen en lugares muy específicos donde todo está desinfectado. Si están seguras de que el living está bien desinfectado, los mantienen sólo ahí”, comenta, y aclara que estas situaciones ocurren con pacientes específicos, no es que a la gran mayor parte de la población le estén pasando estas cosas.

“Un punto de corte (para determinar si es miedo normal o fobia) es evaluar la funcionalidad de la persona. Todos nos lavamos las manos, tenemos resguardos y, obligatoriamente, usamos mascarillas, pero seguimos haciendo nuestra vida. Deja de ser normal cuando la persona genera insomnio a partir de este miedo y presenta agitación asociada a la ansiedad, taquicardia, llora constantemente o, si ve las noticias, le causa un malestar desproporcionado”, dice. Entonces, es momento de consultar a un especialista.

Comentarios