Actualidad

La peculiar Jojo Rabbit en los Premios Oscar 2020

Por Francisca Olivares | 07 febrero 2020

Su propuesta no ha dejado indiferente. Algunos celebran a Jojo Rabbit por su creatividad, otros la consideran detestable. Habrá que ver cómo le va en los Premios Oscar 2020.

Jojo Rabbit, dirigida por el escritor y comediante neozelandés Taika Waititi (1975), es una de las nominadas a los premios de la Academia. que se entregan este domingo 9 de febrero. Aunque a la fecha no ha ganado nada (estuvo nominada a los Globos de Oro), quizás la peculiar Jojo Rabbit en los Premios Oscar 2020 dé una sorpresa.

En todo caso es difícil que se dé un sorpresivo triunfo. La cinta trata de manera satírica los tiempos de la Alemania nazi bajo la mirada de un niño que se llama Jojo, que quiere ser parte de las juventudes hitlerianas. Además tiene de amigo imaginario a Adolf Hitler. Sin embargo, su madre es una mujer que está contra el régimen y esconde a una niña judía en su casa.

La escena que da el nombre a la película

 

Una trama complicada

Y es que más allá de la creatividad, el colorido, la genial actuación del pequeño Jojo (interpretado por Roman Griffin Davis, de 11 años), la dulzura del papel de Scarlett Johansson (la madre) y la fuerza de Thomasin McKenzie (la niña judía) es una película que juega en el límite.

Thomasin McKenzie interpreta a la niña judía que se esconde en la casa de Jojo.

Lo más rápido y fácil es quedarse con que buena parte de Jojo Rabbit es una sátira, como también se da en el musical Los Productores. Pero es inevitable considerar las susceptibilidades que válidamente encuentren que Adolf Hitler (protagonizado por el mismo director, Taika Waititi) no da para soltar una mínima risa.

Waititi como Hitler.

De hecho, Nick Schager de la revista Esquire abiertamente dijo que esta película es una cinta detestable, especialmente en este tiempo de creciente nacionalismo blanco. Desde el comienzo hasta “el final empalagoso”, agrega, “esta saga sobre un joven aspirante a nazi es un fiasco”, que combina ignorancia histórica, humor pop corn y risas triviales.
Por su parte, Taika Waititi –cuya madre proviene de una familia de judía que escapó de Rusia– ha dado numerosas entrevistas aclarando los posibles cuestionamientos y a lo que más ha aludido es al desconocimiento de las nuevas generaciones sobre el Holocausto. “Me preocupa que la gente sea insensible. Por ejemplo, el periódico The Guardian hizo una encuesta el año pasado que decía que el 41% de los estadounidenses y el 66% de los millennials nunca había oído hablar de Auschwitz. Eso me impactó”, mencionó en una entrevista.

Comentarios