Moda

Semana de la Moda de Milán o el triunfo de la nueva masculinidad

Por Jon Reyes | 14 enero 2020

Hoy finalizó una de las citas de la moda masculina más vibrantes de los últimos años. El 25 aniversario de Dsquared2 y el quinto de Alessandro Michele a la cabeza de Gucci fueron algunos de los protagonistas. Lo andrógeno y el no gender fueron los invitados de honor.

La expectación en el Palazzo delle Scintille de Milán era total. Gucci sería la encargada de cerrar la Semana de la Moda Masculina de Milán para la temporada Otoño-Invierno 2020. La casa italiana volvía a este evento después de años de ausencia y lo mismo hacían firmas como Prada y Salvatore Ferragamo. Previo al show, en las historias de Instagram (obvio, todo muy 2020) Alessandro Michelle, el director creativo de Gucci, adelantaba en qué se había inspirado para esta nueva colección con la que celebra cinco años al mando creativo de la firma y en donde le ha puesto un sello claramente distintivo a lo que estábamos acostumbrados a ver en otras eras.

El italiano no defraudó y lo que vimos hoy en la pasarela (decorada con un péndulo gigante que recorría el lugar) fue el broche de oro para una semana en que las siluetas del nuevo hombre desfilaron ante los asistentes. Todo lo andrógeno, el oversize, muchos colores, reminiscencias a la época disco y también a los orígenes fueron lo que mostraron las marcas en esta oportunidad.

Parte de la propuesta presentada por Gucci

Días antes, la marca Dsquared2 fundada por los hermanos Dean y Dan Caten celebraba su 25 aniversario en la Semana de la Moda Masculina de Milán y contrariamente a lo que muchos pensaban (que nuevamente veríamos modelos enfundados en cuero con una estética muy glam rock) la firma presentó una colección algo grunge que incluyó ponchos y capuchas.  “Hemos planteado una versión muy actual de lo que somos”, dijo Dan. “No consiste en hacer un poco de todo, sino en crear a partir de nuestra identidad. Por ejemplo, todo está alargado algunos centímetros: las siluetas, los bajos de las chaquetas, los tacones, las mangas. Es muy extremo y por eso los modelos parecen personajes de dibujos animados, seres casi inhumanos, avatares o dioses”. El show de la firma terminó con los hermanos en la pasarela junto al grupo disco Sister Sledge quienes cantaron su hit We Are Family.

Dsquared2

Quienes también sorprendieron porque mostraron algo completamente distinto a lo que venían haciendo durante los últimos años fueron Domenico Dolce y Stefano Gabbana. Los italianos le rindieron honor a los trabajos artesanales como la carpintería y la agricultura en donde el tejido fue su máximo exponente en tonos neutros, grises y casi nada de estampados, a diferencia de sus últimas propuestas en donde la omnipresencia de las flores, los brillos y los símbolos religiosos deslumbraban a las generaciones milllenial y centennial. Grandes abrigos tejidos y jerseys acapararon la atención en el show de Dolce & Gabbana.

El tejido fue el protagonista de la colección de Dolce&Gabbana

Francesco Rizzo viene haciendo lo suyo con Marni hace algún tiempo. El director creativo de las colecciones masculinas de la firma no deja de sorprender por sus presentaciones eclécticas en donde la performance cobra un valor primordial. El sábado pasado los asistentes (y los millones de seguidores que vieron el show en vivo por Instagram) simplemente se quedaron sin palabras. Imagine una rave electrónica en donde los cortes perfectos, las siluetas alargadas y los estampados tan característicos de la marca son los principales protagonistas. Mejor no imaginárselo y contemplar el vídeo de lo que se transformó en uno de los puntos más destacables de esta edición de la Semana de la Moda Masculina que nos dejó un dulce sabor por la moda y el estilo.

 

 

 

 

 

Comentarios