Cultura

Así se vivió un nuevo Piknic Éelectronik

Por Jon Reyes | 10 diciembre 2019

Cientos de personas bailaron en el Mirador Pablo Neruda del Parque Metropolitana en la fiesta más ondera del verano.

Ya son cinco años en que esta fiesta electrónica sigue conquistando a miles de capitalinos y a quienes llegan especialmente de regiones para vivir una jornada llena de música, ricos tragos y compartir con los amigos y la familia. Porque si algo queda queda claro es que Piknic es para todos. Y cuando decimos «todos» es porque con el paso de los años el evento se ha transformado en un desfile permanente de multiculturalidad en donde la diversidad es bienvenida en todas sus expresiones. La última fecha de este año se realizó en el Mirador Parque Neruda del Parque Metropolitano, el pasado fin de semana.

¿Quién diría hace unos años que los santiaguinos terminarían bailando hasta la medianoche de un domingo literalmente en la punta del cerro? Piknic lo hizo posible y eso se agradece. Al contemplar la impresionante vista de Santiago desde las alturas mientras caía la noche, por momentos uno se sentía una espacie de paréntesis entre todo lo que ocurre en la ciudad. En días de estallido social, la vibra y energía que se sentía entre los asistentes era de comunión al ritmo de la música. En varios puntos de la fiesta se podía ver a mujeres con pañuelos verdes en señal de apoyo a la causa feminista y al aborto libre y seguro. Más de algún asistente llegó también con como muestra de apoyo al movimiento social.

Esta vez el line up estuvo conformado por Jordan, Mike Shanon (quien fue el encargado de prender a la gente en el atardecer), el dj set de WhoMadeWho quienes impactaron con una presentación impecable. Muchos de los asistentes habían llegado especialmente para ver al duo en vivo. Steve Bug también estuvo en esta nueva edición de Piknic, haciendo bailar a los cientos de asistentes al lugar. No es fácil llegar hasta el Mirador Pablo Neruda, pero hay que destacar la buena organización en el tema de los buses de traslado desde Avenida El Cerro hasta la fiesta. No vimos ningún incidente. Otro tema positivo fueron las estaciones de reciclaje que estaban repartidas por el lugar. El único punto negativo en que concordaron varios de los que fueron en esta ocasión fue lo incomodo que podía hacerse el lugar, considerando que es lo más parecido a un coliseo. Subir y bajar las escaleras al ritmo de la música puede mejorarse para futuras entregas de una de las fiestas más importantes del verano en nuestro país.

La próxima edición de Piknic Électronik será el 4 de enero en el Parque Padre Hurtado.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios