fbpx Revista Velvet | 10 cosas que quizás no sabías de la celulitis
Belleza

10 cosas que quizás no sabías de la celulitis

10 cosas que quizás no sabías de la celulitis
Belleza

10 cosas que quizás no sabías de la celulitis

POR equipo velvet | 12 enero 2022

Los expertos aseguran que hay dos tipos de mujeres, las que tienen celulitis y las que la tendrán, casi con total seguridad, en algún momento. Por lo mismo, sugieren que se debe conocer en los más profundo para poder combatirla con eficacia, o más bien, con algún efecto real.

La celulitis goza de mala fama, pero en gran parte se debe a que nos acordamos tarde de ella. De forma más precisa, a la hora de ponerse el traje de baño. Una batalla a la que se le suma la alimentación, el ejercicio y la genética. Y es que quienes piensen que su aparición está asociada al sobrepeso, están completamente equivocados. Es más, muchas mujeres delgadas se enfrentan a ella. De ahí la importancia de saber qué es, cómo aparece y cómo combatirla para reducirla.

Se debe partir de la base, ¿qué es la celulitis? Es la acumulación de tejido adiposo en determinadas zonas y que forman nódulos de grasa asociados a retención de líquido y toxinas. ¿Quién la sufre? La respuesta corresponde a más del 80% de las mujeres, delgadas y deportistas incluidas. ¿Dónde se manifiesta? Las zonas más frecuentes de aparición son piernas, abdomen y brazos. Esto, porque las hormonas femeninas hacen que la grasa se distribuya más en caderas y muslos, en la menopausia se acumula más en el abdomen.

¿Cómo se desarrolla? La celulitis se divide en 4 fases. La primera afecta a la dermis y al tejido celular subcutáneo. El aumento de los adipocitos o un mal drenaje de las células, provoca un edema. En la segunda fase, el edema crece y aparece la piel de naranja con sus hoyuelos típicos que se producen porque los adipocitos tiran hacia arriba mientras que los tractos fibrosos tiran hacia abajo. En la tercera fase, los tabiques se fibrosan y se acortan, y aparecen los problemas circulatorios y las varices. La cuarta fase llega cuando el problema se hace crónico y es imposible revertirlo si no es con medios quirúrgicos.

¿Sabes en qué base te encuentras? Estás en la primera si no tienes hoyuelos a la vista pero, si te pellizcas, afloran. En la segunda, los hoyuelos están presentes cuando estás de pie pero, al acostarte, desaparecen. Cuando los hoyuelos son visibles en cualquier postura, estás en la tercera fase. Y en la cuarta fase, verás nódulos duros además de los hoyuelos.

¿Cuántos tipos hay? Son 3 tipos de celulitis: La dura, que se da en personas fibrosas y con la piel firme, y la cual es dolorosa y produce sensación de frío o calor en la zona. La flácida o blanda, y la más común, de aspecto gelatinoso, no debería doler, y se da en personas sedentarias o con cambios bruscos de peso. Y, por último, la edematosa que puede darse a cualquier edad, en piernas gruesas y con insuficiencia circulatoria.

¿Qué puede causarla? Su origen obedece a varios factores. Pero hay dos causas que sobresalen: la carga genética y el factor racial. Por ejemplo, se da más en blanco y negros que en asiáticos. Luego vienen causas como hormonas y circulación. Por la primera, resulta más habitual en las mujeres, y una mala circulación puede agravar los problemas.  Por último, hay otros factores que también influyen y que podemos modificar para combatir la celulitis, por ejemplo, el sedentarismo, el estrés, la ropa ajustada, usar tacos o la falta de ejercicio regular, entre otros.

¿Se puede prevenir? Hay hábitos que ayudan a minimizarla. Y la dieta es clave, sobre todo, si va enfocada a favorecer la circulación sanguínea y linfática. Es decir, tomar mucha agua, reducir la sal, elegir alimentos ricos en potasio que mejoran la circulación, algunos depurativos como el apio, la piña y los espárragos, también los ricos en fibra y con bajo aporte de grasa e hidratos. Además recomiendan ingerir vitamina C para fortalecer los capilares.

El uso de ropa muy ajustada o la exposición directa al calor también perjudican. Por lo mismo, aconsejan cosas que benefician como activar la circulación de las piernas con una esponja exfoliante realizando un suave masaje ascendente en la ducha y, al terminar, un chorro de agua fría ascendente también desde los tobillos hasta los muslos. Tras la ducha se puede aplicar una crema anticelulítica con un ligero masaje con los nudillos seguido de movimientos circulares ascendentes hasta su total absorción.

¿Cómo se elimina? La celulitis no se revierte en un día y depende si proviene de grasa localizada o no. La liposucción y otros tipos de tratamiento dependerán del tipo de celulitis y de la piel. Por lo mismo se debe recurrir a un experto.

¿Cómo es un buen anticelulítico? Debe tener activos lipolíticos o quemagrasas, así como también drenantes que favorecen la eliminación de líquidos. Ingredientes que hidratan y reafirman la piel, y que actúan sobre la microcirculación. Además, es ideal que las texturas sean frescas, ligeras y de rápida absorción.

 

 

 

Te puede interesar