fbpx Revista Velvet | ¿Qué está pasando en Estados Unidos con el caso Roe v. Wade?
Actualidad

¿Qué está pasando en Estados Unidos con el caso Roe v. Wade?

¿Qué está pasando en Estados Unidos con el caso Roe v. Wade?
Actualidad

¿Qué está pasando en Estados Unidos con el caso Roe v. Wade?

POR Rommy Buchholz | 10 mayo 2022

A principios de mayo, un borrador filtrado de la Corte Suprema se difundió en Estados Unidos. En este, se hablaba de la posibilidad de revocar el caso Roe contra Wade, de quienes depende la protección del derecho al aborto en el país desde 1973.

La noticia ha provocado manifestaciones en diferentes lugares de Estados Unidos. Y todo se volvió mucho más real cuando la Casa Blanca confirmó que se trataba de un documento veraz, que en caso de aceptarse haría que los derechos reproductivos sean reescritos casi de inmediato. 

Ante esto, muchas personalidades han declarado su indignación ante la situación, incluyendo a la propia vicepresidenta Kamala Harris quien señaló: «Es hora de luchar por las mujeres y por nuestro país con todo lo que tenemos».

Por otro lado, el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, también confirmó la autenticidad del texto y ha iniciado una investigación contra la filtración del documento, aunque ha asegurado que la decisión del Tribunal no es definitiva, por el momento. 

¿De donde surge el caso Roe v. Wade?

Fue en 1970 cuando una mujer llamada Norma McCorvey, con el seudónimo de Jane Roe, quiso interrumpir su embarazo y puso un recurso contra el artículo 1.196 del Código Penal del Estado de Texas, donde residía, ya que este prohibía y castigaba con multa y cárcel el aborto, excepto si era para salvar la vida de la madre.

Durante el largo proceso, Henry Wade, el fiscal de distrito del condado de Dallas, representó al Estado de Texas. Para esa primera instancia, el Tribunal falló a favor de la denunciante pero no se pronunció sobre el derecho al aborto, y ambas partes apelaron.

Un año más tarde, el caso llegó hasta el Tribunal Supremo de Estados Unidos, pero el veredicto tardaría dos años en concluir, cuando la hija de McCorvey ya había nacido y sido dada en adopción, pero la decisión fue clara y sentó un precedente que se extiende hasta ahora.

Así, el 22 de enero de 1973, el máximo Tribunal dictaminó, por 7 votos a favor y 2 en contra, que la ley de Texas era inconstitucional y se basó en el derecho constitucional a la privacidad para incluir ahí la decisión de una mujer sobre si desea o no interrumpir su embarazo.

La decisión de este caso, que actualmente se resumen en un documental de Netflix titulado Caso Roe (2018) supuso la anulación y modificación de numerosas leyes estatales y federales sobre el aborto, que resultó como un derecho constitucional en todo el país.

Volviendo al conflicto de este mes, el documento filtrado de 98 páginas escrito por el juez magistrado Samuel Alito, que publicó Política, califica la decisión de Roe vs Wade como «equivocada», y cinco jueces conservadores, de un total de nueve, apoyarían este cambio. 

«La conclusión ineludible es que el derecho al aborto no está profundamente arraigado en la historia y las tradiciones de la nación», asegura el texto, que añade que es «hora de hacer caso a la Constitución y devolver el tema del aborto a los representantes electos del pueblo».

Un detalle muy importante, y que varias de las manifestantes han destacado es que de estos jueces, la mayoría habían sido nombrados por republicanos, y se suma a una cruzada reaccionaria muy centrada en la lucha contra los derechos de las mujeres que ha aumentado estos últimos meses. 

¿Qué pasará si se anula el Roe v. Wade? 

Según señala The New York Times, el aborto no sería ilegal en todo el país como muchos creen, sino que cada estado decidirá si será legal, y en qué instancia. «Muchos estados seguirían permitiéndolo, y algunos incluso han empezado a tomar medidas para ayudar a las mujeres que viven en estados que probablemente restrinjan el aborto».

Por otro lado, en algunos estados existe más probabilidad de que se revoque este derecho constitucional, y según el Centro de Derechos Reproductivos, un grupo que lucha contra las restricciones al aborto en los tribunales y que sigue de cerca las leyes estatales, es posible que ocurra hasta en 25 estados. 

Esos estados serían: Alabama, Arizona, Arkansas, Georgia, Idaho, Indiana, Kentucky, Louisiana, Michigan, Misisipi, Misuri, Nebraska, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Pensilvania, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Virginia Occidental ,Wisconsin y Wyoming.

Mientras que en otros estados podrían modificarse o limite sustancialmente el acceso al aborto, que pondría a las mujeres que deseen optar por él en la situación de tener que viajar a otro estado, o pedir píldoras por internet desde fuera del país.

Un escenario complejo que sin duda disminuirá el aborto en el país, sobre todo al tener en consideración que la mayoría de las mujeres que buscan abortar son pobres, y un viaje o compra fuera del país sería un gasto que escapa de sus realidades, a lo que se sumarían más consecuencias.

Con la ley actual, y según una investigación del Instituto Guttmacher, alrededor una de cada cuatro mujeres estadounidenses abortan en algún momento dado. Entre ellas, hay personas de todos los estratos, pero mayoritariamente solteras, veinteañeras y de bajos recursos. 

Por el momento, el aborto continúa siendo legal en todos los estados, y cada uno tiene al menos una clínica. Pero puede pasar un mes o menos antes de que la Corte Suprema se pronuncie oficialmente sobre el caso, y su decisión no necesariamente tiene que calzar con lo descrito en el documento. 

Te puede interesar