fbpx Revista Velvet | Príncipe Carlos asume el papel de la Reina en la apertura del Parlamento
Realeza

Príncipe Carlos asume el papel de la Reina en la apertura del Parlamento

Príncipe Carlos asume el papel de la Reina en la apertura del Parlamento
Realeza

Príncipe Carlos asume el papel de la Reina en la apertura del Parlamento

POR Carlos Loyola Lobo | 11 mayo 2022

El Príncipe Carlos ha tomado la medida al trono en su estreno en la apertura del Parlamento británico, en ausencia de la Reina Isabel II que a sus 96 años se ha excusado por tener “problemas de movilidad”. El acto estuvo cargado de un fuerte simbolismo, y de paso ha disparado las especulaciones sobre una posible toma de poder de Carlos, que estuvo arropado por su esposa, la Duquesa de Cornwalles y por próximo heredero al trono, William, ocupando el lugar normalmente reservado para él y en medio de ellos, casi como una fuerza simbólica, la presencia de la corona imperial, depositada en una mesa entre ambos.

Al heredero de la Corona, de 73 años, le tembló la voz al asumir el papel de su madre en el tradicional Discurso de la Reina. Su tono grave habitual dejó paso a un leve titubeo al leer el lacónico programa de Gobierno escrito por Boris Johnson, inmerso de leyes relacionadas con el Brexit y con referencia obligada a “la defensa de la libertad y la democracia en Ucrania en estos momentos críticos”. Vestido con uniforme militar, el Príncipe de Gales entró en la Cámara de los los Lores con la máxima pompa oficial y precedido por la corona imperial. La ausencia de la Reina en un acto de esta envergadura obligó a invocar la sección 6 del Acta de 1937, que declara  la “delegación” temporal de funciones por “enfermedad”.

“La Reina sigue al mando, pero varios expertos constitucionales apuntan a que esta puede ser una primera señal hacia el retiro”, detallaba el cronista de la realeza Robert Hardman para  The Daily Mail. Isabel II se dispone a celebrar el 2 de junio el 70 aniversario de su llegada al trono con el Jubileo de Platino, aunque aún no se ha confirmado su presencia en los actos oficiales, más allá de la aparición en el balcón de Buckingham.

Varios cronistas especializados en Buckingham destacaron que el acto del martes en Westminter será recordado como “el momento en que emergió el cambio de poder”. Otros expertos apuntan a que Carlos es ya de alguna manera “un príncipe regente” sin el reconocimiento oficial y que lo que estamos viendo es algo así como una “co-monarquía”, con madre e hijo repartiéndose los papeles en una fase de transición que estará determinada por la salud de Isabel II.

Según estos mismos expertos, el Jubileo de Platino podría acelerar el traspaso de funciones a su heredero. Isabel II ha manifestado reiteradamente su empeño en seguir reinando mientras se lo permitan sus condiciones físicas y mentales. La monarca salió al paso de las especulaciones sobre su abdicación tras la muerte de su marido Felipe de Edimburgo, hace poco más de un año. La Reina intensificó su agenda y acabó pagando el esfuerzo al final del verano, cuando pasó un noche en el hospital y los médicos le recomendaron reposo para recuperarse del “cansancio”. Entre las críticas al Palacio de Buckingham por su secretismo, la monarca suspendió finalmente su agenda durante tres meses y suspendió sus apariciones en público.

Luego, el 20 de febrero dio positivo por COVID-19, días después de que el propio Príncipe Carlos contrajera la enfermedad por segunda vez. Aunque volvió a su actividad durante los primeros de marzo apoyándose en su bastón, en su primer acto público reconoció abiertamente que no se podía mover y días después reconoció que el COVID le había dejado “exhausta”.

El anuncio de su ausencia en este Discurso de la Reina frente al Parlamento inglés se hizo en la tarde del lunes y la decisión no se tomó hasta ese mismo día. “La Reina sigue experimentando problemas de movilidad y en consulta con sus médicos ha decidido de mala gana faltar a la apertura del Parlamento”, fue lo que pudo leerse en un escueto comunicado del Palacio de Buckingham. Aun así, desde Palacio se informó que la Reina seguirá adelante con sus funciones y que de hecho estará bastante ocupada esta semana con actos protocolares en el Castillo de Windsor, su residencia habitual desde que abandonó Buckingham hace dos años durante el primer confinamiento por la pandemia.

Te puede interesar