fbpx Revista Velvet | MET Gala: Kim Kardashian se luce con icónico vestido de Marilyn Monroe
Moda

MET Gala: Kim Kardashian se luce con icónico vestido de Marilyn Monroe

MET Gala: Kim Kardashian se luce con icónico vestido de Marilyn Monroe
Moda

MET Gala: Kim Kardashian se luce con icónico vestido de Marilyn Monroe

POR Rommy Buchholz | 03 mayo 2022

Si hay alguien que sabe a la perfección como marcar presencia en una alfombra roja de manera inolvidable, esa es Kim Kardashian, y para esta edición de la Met Gala volvió a probarlo luciendo un icónico vestido de Marilyn Monroe.

Con la edad dorada como dress code, las celebridades y figuras más destacadas de Hollywood asistieron al evento, y casi al final de este, la socialité pisó la alfombra con el pelo platinado y un look que no será olvidado pronto.

La primera vez que el mundo se deleitó con esta pieza diseñada por el francés Jean-Louis, basada en un boceto de Bob Mackie fue el 19 de mayo de 1962, cuando Marilyn Monroe lo llevó para su mítica actuación en el Madison Square con motivo del cumpleaños del presidente John F. Kennedy.

Ahora, y casi 60 años después, fue Kim quien decidió traerlo a la vida nuevamente. «La idea se me ocurrió después de la gala de septiembre del año pasado. Me dije a mí misma, ¿qué podía llevar para la temática americana que no fuera un look de Balenciaga?», compartió a Vogue.

«¿Qué es lo más americano que se te ocurre?», se preguntó KK. ¿La respuesta?: Marilyn Monroe. Sin embargo la tarea no era fácil, el vestido es parte de la historia de la moda de Estados Unidos y sin duda una prenda con mucho valor sentimental como para que fuera usado en un evento, expuesto a ser arruinado de alguna forma.

El vestido, creado a medida para Monroe, fue comprado inicialmente por 1.440 dólares, y se vendió en una subasta por primera vez en 1999 por más de un millón de dólares como parte de la venta de su patrimonio con Christie’s. Y más tarde, fue vendido por 4,8 millones de dólares en Julien’s Auctions en 2016.

Posteriormente, fue adquirida por el museo Ripley’s Believe It Or Not, donde actualmente se exhibe, y cuenta con el récord de ser reconocido como uno de los vestidos más caros vendidos en subasta. 

«Soy una gran aficionada a las subastas y tengo varias piezas de JFK, así que conozco al dueño de Julien’s. Él me puso en contacto con Ripley’s y así fue como empezó la conversación», aseguró Kardashian.

Luego de obtener el permiso de parte del museo, vino la parte de la prueba donde la socialité encontró un obstáculo: las medidas de Marilyn y las suyas no coincidían. Así que la solución era o bajar de peso, o buscar otra opción para llevar durante la Met Gala.

Con determinación y la más implacable constancia, KK consiguió en tres semanas entrar perfectamente en el vestido, a base de mucho deporte, trajes de sauna, nada de azúcar o carbohidratos, y una dieta que consistía en las verduras y las proteínas más limpias.

«Un mes después, estaba en las bóvedas de Ripley’s en Orlando para la prueba final. ‘Quería llorar de alegría cuando por fin me quedó», aseguró la socialité, quien pudo llevar el vestido original por solo algunos minutos. 

Luego, para la noche del evento llevó una réplica de la prenda, también propiedad de Ripley’s. «Soy muy respetuosa con el vestido y con lo que significa para la historia de Estados Unidos. Nunca querría sentarme en él, ni comer en él, ni correr el riesgo de que se dañe», aseguró. 

Te puede interesar