fbpx Revista Velvet | Los 15 vestidos más icónicos del Oscar
Cultura Pop

Los 15 vestidos más icónicos del Oscar

Los 15 vestidos más icónicos del Oscar
Cultura Pop

Los 15 vestidos más icónicos del Oscar

POR Carlos Loyola Lobo | 22 marzo 2022

La ceremonia de los Oscar es una de las fechas más esperadas del año y consigue que el mundo se paralice durante unas horas en torno al cine y al glamour. Estamos en la célebre instancia donde se entregan los premios más importantes para la industria cinematográfica, y también por el deslumbrante elitismo que los actores y actrices despliegan durante la alfombra roja.

Y es que desde su primera edición en 1929, miles de actrices han pisado su red carpet, pero sólo algunas han conseguido situarse entre la selección de aquellos a los que llamamos inolvidables. Esos vestidos deslumbrantes que hacen que nos quedemos con la boca abierta y estemos en estos momentos construyendo un recuento de los modelitos más icónicos. Esta selección que hemos realizado nos deja ver la evolución de la moda durante estos años. Desde Grace Kelly en 1955 con un vestido verde agua un año después de casarse con Rainiero hasta lo vanguardista e iconoclasta del modelito “cisne” de Björk. Esta es la selección Velvet de los vestidos más célebres del Oscar.

JULIA ROBERTS

El de Julia Roberts es uno de los vestidos más icónicos de todos los tiempos. En 2001, año en el que ganó la estatuilla por su papel en Erin Brockovich, se hizo también con el título de mejor vestida de la noche gracias a este Valentino de 1991 (responsable del resurgir del mercado de lo vintage).

GRACE KELLY

En 1955, Grace Kelly recogió el Oscar por su papel en The Country Girl enfundada en este traje verde agua, obra de la diseñadora de vestuario Edith Head. Un año después se convertiría en la princesa de Mónaco al casarse con Rainiero.

BJÖRK

En su momento fue juzgado como la peor vestida de la noche. De tan peor que se convirtió en inolvidable: hablamos del vestido cisne de Bjork en la ceremonia de 2001. El diseño era obra del creativo macedonio Marjan Pejoski. Ella acudía nominada por su canción I’ve seen it all, de su película Bailarina en la Oscuridad.

GWYNETH PALTROW

En 1997, Gwyneth Paltrow recogía su -hasta ahora- polémico Oscar por Shakespeare Enamorado llevando un vestido de tafetán de Ralph Lauren. ¿Para completar? Joyas de Harry Winston por un valor de 160.000 dólares. La imagen es una de las más icónicas en casi un siglo de premios, tanto que se recuerda más que la propia película por la que ganó.

HILLARY SWANK

Hillary Swank recogió su estatuilla en la edición de 2004 por su actuación en el filme dirigido por Clint Eastwood, Million Dollar Baby vestida con un elegante diseño de Guy Laroche. Una de sus apariciones más acertadas.

CHER

Y si hablamos grandes momentos que nos ha regalado el Oscar no podemos dejar de lado este que nos regaló Cher, que en sí misma ya es un ícono. En la imagen, que data de la ceremonia de 1986 donde la cantante y actriz gana el Oscar por su papel en Moonstruck, luce un diseño de su amigo Bob Mackie.

HALLE BERRY

Elie Saab, hoy día diseñador de referencia en las alfombras rojas, era casi un completo desconocido hasta que Halle Berry lo presentó en los Oscar de 2002 con este inolvidable modelo cuando recogió su premio a Mejor Actriz por Monster’s Ball y que a ella le quedaba como un guante.

ANGELINA JOLIE

La pierna al descubierto de Angelina Jolie fue la protagonista de la edición de 2012. El diseño de Atelier Versace servirá eternamente como referencia cada vez que una celebrity se decida por un vestido con abertura.

CATE BLANCHETT

Original y perfecta. Así lucía Cate Blanchett con este diseño de alta costura de Givenchy en los Oscar 2011, donde parecía una completa obra de arte.

NICOLE KIDMAN

El vestido que Nicole Kidman paseó por la alfombra en la edición de 1997, con un verde pistacho satinado, hasta ese momento imposible de ver en una alfombra roja, supuso la gran presentación de Galliano para Dior, quien acababa de presentar su primera colección para la casa de modas solo unas semanas antes.

BARBRA STREISSAND

No fue a propósito pero Barbra Streisand se convirtió en la primera actriz en lucir transparencias en la ceremonia. Fue precoz y en el año 1969 nadie lo entendió: “Streissand, desnuda”, rezaban los titulares al día siguiente. El dos piezas transparente lo firmaba Arnold Scaasi. Aquella noche, la cantante y actriz recibía el premio a mejor actriz por Funny Girl.

MERYL STREEP

La reina del Oscar, Meryl Streep recogió su galardón por The Iron Lady en 2012 ataviada con un vestido dorado, como una suerte de estatuilla humana, muy de Oscar. Muy Lanvin.

REESE WHITERSPOON

Reese Witherspoon recibió el Oscar a Mejor Actriz por Wild en 2006 con un Dior vintage de 1955.

RENÉE ZELLWEGGER

El vestido de Jean Desses que Renée Zellweger lució en 2001 poco tenía que ver con sus atuendos en Bridget Jones. Y pasará a la historia como uno de los más icónicos y, junto al de Julia Roberts del mismo año, uno de los responsables del auge del vintage.

CELINE DION

Ahora considerada icono de estilo, la cantante arriesgó en 1999 con un look que no todo el mundo logró entender. La cantante pasó del tradicional vestido de alfombra roja para sorprender con un blazer que se abrochaba en la espalda y pantalón blanco de Dior. Además de sombrero y lentes de sol remarcaron el carácter extravagante de su elección.

Te puede interesar