fbpx Revista Velvet | Isabel II y su curiosa pasión por los colores que la convirtió en ícono pop
Realeza

Isabel II y su curiosa pasión por los colores que la convirtió en ícono pop

Isabel II y su curiosa pasión por los colores que la convirtió en ícono pop
Realeza

Isabel II y su curiosa pasión por los colores que la convirtió en ícono pop

POR Carlos Loyola Lobo | 18 septiembre 2022

La monarca más longeva de la historia británica vivió sus 96 años a puro color, literalmente. Durante su vida, la monarca fue testigo de diversos hechos que han marcado al mundo y también a la corona inglesa. Casi un siglo en el que ella misma se convirtió en un ícono y  referente cultural.

Y si quisiéramos tomar un elemento distintivo para construirla como ícono pop, esto ha sido su curiosa y llamativa obsesión por combinar los colores de sus looks. Llegando incluso a encargar paraguas a juego con sus trajes de chaqueta.

La curiosa pasión de la reina Isabel II es el hilo conductor de Our Rainbow Queen, un extenso análisis fotográfico de su estilo monocromático que la periodista Sali Hughes recopiló en un libro de tapa dura. De esos para ubicar en la mesa de centro.

En sus páginas se desglosan de manera visual la historia de su elegantes looks, pero sobre todo, su incondicional uniforme favorito, el traje de chaqueta y falda de tweed que le acompañaron desde que se alzó en el trono, allá por junio de 1953 cuando solo tenía 26 años de edad.

La persona más influyente en el vestuario de la reina es la británica Angela Kelly, diseñadora y estilista de la monarca desde hace más de 20 años y quien creó cuatro colecciones diferentes para cada estación del año. Con ella y sus multitudinarios diseños exclusivos para la reina, hemos aprendido que todos los colores que existen pueden lucirse de forma elegante y convertirse en herramienta mediática.

Toda la indumentaria de Isabel II estaba específicamente estudiada: la reina siempre combinaba el color de su outfit con el entorno en el que se encuentra. Y su dama de compañía guardaba un foulard de seda de la misma tonalidad que su traje para emergencias climáticas.

Hace pocos años, la reina estuvo entre las mejores vestidas según el diario inglés The Telegraph. En la misma época, asistió por primera vez a un desfile en la Semana de la Moda de Londres para hacer entrega del premio Queen Elizabeth II for British Desing al diseñador Richard Quinn, donde se reunió en la primera fila del desfile con la mismísima Anna Wintour, una de las personas más influyentes en la industria de la moda.

La abuela de los príncipes Harry y William mantuvo intacto su estilo, renovándolo únicamente con los múltiples colores vibrantes de sus vestidos, trajes y abrigos. En pocas ocasiones cambió los accesorios: sus eternos mocasines de cinco centímetros de la marca londinense, Anello & Daviden, y su bolso negro de la marca Launer London.

Era asidua a utilizar sombreros de ala ancha (hasta las seis de la tarde por normas de protocolo) que nunca ocultan su rostro y siempre van -como no- muy bien combinados con su traje. Durante las visitas oficiales que realizaba a escuelas y hospitales, los sombreros solían estár adornados con detalles de flores y plumas con el fin de atraer la atención de los más pequeños.

Lo cierto es que Our Rainbow Queen no es el primer libro que se publica sobre el estilo de la reina Isabel II, pero de seguro es el más colorido, divertido y atractivo visualmente para atesorarlo. Estamos hablando de la influencer más famosa e icónica de la historia de la realeza británica. Su estilo, entre intacto, atrevido y que se salta los convencionalismos, hablaba por sí mismo. El libro se puede comprar vía Amazon.

Te puede interesar