fbpx Revista Velvet | Harry y William: Hermanos en conflicto
Cultura Pop

Harry y William: Hermanos en conflicto

Harry y William: Hermanos en conflicto
Cultura Pop

Harry y William: Hermanos en conflicto

POR Sole Hott | 06 diciembre 2020

Hace un par de meses la biografía no autorizada de los duques de Sussex, Finding freedom: Harry and Meghan and the making of a modern royal family, escrita por Omid Scobie y Carolyn Durand, daba a conocer los motivos de la pareja para dejar de ser miembros activos de la familia real británica. Algo después, el 15 de octubre pasado, salió a la luz el polémico libro Battle of Brothers: William, Harry and the inside story of a family in tumult, el cual expone un profundo análisis sobre la relación entre los hijos del príncipe Carlos y como esta se ha deteriorado en el tiempo. Su autor es Robert Lacey, historiador, escritor y consultor de The Crown, con fuentes estrechamente ligadas a la familia Windsor.

El 31 de agosto de 1997, William y Harry, con 15 y 12 años, perdieron a su madre trágicamente. Desde entonces, su historia ha sido escrita por el trauma y por la prensa británica. Con el paso de los años los hermanos tomaron caminos diferentes, y mientras William –segundo en la línea de sucesión al trono– seguía el protocolo al pie de la letra, un rebelde Harry se esforzaba constantemente por mirar “out of the box”.

Aunque la disputa entre los príncipes llegó a su clímax en enero de este año en Sandringham, Robert Lacey señala que las diferencias venían de mucho antes. Y es que Harry no solo creció viendo a su madre moverse en un ambiente frío y apático, lleno de reglas y protocolos, sino que también soportó mucho más el asedio de la prensa. Por esto, el biógrafo revela detalles que resultan claves a la hora de poner las piezas en su lugar y entender el conflicto entre los hermanos.

La presentación de Camilla Parker-Bowles a la familia fue el primer punto de quiebre para William. El experto afirma que ambos jóvenes conocieron formalmente a la duquesa de Cornwall después de la muerte de la princesa Diana, y que, si bien el actual duque de Cambridge le dio la bienvenida, ella les dijo a sus amigos que estaba alarmada por los gritos y el temperamento feroz del primogénito de Carlos. Además, el autor dice que tanto Harry como William tenían reputación de fiesteros. El hermano mayor habría sido el responsable de convertir el sótano de Highgrove House, donde estudiaba,
en una “disco rumpus room” llamada Club H, y le habría servido a su hermano menor sus primeros tragos. William, sin embargo, dejó las fiestas y se enlistó en su camino al trono; Harry protagonizó los titulares venideros.

Cercanos a la familia, que hablaron con Lacey, dijeron que el príncipe Harry estaba decepcionado y enojado porque su hermano nunca recibió el tipo de titulares negativos que él tenía. E incluso se asegura que estaba convencido de que el jefe de prensa de Carlos enviaba las historias a los medios para hacerlo quedar mal.

COLAPSO EN SANDRINGHAM

El nieto de la reina Isabel II vivía su vida de forma paralela a lo que ocurría en el palacio. Pasaron los años y, el día en el que conoció a Meghan Markle, nada volvió a ser como antes y William fue la piedra de tope. “Tómate todo el tiempo que necesites para conocer a esta chica”, fueron las palabras que hirieron a Harry y habrían generado otro desencuentro entre hermanos, según lo publicado en la biografía de Scobie y Durand.

Robert Lacey destapa un evento más al respecto. William estaba preocupado por la intensidad de la relación amorosa de Harry, y recurrió al hermano de su madre, Charles Spencer. Lacey escribe: “En algunas ocasiones, el hermano menor de Diana representaba una especie de padrino para ambos, y estuvo de acuerdo con William para ver qué podía hacer… El resultado de la intervención de Spencer fue una explosión aún más amarga. Una vez más, Harry se negó a reducir la velocidad… estaba furioso con su hermano mayor por arrastrar a otros miembros de la familia a la fila”.

El hijo menor de Diana pasó los obstáculos y se casó con Meghan Markle en 2018. Pero la cuestionada boda real sería solo el comienzo del fin. En enero de este 2020, tras el anuncio de los duques de Sussex sobre sus intenciones de trasladarse a Canadá, la monarca convocó a la famosa cumbre de Sandringham para definir los términos del Megxit. Una reunión a la que asistieron la reina Isabel II, el príncipe Carlos y sus dos hijos, y algunas personas de confianza o asesores de cada uno de ellos.

Lacey devela que un informante de alto nivel aportó detalles inéditos sobre el encuentro familiar y el enfrentamiento que hubo entre los hermanos, luego de dar a conocer sus intenciones. Harry comunicó sus planes a la familia tan solo diez minutos antes de anunciar el Megxit, lo que provocó el colapso familiar. Según Lacey, las emociones se apropiaron de la cumbre, mientras el duque de Sussex negociaba su futuro de la mano de un abogado de Hollywood.

William –enojado– les dijo a sus amigos que no quería discutir los detalles y una fuente del palacio confesó al biógrafo que la decisión de despojar a Harry de todos sus títulos y honores era algo inevitable.

Isabel II siempre tuvo una debilidad por Harry y estaba encantada con la llegada de Meghan”, escribe Lacey. Por otro lado, confirma que la monarca sintió que los duques de Sussex se volvieron “erráticos e impulsivos” en sus decisiones e incluso planteó, como plan B, enviar a la pareja a Sudáfrica.

“El príncipe Harry ha confesado francamente que tiene un temperamento explosivo, y en cuanto a su hermano mayor, bueno, no ha demostrado ser precisamente sweet William”. Lacey detalla los incidentes de un príncipe camino al trono que estalla en rabietas y que mantiene discusiones con su padre relacionadas con la importancia de su desafío como futuro rey, concluyendo, eso sí, que en el último tiempo “padre e hijo mayor se han acercado mucho más”.

Te puede interesar