fbpx Revista Velvet | Famosos que se han arrepentido de sus cirugías estéticas
Celebrities

Famosos que se han arrepentido de sus cirugías estéticas

Famosos que se han arrepentido de sus cirugías estéticas
Celebrities

Famosos que se han arrepentido de sus cirugías estéticas

POR Carlos Loyola Lobo | 04 mayo 2022

Los exigentes cánones de belleza de nuestra sociedad actual hacen que muchos recurran a las hábiles manos de un cirujano para cambiar su aspecto y resultar más atractivo. Algo muy peligroso si buscas a un especialista que no sabe lo que hace o que no se adecúa a lo que se ha pedido; segundo, que seas un personaje famoso que se vale de su imagen como medio de vida.

Sin embargo, estos exigentes requisitos llevan a muchos a sufrir un trastorno mental que afecta a gran parte de la población, conocida como Dismorfofobia: una afección que reconoce a aquellas personas que distorsionan la imagen que tienen acerca de sí mismas, focalizando toda su atención en aquella parte de su cuerpo que les acompleja. Una inseguridad sobre su apariencia que afecta muy negativamente a su ánimo y autoestima.

Muchos de estos famosos no son siquiera capaces de reconocer que se han sometido a una cirugía estética, pero sí hay unos cuantos que no sólo han admitido pasar por quirófano, sino que quedaron tan descontentos con el resultado que hicieron lo posible por volver atrás e incluso intentar de convencer al resto sobre lo negativo de someterse a este tipo de procedimientos.

Mickey Rourke

Mito erótico para muchas mujeres en los años ochenta luego de su osada actuación en Nueve semanas y media, pero de ese actor y sobretodo del personaje, poco queda con el paso de los años y el abuso de las cirugías estéticas buscando corregir los golpes causados por el boxeo, no fueron como él esperaba. Tal y como confesó al Daily Mail, “me encontré con el médico equivocado”.

Courteney Cox

La protagonista de Friends lleva décadas siendo una de las mujeres más bellas y admiradas de Hollywood, algo por lo que ella misma confesó haberse sentido presionada para mantener su aspecto: “A veces te ves intentando verte bien, hasta que encuentras una foto tuya y dices: Dios mío, me veo horrible. Hacerse mayor no es la cosa más fácil, yo misma he hecho cosas de las que me he arrepentido, pero por suerte hay otras cosas que las disuelven y hacen que desaparezcan”, dijo en una entrevista. “Eso fue una buena noticia, porque no me quedó nada bien. Ahora tengo un nuevo lema: simplemente, dejar que las cosas sean como sean. Hay algunas partes de envejecer que son fantásticas, como ver a mi hija atravesar el juego de la vida”.

Kylie Jenner

La más joven de las hermanas Kardashian-Jenner siempre ha negado haberse puesto bajo el bisturí, pero sí terminó admitiendo sus inyecciones para un aumento de labios, después de que el resultado fuese tan llamativo que era imposible negarlo. Sin embargo, la joven decidió detener las inyecciones en un momento dado: “En un momento puse mis labios demasiado grandes, creo que me emocioné y sentí que necesitaba un montón”, admitió en una entrevista para la revista Allure, “Mis hermanas fueron las que me dijeron que tenía que parar, así que fui y les pedí que lo arreglaran. Fue un proceso muy loco”.

Jennifer Grey

La inolvidable protagonista de Dirty Dancing estaba tan acomplejada de su nariz que no dudó a la hora de someterse a una rinoplastia con 27 años, que le dejó un rostro totalmente diferente. Una imagen que era la que ella perseguía con su operación, pero que provocó algo que no esperaba: se convirtió en una más del montón. Aquello de lo que se acomplejaba era lo que la convertía en alguien única: “Pasé a ser invisible”, contó en su autobiografía, donde confesó estar arrepentida de su rinoplastia.

Melanie Griffith

La actriz y ex mujer de Antonio Banderas siempre ha sido muy sincera con los tratamientos estéticos a los que se ha sometido, incluso llegando a reconocer que se había convertido en una adicta a las cirugías: “No fue hasta que la gente empezó a decir: ¿qué se ha hecho? que no me di cuenta”, confesó en una entrevista con la revista Porter, “Me dolió tanto… Fui a un médico diferente, que empezó a disolver todas las cosas que mi antiguo médico me había puesto. Con suerte, ahora me veo un poco más normal”.

Victoria Beckham

La diseñadora de modas y ex Spice Girl estuvo durante años negando que se hubiese sometido a una cirugía de aumento de pecho, pero decidió admitirlo y no de cualquier manera, sino con una carta a su yo de 18 años que se publicó en la edición británica de Vogue en enero de 2017. La diseñadora admitía que haberse puesto implantes mamarios “no había sido una buena idea”: “Debería decirte, no hagas nada con tus pechos”, aconsejó, “Todos estos años lo negué, una señal de inseguridad. Simplemente, celebra lo que tienes”.

Nicole Kidman

De un tiempo a esta parte que la actriz ganadora del Oscar por The Hours ha estado en la mira sobre posibles operaciones o tratamientos de estética para mantener esa aparente eterna juventud, pero ella solo ha reconocido haberse sometido a tratamientos con botox, de lo que se arrepiente enormemente: “Probé el botox por desgracia, pero salí de eso y ahora por fin, puedo mover mi cara otra vez”, confesaba en una entrevista con el diario italiano La Repubblica, “Puedo decir que no he vuelto a usarlo y que lo que ves ahora es fruto de una vida sana, de alejarme del humo del tabaco y de dormir todas las horas que puedo. Nada de cirugía”.

Te puede interesar