fbpx Revista Velvet | Este es el desayuno más fitness según la ciencia
Fitness

Este es el desayuno más fitness según la ciencia

Este es el desayuno más fitness según la ciencia
Fitness

Este es el desayuno más fitness según la ciencia

POR Sole Hott | 02 enero 2022

Cuando se trata del desayuno, las opciones abundan. Sin embargo, cuando tienen que ver con músculos y el peso, los expertos coinciden.

Avena, tostadas, pudding de chía. No, el mejor desayuno según la ciencia tiene que tener huevos. Esto, porque levantarnos nuestro organismo necesita proteínas de alta calidad. Y aunque todas las comidas del día son importantes, comenzar nuestra jornada comiendo bien es clave, sobre todo si hay entrenamiento.

Para aprovechar al máximo los beneficios del huevo, los expertos dicen que dos huevos revueltos grandes son suficientes gramos de aminoácidos para tus músculos, además de micronutrientes esenciales como vitamina B12, selenio, yodo y ácidos grasos Omega 3.

Y ante productos horneados como masas o cereales, es mejor priorizar proteínas ya que además son saciantes. Sobre todo porque las opciones con hidratos alteran la actividad de nuestro cerebro relacionada con la alimentación. De ahí el famoso dicho “no carbs for breakfast”.

Ahora, tampoco es que no puedas comerte una tostada, sin embargo, en ese caso la mejor opción es pan integral, que tienen mucha fibra y sacian más. Además, son carbohidratos de buena calidad.

Está comprobado que el desayuno influye en el control de peso. Y cuando estamos a dieta es habitual levantarse con mucho apetito, por lo tanto, es ideal escoger un desayuno equilibrado y saludable.

Para ello los expertos dan tres claves: no consumir azúcares procesados, elige los tres macronutrientes (proteínas, grasas y carbohidratos). Proteína como el huevo o jamón de pavo, grasas saludables como la palta, frutos secos o yogurt griego, y carbos como el pan de centeno.

Por último, combinación dulce y salado. El desayuno ideal tiene que ser entretenido y rico, además de saludable claro. Y para ello las opciones abundan. Unos huevos revueltos con palta o una tostada de pan integral con queso fresco y pavo, combinan de maravilla con un smoothie.

 

Te puede interesar