fbpx Revista Velvet | “Estamos felices, esperamos la llegada para mediados de agosto”
Actualidad

“Estamos felices, esperamos la llegada para mediados de agosto”

“Estamos felices, esperamos la llegada para mediados de agosto”
Actualidad

“Estamos felices, esperamos la llegada para mediados de agosto”

POR Jon Reyes | 20 julio 2020

Esta pandemia fue un freno para el ritmo de trabajo que el actor llevaba, y hoy se dedica a disfrutar del embarazo de su pareja, Eugenia “China” Suárez. También ha comenzado un camino de introspección: “Hoy agradezco el presente”, dice.

Algunos de los seis perros que Benjamín Vicuña tiene junto a Eugenia “China” Suárez se pasea por el living de la casa. Benjamín muestra por la pantalla del celular a sus mascotas, que le sacan una sonrisa estos días de cuarentena en Buenos Aires junto a la China y sus hijos. La entrevista es vía Zoom. Está tranquilo, se muestra reflexivo, más maduro y especialmente pensativo en esta situación que a todos nos pilló por sorpresa.

En pocas semanas más se convertirá nuevamente en padre junto a su pareja. Este embarazo lo han vivido de una manera única y especial. El frenético ritmo al que el actor estaba acostumbrado se acabó de un día para otro. Se suspendieron los viajes, las grabaciones (entre ellas las de la nueva teleserie nocturna de Mega en que compartirá roles junto a Patricia Rivadeneira, Paz Bascuñán y Francisco Pérez-Bannen, entre otros). Todo ese tiempo ahora se lo dedica a su familia. Aun así, Vicuña no se detiene; y nos cuenta que desde su casa está grabando un material con el director chileno Matías Bize, el que podría terminar siendo una serie o una película.

Como todos, ha tenido que adaptarse a esta nueva realidad y el confinamiento lo ha inspirado de sobremanera. Dice que ha leído mucho y que aprovecha el tiempo libre para hacer deporte en su casa. Lleva casi cuatro meses encerrado y alcanzó a viajar a Argentina antes que se decretaran las cuarentenas dinámicas en Santiago. “Nadie está preparado para esto, pero lo trato de llevar de la mejor manera posible”, dice.

–¿Cuáles han sido los momentos más complicados en lo personal?

–Superar el miedo y la incertidumbre. Hay muchas familias que dependen de nuestro negocio con los teatros Mori y veo lo que está pasando con mucha pena, pero tenemos una responsabilidad con ellos y hemos hecho lo posible para seguir respondiéndoles. Todos vamos a vivir un antes y un después de esto. Nos sentiremos más pequeños y frágiles como seres humanos, espero que haya una mayor conciencia detrás de lo que está pasando también con el tema medioambiental; debe existir un cambio de mentalidad y paradigma, debe primar el sentido común, la igualdad, la justicia social. Hemos visto estos meses cómo en Estados Unidos han resurgido las manifestaciones en contra del racismo; estamos en pleno siglo XXI y seguimos luchando por esos temas, lo mismo que pasa en Chile desde octubre con el estallido social. Hoy nos sentimos más comunidad, el individualismo caducó, se acabó.

“Algo tenemos que sacar de todo esto, soy optimista en que todo esto generará una reflexión muy importante. La educación, la ciencia y la salud son claves, hoy vemos a la Organización Mundial de la Salud abatida y cuestionada por un virus que hace que nos sintamos insignificantes y muy pequeños”.

–Y en la interna, ¿qué ha cambiado en ti durante estos meses?

–La vida ya me había enseñado que el ser humano está errado cuando se siente omnipresente y planificando siempre el futuro. Hoy agradezco el presente. Tengo la suerte de estar rodeado de mucha vida con mis hijos, el embarazo de Eugenia, nuestros perros, todo eso me inspira muchísimo. Me imagino que hay personas que la tienen mucho más complicada. Yo las respuestas las encuentro en las sonrisas de mis hijos, en esa ingenuidad. Me refugio ahí. Les dedico mucho amor y tiempo.

–El tema de la salud mental será algo potente una vez que termine toda esta pandemia.

–Sin duda, y ya lo es. Hago terapia dos veces a la semana con mi psicóloga vía Zoom. Es algo a lo que le doy una importancia clave en mi vida y en mi oficio como actor. De hecho, hago terapia hace 15 años. Las consultas online llegaron para quedarse, son un placer y aprovecho para hablar con mi terapeuta cosas familiares porque tengo hijos ya casi adolescentes, y eso también es un tema. Me sorprende que haya gente que piensa que uno debe ir al psicólogo o al psiquiatra cuando tiene ciertos problemas. Creo que uno debiera hacerlo siempre, esto es algo básico y esencial.

–Que tú lo transparentes es un aporte para las personas que aún no se deciden a hacerlo.

–Sí, es que para mí es vital. Acá en Argentina la gente es muy psicoanalizada; el tema se democratizó, hay mucha gente que lo hace y yo soy parte de aquello, lo tengo en mi cotidianidad, es algo normal y que me hace muy bien para ordenar mis ideas y mis cosas.

EL MINUTO A MINUTO DE UN EMBARAZO

–¿Cómo enfrentas esta crisis en el plano profesional? El mundo de la cultura se ha visto muy afectado.

–El teatro está viviendo una crisis muy grande. Duele mucho ver cómo un proyecto que lleva casi 15 años como Mori se puede caer a pedazos, pero justamente estamos haciendo lo imposible para evitar que eso pase, somos optimistas. Lanzamos una campaña que se llama “Nuestros Pequeños Gigantes”, que buscar llegar con alimentos, libros y materiales de limpieza a dos corporaciones que trabajan con niños en las comunas de Quilicura y La Pintana.

Puedes leer la entrevista completa en este link.

 

Te puede interesar