fbpx Revista Velvet | El duque de Edimburgo cumple 99 años
Cultura Pop

El duque de Edimburgo cumple 99 años

El duque de Edimburgo cumple 99 años
Cultura Pop

El duque de Edimburgo cumple 99 años

POR admin | 10 junio 2020

Desde su hospitalización en diciembre pasado, no se había divulgado una foto oficial del duque de Edimburgo, quien hoy cumple 99 años. Con motivo de la celebración, las redes oficiales de la Familia Real, han compartido una fotografía de Felipe junto a la reina Isabel II, la cual fue tomada desde su confinamiento en los jardines del Castillo de Windsor.

Felipe de Edimburgo nació el 10 de junio de 1921, en Corfu, Grecia, con el título de príncipe de Grecia. El año 2015 anunció su retiro de la vida pública, pero más allá de los miles de eventos en los que ha acompañado a la reina, el duque a sus casi 100 años ha tenido una vida bastante peculiar desde que nació.

De personalidad arrolladora y extremadamente sincera, el duque renunció a su título, nacionalidad y posibilidad de reinar, por amor a Isabel, y aquí revelamos algunas curiosidades.

  • Tuvo que huir de su país natal metido en una caja de frutas que hacía de cuna cuando tan solo tenía meses de edad. Fueron rescatados por la armada británica y se fueron a vivir por un tiempo a París. Despojados de su nacionalidad, adoptarían más tarde la danesa.
  • Su madre, diagnosticada con esquizofrenia, fue hospitalizada y alejada de su hijo quien todavía no cumplía los 10 años; luego se hizo monja. Dicen que nunca se habrían reunido hasta 1937.
  • Fue enviado al internado más duro de Escocia, con tan solo 12 años. Un centro conocido por sus duchas frías, extenuantes ejercicios y sin visitas de sus familiares. Dicen que le afectó a tal punto que envió al príncipe Carlos al mismo lugar “para que se hiciera hombre”.
  • A los 18 años entró a la Marina Real Británica, y se graduó como e mejor cadete de su generación. Allí fue donde conoció a Isabel II, ya que le encargaron entretenerla, y terminó enamorándose.
  • Declaró su amor a la reina Isabel II en 1946, luego de su participación en la Segunda Guerra Mundial, tiempo en el que se mantuvieron en contacto a través de cartas. Y si bien ante los ojos del rey Jorge VI, padre de Isabel, el duque no era el candidato ideal, la historia se inclinó a favor del amor.
  • Guarda un gran afecto por la naturaleza, y es un miembro activo de organismos centrados en la defensa y preservación del Medio Ambiente, patrono de más de 800 organizaciones. Sin embargo, en el 92 dijo: “El sacrificio de elefantes es vital”.
  • Es un bromista de tomo y lomo. Sus “metidas de patas” más conocidas fueron un bestseller en Inglaterra. “Sé que puedo sonar grosero, pero me divierto tanto”, admitió. Y en otra ocasión aseguró que: “No soy más que una maldita ameba. Soy el único hombre en el país al que no se le permite darles su nombre a sus hijos”. Como tantas otras frases políticamente incorrectas.
  • Además de su pasión por los viajes y las carreras de carruajes, le gusta el polo y navegar. Su placer secreto es pintar. Es autor (y colaborador) de 14 libros, especialmente sobre medio ambiente, uno sobre pájaros.
  • La tribu Vanuatu, de una remota isla del Pacífico sur, lo veneran como un Dios. Esto porque creen que es el hijo de su dios reencarnado. Su retirada de la actividad pública los preocupó, ya que podría no cumplirse la profecía que habla del regreso de su dios, “hijo del Espíritu de la Montaña”. Se cree que todo comenzó cuando algunos aborígenes vieron una foto de la reina junto al duque. Y, según leyendas locales, el dios de la montaña tendría un hijo de piel pálida, que viajaría desde lejos, por los océanos, para casarse con una mujer poderosa y volver.
  • Según fuentes cercanas al duque, el consorte de Isabel II no cae en gracia con la personalidad de su hijo, el príncipe Carlos. Sobre el cual ha dicho:“le falta dedicación y disciplina para ser un buen rey”. Pero su entorno más cercano asegura que en cierto modo se siente decepcionado de sus cuatro hijos.
  • Tres pasos más atrás. Lee Radzill, hermano de Jackie Kennedy, estuvo en Buckingham. Y mientras paseaban por la galería de arte del palacio, el duque de Edimburgo le dijo: “Eres como yo. Tienes que caminar tres pasos por detrás”.

Definitivamente este será un cumpleaños diferente, y según fuentes de palacio, solo será una cena romántica para dos. Ya que ambos se encuentran en confinamiento juntos, y sin ninguno de sus hijos o nietos cerca.

 

 

 

 

 

Te puede interesar