fbpx Revista Velvet | De introvertida a la joya de la Corona: Kate Middleton celebra sus 40 años
Realeza

De introvertida a la joya de la Corona: Kate Middleton celebra sus 40 años

De introvertida a la joya de la Corona: Kate Middleton celebra sus 40 años
Realeza

De introvertida a la joya de la Corona: Kate Middleton celebra sus 40 años

POR equipo velvet | 09 enero 2022

Hace casi 20 años Kate Middleton llegó a la familia real como la novia del príncipe William. Y quién iba a decir que pronto se convertirían en la pareja más popular del Reino Unido. Hoy, la duquesa de Cambridge cumple 40 años y definitivamente está en el mejor momento de su vida. 

Feliz en su rol como esposa y como madre, cada vez asume más responsabilidad a nivel institucional en la Familia Real británica. Y ante la opinión en pública es ella quien aparece como la mejor aspirante a reina. De ahí la importancia también de este cumpleaños.

Cuando se cumple cuatro décadas, muchas personas hacen balance sobre lo acontecido en sus vidas hasta ese momento. En el caso de la duquesa de Cambridge hacer un alto ahora es mirar atrás ver el trabajo que ha hecho poco a poco para llegar al momento y el lugar donde se encuentra.

Con motivo de una nueva vuelta al sol tan significativa ha sido su entorno más cercano el que ha hablado sobre la Duquesa revelando a Hello! algunos aspectos sobre su forma de ser y su personalidad. Y a pesar de lo que se puede ver, la definen como una persona “introvertida por naturaleza” que ha trabajado por vencer su timidez para utilizar su posición para hacer el bien, pero que también como “muy autocrítica y divertida”.

El último tiempo la duquesa de Cambridge ha dejado en evidencia que su motor personal es precisamente dejar una huella a largo plazo, por lo que se centra “en décadas, no en años, ni en meses, ni en ciclos trimestrales”, han comentado las fuentes. Y más allá de las obligaciones públicas que tiene, se enfoca también en la obra de su vida. Como cuando la vimos tocar el piano acompañando a Tom Walker en la Abadía de Westminster para Navidad.

Ahora bien, esta mujer segura que no le teme a la improvisación tardó sus años en formarse, y así lo confirman sus cercanos. “Ella ha tenido un año extraordinario, construido sobre años y años de planificación”. Y agregan, “Se tomó su tiempo para hacer las cosas a su manera. Creo que ella misma diría que no nació para ser una figura pública. Es una persona reservada e increíblemente considerada, pero nunca hubiera buscado un papel público si no hubiera sido por el hombre con el que se casó”.

Aunque hablar en público es algo directamente relacionado a su cargo en Familia Real, “no es algo que le guste hacer”, ha revelado la fuente. “Ella no es una persona extrovertida, simplemente no es quien es. Pero sabe que es una manera importante para contribuir positivamente y hay ocasiones en las que necesitas salir y hablar de las cosas en las que crees”. Sin embargo, son muchos quienes han observado que ahora tiene una mayor disposición y ha superado su nerviosismo al hablar en público sin ningún entrenamiento formal. “Ella trabaja muy duro para asegurarse de que las palabras sean las suyas y realmente se prepara“, ha revelado la fuente. “Por lo que, cuando la gente la escucha hablar, es lo que ella cree de verdad. Lo que ves es lo que obtienes”.

En los últimos años, Kate se ha mostrado más relajada y abierta para revelar detalles sobre su vida familiar, hablando en nombre de millones de padres exhaustos. Como cuando compartió los desafíos que supuso para ellos educar a sus tres hijos en casa durante las cuarentenas provocadas por la pandemia.

“Tiene una visión a largo plazo”, le dice a Hello! una fuente que ha trabajado con la duquesa de Cambridge. “Piensa en sus proyectos y en su papel dentro de la institución y lo ve todo a través de una lente de aquí a 20 o 30 años. Su ambición es tener un impacto real en la sociedad”.

Además, su rol en el escenario mundial ha crecido. Ya sea recibiendo a líderes mundiales en el Palacio de Buckingham o visitando una escuela junto a la Primera Dama Jill Biden, es una futura reina de base. “La suya es una presencia discreta”, dice la fuente. “Pero su confianza está creciendo en silencio. Todavía le resulta bastante difícil mezclarse con ese tipo de personas, porque es una mujer introvertida por naturaleza. Pero realmente está creciendo”.

Con el tiempo y la experiencia, Kate se ha vuelto más segura a la hora de liderar proyectos y ha creado diferentes iniciativas. “Tiene una mente muy creativa y va a las reuniones con esas ideas completamente formadas. Está en todos los detalles y es una parte muy importante del equipo. Es realmente emocionante trabajar con alguien así. No es lo que esperas de una futura reina” ha explicado la fuente.

La fuente real ha dicho de la Duquesa de Cambridge que su trabajo proviene de años de preparación: “Está realmente agradecida por la oportunidad que tiene de marcar la diferencia, pero ha tenido que tomarse su tiempo para trazar su propio camino. No se apresuró por conseguir una victoria a corto plazo en esos primeros años” ya que “no está motivada por eso”, puesto que no le interesa “la cobertura de prensa diaria”. Tiene claro que su papel va mucho más allá y “sabe que su función es poder apoyar a William, a la institución y a su familia a largo plazo “.

Kate Middleton tiene clarísimo su papel en la Corona, pero no por eso está tranquila. Siempre va más allá, ya sea ayudando a los niños y adolescentes, hasta el más mínimos detalle como leer los informes que muchos no se detendrían a prestarles tiempo y atención.

La duques de Cambridge sabe perfectamente dónde debe pararse y qué decir, pero eso, a estas alturas, se ha convertido en algo innato y que la vuelve cada vez más reina a medida que pasan los años.

Te puede interesar