fbpx Revista Velvet | ¿Conoces el CACO?
Fitness

¿Conoces el CACO?

¿Conoces el CACO?
Fitness

¿Conoces el CACO?

POR Sole Hott | 19 junio 2020

Si alguna vez te sentiste como Phoebe en Central Park tratando de correr, no eres la única. El running no es un deporte para todos y mucho menos es fácil. Si hasta ahora todos tus intentos terminaban en abandonar las zapatillas, existe una técnica que puede llegar a sacar el corredor que llevas dentro. Y se trata de CACO.

Corren tiempos de pandemia y el running se ha visto reducido a las trotadoras o el jardín, sin embargo, el CACO puede ser perfectamente aplicable al encierro. Y una vez que esto pase, quién sabe cuántos minutos estarás corriendo.

¿De qué se trata?

Es muy simple. Caminar y correr, de ahí el nombre. Pero aun cuando alguien podría pensar que estás cansado y por eso te detuviste, es premeditado y a propósito. Y según los expertos es ideal para todos aquellos que quieren correr, pero sienten que no están preparados físicamente o no tienen suficiente resistencia. Así van poco a poco preparando al cuerpo para correr sin tener que parar o lesionarse.

Este método de entrenamiento combina la caminata con el running, alternando ambas actividades se mejora evidentemente tanto la resistencia aeróbica como la muscular.

Es eficaz y seguro, y promete progresos semana a semana. Sugieren comenzar corriendo 1 minuto y caminando 3, y eso repetirlo 6 veces. Se debe realizar 3 veces a la semana, y dejar uno de descanso entre cada día de entrenamiento. Y, a medida que mejora la condición y pasan los días, se van sumando minutos de carrera y disminuyendo los de caminata.

Por ejemplo:

Semana 1: 1′ corriendo, 3′ caminata (x6)

Semana 2: 1’30” corriendo, 2’30” caminata (x6)

Semana 3: 2′ corriendo, 2′ caminata (x6)

Semana 4: 3′ corriendo, 2′ caminata (x6)

Semana 5: 5′ corriendo, 2′ caminata (x3)

Semana 6: 8′ corriendo, 2′ caminata (x3)

Semana 7: 10′ corriendo, 1′ caminata (x3)

Semana 8: 15′ corriendo, 1′ caminata (x2)

Semana 9: 30′ carrera

Sobre el ritmo la regla es simple, camina a una velocidad ligera, pero que no pase al correr. Y en el running, lo que se conoce como trote conversado, es decir, que puedas mantener una conversación corriendo. Y así poco a poco irás reconociendo tu ritmo y también lo irás mejorando.

Te puede interesar