fbpx Revista Velvet | Rodolfo Neira: El ayuno intermitente y sus beneficios



Velvet al desayuno

Rodolfo Neira: El ayuno intermitente y sus beneficios

Por equipo velvet | 02 diciembre 2020

El doctor Rodolfo Neira conversó con Carola de Moras en Velvet al desayuno sobre el ayuno.

Por Rommy Buchholz S.

Últimamente se ha habla mucho sobre el ayuno intermitente y son varios los famosos e influencers que han optando por este tipo de alimentación. Esto, según el doctor Rodolfo Neira, ocurre debido a que el ser humano ha comenzado a cuestionarse viejas formas de hacer las cosas.

«Estamos todo el día comiendo porque tenemos disponibilidad de alimentos. Esta situación genera recompensas cerebrales de bienestar y placer. Y cuando en la noche estamos estresados o aburridos, accedemos inconscientemente a ese momento cerebral inducido por la comida», explica.

El experto compara esta situación con los inicios de la evolución, cuando el ser humano se limitaba a comer lo justo y necesario. Esto, debido a la poca disponibilidad que se tenía de alimentos. E incluso se remonta a los tiempos en las cavernas, el hombre podía comer una vez cada tres días y el cuerpo resistía sin problema a aquel estado.

Hoy tenemos disponibilidad inmediata de alimentos y eso ha generado un problema. «Eso que parece normal, es totalmente anti fisiológico», comenta Neira, y agrega, «Nos está haciendo daño, está promoviendo trastornos metabólicos, obesidad, trastornos derivados a las enfermedades cardiovasculares, etc».

El ayuno intermitente es un paraguas en el que el cuerpo accede de forma intermitente a alimentación y pasa un periodo de tiempo importante sin comer. Esto, para que exista un equilibrio entre el momento de construcción y el momento de aprendizaje y limpieza.

«No estamos inventando nada nuevo, no es tendencia ni es moda. Parece serlo porque explota ahora por la conectividad que tenemos en la globalización. Todos hablan de esto, pero esconde un formato tradicional evolutivo y fisiológico que estamos recordando solamente», aclara.

Lo que debemos hacer ahora, según Rodolfo, es eliminar la costumbre del formato de alimentación continua y que el cuerpo comprenda que mientras no estoy comiendo, no me estoy muriendo. Esto puede tomar de 3 a 4 semanas y para ello es importante aceptar y observar los cambios que queremos realizar y entender por qué el cuerpo se niega a llevarlo a cabo.

También habló en detalle sobre los procesos biológicos que vive nuestro cuerpo al llevar una alimentación continua, lo poco saludable que puede llegar a ser y la comparación con un estilo de vida donde nuestra mente no gire en torno a nuestra alimentación. Además, aclaró los beneficios del ayuno, los grandes cambios que genera en nuestro cuerpo y el proceso que se vive durante aquel cambio de hábito.

Revisa el capítulo completo aquí.

Comentarios