fbpx Revista Velvet | Paulo Brunetti: «Del teatro no vive nadie»



Velvet al desayuno

Paulo Brunetti: «Del teatro no vive nadie»

Por equipo velvet | 20 mayo 2020

El actor argentino confiesa que trabajar en televisión es un privilegio y está muy agradecido de eso.

«Uno generalmente se auto-aisla para estudiar, para replantearse la vida, para preparar un trabajo, pero este aislamiento te lo imponen, entonces uno no está preparado», confesó el actor sobre la cuarentena total. Pero aseguró que lo está llevando bien y acatando todo lo que piden, porque «esto no depende de los demás, si todos pensáramos así ‘esto primero depende de mí’, saldríamos mucho antes de esto».

Paulo Brunetti estuvo en Velvet al desayuno, conducido por Angélica Castro de lunes a viernes, desde las 10:00 hrs., por el IG Live de Revista Velvet. El argentino de 46 años, con mate en mano, comentó cómo está llevando el confinamiento, su rutina diaria, que incluye cocina y poco ejercicio, además de estudio y pasar el tiempo con sus tres perros Gaspar, Pancha y Pollo. Este último su sombra blanca, «me acompaña hasta el baño».

De Argentina llegó a Chile por una obra, y nunca más se volvió a su país. «Son dos mundos paralelos, pero somos muy parecidos», comentó el actor sobre los países vecinos. Y ya va por los 13 años en Chile y 13 teleseries.

Entre sus proyectos tiene una película en proceso, pero no ha logrado encontrar esa inspiración durante el encierro. «No estoy preparado y no hay que apurarla porque si no las cosas no salen como uno quiere».

Al igual que muchos de los actores nacionales, Paulo Brunetti estaba preparando dos obras, además de algunos proyectos artísticos más. Todos postergados en tiempos de cuarentena.

Lejos de encontrarse galán, Brunetti confiesa que no es el rol que más le acomoda y que ama el teatro. Además, asegura que es un papel castigado. «Mucha gente me dice tú estás ahí porque eres galán. Y lamentablemente uno entra en la lucha con eso y demostrar que no es así».  Pero aprendió a soltarlo, y en el teatro hace lo que le gusta. Y enfatizó «Uno no le puede caer bien a todo el mundo».

Sobre la televisión comentó que «ya que te llamen es maravilloso. Tener trabajo en la televisión es muy bueno. Lamentablemente para el actor hacer TV es una tranquilidad para el vivir, porque del teatro no vive nadie. Y para el cine te pueden llamar para un personaje una vez en el año», concluyó. Y, por lo mismo, asegura que es un privilegiado y agradecido de la televisión.

Revisa el capítulo completo aquí.

 

 

 

Comentarios