fbpx Revista Velvet | Delfina Guzmán: «La Torre Eiffel es una rotería al lado de la Cordillera de los Andes»



Velvet al desayuno

Delfina Guzmán: «La Torre Eiffel es una rotería al lado de la Cordillera de los Andes»

Por equipo velvet | 15 julio 2020

No tiene Instagram, pero se las arregló para estar en Velvet al desayuno junto a Angélica Castro. El programa que conduce de lunes a viernes, desde las 10:00 hrs. a través del IG Live de la revista. «Has visto algo más entretenido que esta cuarentena, que idea más linda que tuvieron los científicos», comentó irónicamente […]

No tiene Instagram, pero se las arregló para estar en Velvet al desayuno junto a Angélica Castro. El programa que conduce de lunes a viernes, desde las 10:00 hrs. a través del IG Live de la revista.

«Has visto algo más entretenido que esta cuarentena, que idea más linda que tuvieron los científicos», comentó irónicamente Delfina Guzmán. Para la actriz el encierro no es problema, sino el no poder a su familia. Además, no le gusta ser un número más, algo que considera es en lo que se ha convertido el ser humano en los últimos meses.

A sus 92 años, tiene 13 nietos, y dice que le carga la tecnología. No distingue entre el computador, el teléfono y el dispositivo que sea. «Vas a tener que tener paciencia conmigo porque estoy muy imbécil», aseguró sobre el tema.

Delfina Guzmán habló sobre los cambios y la actualidad, y reveló que se siente huérfana de este país. «Encuentro que la gente está en un grado de imbecilidad increíble», sentenció. «Está muy raro este país», continuó y agregó que las personas perdieron la comunicación y el conversar, se perdió el tiempo. «Estoy bien negativa hoy, pero más rato se me va a pasar».

Se casó muy joven, tuvo su primer hijo a los 21 años, y hoy asegura tener 13 nueras, aún cuando tiene 4 hijos. Una familia muy unida, lo pasa muy bien con sus 13 nietos y es definitivamente lo que la tiene más molesta durante el encierro.

Casada más de una vez, dice que su ex marido fue una de las razones por las que decidió estudiar teatro, y también su madre, «que se creía muy inteligente», le dio tres razones por las que debía guiar su vida: «apúrese, cállese y no se luzca, entonces en ese no se luzca elegí el teatro», comentó.

Sin embargo, después aclaró que no sabe por qué eligió el teatro y que quizás fue su colegio. Pero lo que sí tiene claro es que ama el teatro y sin él no vive.

«Uno tiene que contar siempre lo que tiene, y no lo que no tiene», le aconsejó Delfina a Angélica. Cuando ve a su familia, el teatro, su profesión, la televisión, y su vida, se da cuenta de lo mucho que tiene y le ayuda a sostener la situación país. «La pandemia, has visto huevada igual», concluyó.

Pero entre algunos que otros malestares y quejas sobre Chile, si destacó la belleza del país. Y comparándola con la Torre Eiffel, aseguró que «es una rotería al lado de la Cordillera de los Andes». Algo que le dice a sus amigas cada vez que hablan de los viajes y Europa.

Camina varias veces al día, lee el diario para romper los artículos en que hablan de los seres humanos como números, habla con sus seres queridos a diario, y la tecnología la «aburren hasta la locura».

Sin pelos en la lengua, Delfina Guzmán habló sobre su carrera y el paso de los años. Y afirmó que «Dios es bastante huevoncito». Si bien es muy católica, aseguró que Dios había hecho mal al ser humano porque se deteriora bastante con el paso de los años.

Deflina se arrepiente de que le hayan quitado la tuición de sus hijos. «Mi familia consideró que yo no podía educar a mis niños y le dieron la tuición a mi ex marido», confesó. «Cuando me acuerdo de eso me da angustia por ellos», comentó. Asegurando que no se siente ella misma habiendo tomado esa decisión. «Quitarle los hijos a una madre porque va a estudiar teatro, es increíble», sentenció.

Una conversación que solo la genialidad de esta reconocida actriz puede aportar. Si te la perdiste, revisa el programa completo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios