fbpx Revista Velvet | 5 propósitos (realistas) de belleza para poner en tu lista de Año Nuevo
Belleza

5 propósitos (realistas) de belleza para poner en tu lista de Año Nuevo

5 propósitos (realistas) de belleza para poner en tu lista de Año Nuevo
Belleza

5 propósitos (realistas) de belleza para poner en tu lista de Año Nuevo

POR María Paz Maldonado | 25 diciembre 2021

Ya es momento de definir nuevas metas para un 2022 aún en blanco y la belleza no es la excepción. Aquí compartimos algunas intenciones que se pueden cumplir si realmente te lo propones. ¡A tomar nota!

Cuando se trata de definir propósitos de belleza, probablemente los únicos que verán la luz más allá de enero son aquellos menos restrictivos, fáciles de hacer en el día a día, y con beneficios evidentes que logren convencerte de seguir cumpliéndolos todo el año. Para ayudarte en esta misión, definimos cinco propósitos realistas, sencillos y con increíbles resultados que verás en cuanto empieces a ponerlos en práctica.

1 Usa protector solar, todos los días y todo el año

Sí, de nuevo con la cantaleta del protector solar. Pero si aún no has adoptado este hábito, entonces escríbelo con doble asterisco en tu listado de propósitos de Año Nuevo. “La radiación solar es la causante de los signos del fotoenvejecimiento cutáneo: manchas, arrugas y flacidez. Tanto la radiación ultravioleta como la luz visible son los que generan este daño. Como la radiación está siempre presente, incluso en días nublados o fríos, nuestra piel está expuesta todo el año a este agresor.

Por eso, la mejor forma de prevenir estos signos indeseados es usar fotoprotección todos los días del año, como parte de nuestra rutina de belleza. Además, con ello disminuimos el riesgo de desarrollar un cáncer de piel”, explica la dermatóloga Carla Muñoz (@dra. carlamunoz.dermatologa).

Así es que ya sabes, salgas de casa o no, sea verano o invierno, haz de la aplicación del protector solar un hábito. Y no olvides que la protección, además de la cara y el cuerpo, debe incluir los labios y eventualmente el pelo, sobre todo para quienes se tiñen y no quieren perder el color.

2 Más agua (en todas sus formas)

Sabemos que cumplir con la cantidad de agua diaria recomendada (1 1/2 a 2 litros) pue- de ser un poco complejo, sobre todo para quienes les parece súper aburrida… Pero el agua es el combustible que permite que todo nuestro cuerpo funcione bien: entre otras cosas, regula la digestión y garantiza

el buen estado de la piel y pelo. El agua es vida, por eso es momento de ponerse mateas con su ingesta. La buena noticia para quienes se declaran malos para el agua es que la puedes tomar en distintos formatos: en una infusión, saborizada naturalmente, comiendo frutas y verduras ricas en agua o incluso en un refrescante helado de agua casero. Todo está en ser más creativas.

3 Desmaquíllate, pase lo que pase

No importa si te quedaste dormida viendo una serie, si llegaste tarde de una fiesta o si simplemente la flojera fue más fuerte. Desmaquillarse es uno de los pasos MÁS importantes de la rutina de belleza.

“Si no retiramos el maquillaje se van acumulando impurezas que no dejan que la piel respire. Esto hace que se ponga más opaca y que se agudicen condiciones como piel grasa o reseca. Si no te sacas la máscara de pestañas sucede lo mismo, las pestañas se secan y caen más”, explica la maquilladora Melanie Tetzner. Un paso que, según explica, se vuelve incluso más importante con el uso de la mascarilla, ya que “hace que la piel respire menos en esa zona, lo que propicia la aparición de granitos –el maskné–, así que en el contexto actual es clave hacer esta limpieza”.

Además, mientras dormimos es cuando la piel se regenera y mejor penetran los productos que aplicamos; de ahí que sea tan importante seguir una correcta rutina de belleza nocturna.

4 Conoce tu tipo de piel

Es increíble, pero la mayoría de las mujeres no conoce su tipo de piel, razón por la que no siguen una rutina de cuidados específica para ellas. “Es muy importante conocer tu tipo de piel porque eso te permite comprar productos adecuados y así evitar desequilibrios o problemas cutáneos, y claro, también ahorras dinero al hacer una compra inteligente. La piel es el órgano más extenso del cuerpo; es importante tomar conciencia sobre ello y otorgarle el cuidado adecuado. Una piel sana mejora tu autoestima y tu salud, y descubrirla es un camino de autopercepción y conocimiento personal”, explica Constanza Toro (@skincoach_conytorol), skincoach y fundadora del Centro de Belleza Jer (@jer.centrodebelleza).

Puedes visitar a un especialista o bien asesorarte por las consejeras de las marcas de belleza: muchas disponen de personal preparado en sus puntos de venta. Te ayudarán a conocer tu tipo de piel y a partir de ahí te recomendarán productos específicos según tus necesidades.

Además, recuerda que la piel cambia a lo largo del tiempo y según la temporada del año, así que es importante que también consideres esas variables.

5 Define una rutina de belleza corta, pero conviértela en un hábito

Quien mucho abarca, poco aprieta”. ¿Conocías este refrán? Bueno, para hacerte el hábito de seguir una rutina de belleza, la lógica es la misma. No te propongas hacer muchísimos pasos y súper tediosos, porque probablemente luego de las primeras semanas termines por aburrirte o simplemente los abandones, con la justificación de que no tienes tiempo. Nuestro consejo: define una rutina breve, simple, pero efectiva.

Convierte a los productos multifunción en tus mejores aliados y adopta una rutina que se ajuste a tus tiempos y estilo de vida. Quizás puedes dejar aquellos pasos que toman más tiempo, como una exfoliación o mascarilla hidratante, para el viernes por la noche o fin de semana, y convertir estos tratamientos en tus momentos de regaloneo y desconexión.

 

 

Te puede interesar