fbpx Revista Velvet | Kika Silva: «Soy una mujer soltera que quiere pasarlo bien»

Actualidad

Kika Silva: «Soy una mujer soltera que quiere pasarlo bien»

Por Jon Reyes | 19 julio 2021

Hace unos meses está instalada en la Costa Oeste de Estados Unidos, un lugar en el que además de reinventarse laboralmente en pandemia ha vivido una profunda experiencia de transformación. Así, entre clases de inglés, surf y buceo –en especial de “rescue diver”–, esta modelo, rostro de televisión e influencer de 29 años vive un camino al que califica de maravilloso, de descubrimiento personal y de gran crecimiento.

En astrología se conoce al “retorno de saturno” como el fenómeno que sienten las personas que se encuentran entre sus 28 y 30 años cuando todo parece derrumbarse, que todo lo vivido hasta ahora no vale la pena, los pilares se caen y el norte se pierde. La carta del Tarot que lo representa es La Torre, un caos total. Pero después de todo eso viene la calma, el autodescubrimiento y el crecimiento personal a costa de mucho dolor.

En marzo próximo, Kika Silva cumplirá sus 30 años y cuenta que el mencionado suceso astrológico es el fiel reflejo de lo que ha sido
su vida en estos dos últimos años. Para partir, el Covid-19 la obligó a quedarse en Estados Unidos, ya que cuando quiso volver a Chile, empezaron a cancelar los vuelos de retorno; fue así como terminó por instalarse en Los Angeles, California, un lugar en el que ya había vivido anteriormente por dos años.

Entusiasta y positiva como siempre, desde la Costa Oeste de Estados Unidos, nos habló de su nueva rutina, sus mejores momentos, de sus cursos de buceo, su aprendizaje como “rescue diver” y de cómo ha aprendido a vivir el día a día, sobre todo en un momento que reconoce de profunda transformación. Esto último no solo la tiene feliz, sino que también más segura que nunca de la mujer en la que se ha convertido.

–¿Cómo ha sido la experiencia de vivir nuevamente en Los Angeles?

–Muy importante. Hoy estoy, literal, viviendo entre casas de amigos. Soy una persona muy agradecida porque tener los amigos que tengo es impagable. Para mí fue inesperado volver a vivir acá, estoy buscando un lugar fijo para quedarme. Esta ciudad me fascina porque conozco a mucha gente y eso me hace evolucionar. Sigo en clases de inglés y lo practico mucho en el día a día. Me encanta escaparme a Venice Beach y a Laguna Beach, ahora estoy aprendiendo a hacer surf, me he caído varias veces, pero estoy segura de que lo voy a lograr (se ríe). Me gusta la vida simple de estar con un jeans a pies descalzos, pero también me gusta ir a almorzar con mis amigas; todo lo que pasa en Downtown es alucinante, hay una mezcla de culturas muy linda acá, eso te nutre para la vida.

–¿Qué ha sido lo más complicado en todo este tiempo en modo Covid-19?

–Empecé a meditar y hacer yoga, cosas que no hacía antes. El deporte es mi centro. Como cualquier persona paso por distintos estados de ánimo, pero el deporte es mi estabilidad. Me siento bien cuando estoy entregando algo al resto, por eso mi Fundación Roxy –que apoya a organizaciones de adopción, rescate y cuidado animal– me hace sentir que ayudar es tan importante hoy en mi vida. En estos tiempos de Covid he pasado susto con algunos familiares y comencé con muchos problemas del sueño, ahí estaba un poco angustiada. También me tuve que reinventar en lo laboral, pero eso es, sin duda, lo que más valoro. Esta enfermedad nos ha enseñado a preocuparnos de las personas que nos importan y a que la salud es mucho más relevante que cualquier otra cosa; lo material da lo mismo.

–¿Cuál es tu opinión sobre las fiestas clandestinas?

–Me lo he preguntado mucho porque estoy en un país y una ciudad que recién está reabriendo. Fui una afortunada por- que en Chile me hice muy amiga de mis vecinos, ellos fueron mi todo. En la primera cuarentena nos veíamos y nos cuidábamos mucho. Hice carretes en mi departamento conmigo misma y más de alguna vez fue un vecino, pero siempre respetando las medidas sanitarias. Vivía sola y dejábamos las puertas abiertas con mi vecina porque ahí eran dos departamentos por piso, nuestras mascotas cruzaban de una casa a otra; ellos fueron mi familia. Tenemos que parar con las fiestas clandestinas porque la situación en Chile está muy complicada, eso sí, nunca había tomado tanto vino como en esta pandemia (se ríe)… Bueno, uno debe ser responsable, pero es entendible que, cuando los aforos lo permiten, uno se puede juntar con amigos que se convierten en familia. Le agradezco mucho a mis vecinos porque me ayudaron estando en Chile, y estando acá hablo todo el día con ellos.

–¿Estás soltera?

–Sí, mi última relación con Benjamín Israel fue muy importante, me costó mu- cho superar ese quiebre porque él es muy buena persona y hoy somos grandes amigos. Esa relación me hizo crecer mucho y hoy es parte de mi vida porque tenemos una amistad muy importante. Llevo dos años soltera y este ha sido un camino maravilloso de descubrimiento personal y de gran crecimiento. Al principio cuesta ser amigos, pero el tiempo todo lo sana. Él siempre será parte de mi vida porque tenemos mucha gente en común y tengo una linda relación con su familia.

–En Estados Unidos, ¿has conocido a alguien?

–Lo único que te diré es que tengo que practicar muy bien mi inglés (ríe). Antes era una mujer muy aburrida, hoy soy mucho más resuelta. En todos los aspectos estoy con ganas de expandirme y crecer, quiero conocer gente nueva y pasarla bien.

–¿Cómo se vive la sexualidad estando soltera y en otro país?

–Fíjate que conozco más hombres afuera que en Chile, porque estando en Chile está el factor de que soy más conocida; acá soy una mujer más. He aprendido mucho sobre la masturbación femenina estando soltera, eso era algo en lo que antes era muy poco informada. Mis amigas me dicen que estando casadas o en pareja tenían más interés en el tema que yo y ahí me pregunté “¿cómo era eso posible si yo estaba soltera?”. En ese momento me dije que debía hacerlo.

Para seguir leyendo, presiona acá.

Portada

Fotos Paz Vásquez @pez_vasquez

Estilismo Romina Morales @romimoralesr para @thesouthlist_

Maquillaje y pelo Alexandra Cancino @alemakeupart Asistente de fotografía Lissete Montoya

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios