fbpx Revista Velvet | El manjar, una dulce condena

Foodie

El manjar, una dulce condena

Por Alejandra Hales | 08 abril 2021

Lo único a ciencia cierta podemos concluir de esta pandemia es que el consumo e impulso por atacar algo dulce crece. Para hacerlo de manera elegante, paladeando cada bocado es que invocamos al padre de los placeres, que con o sin culpas, nos lleva al altar: El manjar. Aquí en cuatro exquisitas preparaciones y formatos.

Al.fa.jor: Fe.no.me.nal

Joy Siebald y su marido partieron con su emprendimiento de alfajores en las cuarentenas del 2020. Su empresa de eventos no podía trabajar y, confinados, empezaron a preparar chilenitos para consumo familiar. Todo partió como un hobby del cual disfrutaban comiendo y compartiendo fotos en Instagram, hasta que muchos amigos exigieron una producción colectiva ante tanta tentación. Comenzaron con recetas de internet, ya que no tenían experiencia en repostería, y las fueron mejorando. Cuando estuvieron contentos con el resultado, decidieron venderlos a público.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ALFAJOR (@al.fa.jor)

Así nació Al.fa.jor, cuyos primeros clientes fueron familiares y amigos, los que fueron aumentando a medida que la voz de la calidad de sus productos se corría. Al principio, hacían solo chilenitos (Cläs) de masa liviana y crocante. Hoy, además de esos, tienen alfajores de maicena (Mäi), de Nutella (Nüt) y de chocolate (Bläc), todos con un gran secreto que está es su masa. ¿Adivinan? Es el nivel humedad, que se funde como una nube en la boca. Tanto fue el éxito que hoy trabajan en un taller y ya no en su casa.

Valores desde $10.000 (caja de 27 Cläs, caja de 12 Bläc o caja de 18 Mäi), más despacho. También hay mix y cajas más grandes. Los pedidos se hacen por su Instagram @al.fa.jor o al WhatsApp +56 9 3954 8989. Los despachos son los días viernes.

 

Cabrita Alegre: Cucharadas de placer

Buena dosis de investigación, muchas pruebas, desarrollo de productos y litros de leche de cabra; 100% pura, sin gluten y sin azúcar añadida definen los productos de Loreto Mardones. El primer impulso fue su tesis de grado dedicada a la elaboración de productos con leche de cabra; que en sincronía su primo comenzó a con un criadero de ellas. De ahí todo un estudio con la materia prima y un atractivo mercado que en muchos casos lo demanda por alergias o restricciones alimentarias.

Hoy su línea de productos es versátil, como también sus proveedores de leche de cabra a quienes Lorena visita a fin de asegurar la calidad y crianza responsable. Este seguimiento es crucial porque se trabaja con lo que se conoce como “verificación de la leche”. Por ejemplo para los productos salados se utiliza una leche y para los dulces otra, puesto que la crianza y tipo de alimentación repercute en el sabor de la leche. Todos estos detalles hacen que sus productos sean excepcionales y de momento los únicos en Chile.

Pida su línea completa de chocolatería que viene con el producto estrella: El manjar, cremoso, con dejo a tostado (por la panela) y dulzor preciso. Más que alegre quedará con la Cajita Mix Manjar ($12.000) que trae un frasco de manjar ($3.000 unid), bombones con maní, trufas, cocoquetas, cocadas y unas calugas a otro nivel. 

Aproveche de probar la línea salada, como el cremoso de quesos. Todos los productos se encargan a través de su web www.cabritaalegre.cl | IG: @cabritalegre.

 

Dulce Mona: Volcanes en erupción

Otro emprendimiento en pandemia es el de Marcela Gómez, a quien de cariño le dicen Mona y dulce porque llevaba siempre los postres y cositas dulces a los cumpleaños o juntas de amigos. Claro, cuando éramos libres. Ahora lo que puede hacer libremente en casa es gozar de unos volcanes de chocolate, con fina capa de masa y relleno de manjar sureño traído directamente de Puerto Varas. Una bomba exquisita y golosa, en el que recordará la frase “déjame uno”. Así de adictivos son.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Marce (@ladulcemona)

La caja de volcanes 8 cuesta $4.500. Otro de sus Mona hits es la torta casera de milhojas: suaves y finas láminas de masa de hoja, más generosas capas de manjar y un toque de mermelada casera de ciruela que aporta esa acidez que realza y equilibra. Tiene dos tamaños, la torta mini que es para 4-5 ($8.500) personas y la torta grande para 10-12 personas ($16.000). como dato extra y que vale la pena compartir son los kit de galletas ($10.000) para decorar con glaseado, que son temáticos para fechas como Halloween, día del niño, navidad, o bien a pedido de especial. Una actividad original, rica y creativa para hacer con los niños.

Todos los pedidos son con 48 horas de anticipación y se despachan los viernes y sábado (previo acuerdo a convenir), al número +56 98768 5244 o a través de su IG @ladulcemona. Los repartos son en Lo Barnechea, Vitacura, Las Condes, Providencia, La Reina.

Pastelería de autor: Profiteroles con manjar

Cuando niña, Esperanza Dittborn vivió con su familia, tíos y primos, en una parcela en Los Dominicos, que era la casa de su abuela. Doña María, gran cocinera, los deleitaba a todos con sus preparaciones dulces y saladas, y junto a ella Esperanza fue agarrando confianza en la cocina. A los cinco años hizo su primer queque de chocolate y alguien le dijo que era el más rico del mundo. Más tarde, estudió diseño en la Universidad de Chile y mientras más cocinaba, menos le entusiasmaba su trabajo de programación computacional. Finalmente, lo dejó para dedicarse a la pastelería, que era su pasión.

Hace cinco años partió con su pastelería donde la especialidad son las tortas de distintos tipos: línea chilena, con hojarascas, tortas de panqueque y de merengue. La línea americana son tortas de chocolate, carrot cake, pie de limón. Y la línea francesa la protagonizan los profiteroles, que son la base de las tortas Saint Honoré y Croquembouche (pirámide de profiteroles). Los profiteroles también los vende por bandejas de doce unidades, y está la versión rellena con manjar, algo que es tan del gusto chileno. Hoy Esperanza vende sus productos desde su web y con despacho a domicilio, pero a ella le encanta relacionarse con sus clientes y lo que más le gusta es que le digan que sus postres les encantan, pues eso la conecta con la felicidad que sintió con aquel primer queque.

Algunos valores: $26.000 (15 porciones) la torta de chocolate naranja, la Croquembouche, la torta de hojarasca guinda, manjar y pastelera. Profiteroles: $8.000 los doce. Pídalos en www.esperanzadittborn.cl o al +56 9 9070 5560. @esperanzadittborn

Comentarios