fbpx Revista Velvet | El negocio del cannabis -medicinal- en que los famosos están invirtiendo

Actualidad

El negocio del cannabis -medicinal- en que los famosos están invirtiendo

Por Pia Gajardo | 07 abril 2021

Desde hace algunos años, un negocio legal y muy rentable ha florecido alrededor de la marihuana y algunos famosos han encontrado en él un terreno atractivo para invertir parte de sus fortunas.

Durante décadas, esta planta ha estado rodeada de la estigmatización de ser una “droga peligrosa”, sin embargo, debido a su legalización en muchos países, además de su consumo asociado a un tópico “recreativo”, su venta se ha transformado en un negocio rentable para muchos.

Es el caso de Maximillian White, un emprendedor de 40 años originario de Inglaterra, proveniente de una familia de negocios hoteleros, restaurantes y clubes nocturnos, que tiene más de 5 millones de seguidores en Instagram y una fortuna que se basa en el negocio legal de la marihuana. 


Según la revista
Forbes, sus acciones están valoradas en 3.500 millones de euros y proceden de las 40 hectáreas de tierra que adquirió en Portugal para cultivar cannabis medicinal. White denomina a ese terreno como su “campo de sueños”, y en una reciente entrevista a The Times asegura que en él podría cultivar “hasta 500 toneladas al año”.

No hay nada ilegal en su negocio, considerando que en muchos países la legalización de la marihuana para uso medicinal, es regulado por terapias relacionadas con la epilepsia, la esclerosis múltiple, el síndrome del intestino irritable, la ansiedad, el insomnio o para combatir los efectos de los tratamientos de quimioterapia.

Su proyecto que comenzó hace sólo cuatro años, ha atraído a otros famosos que han visto en él el mismo potencial que ha hecho multimillonario a White. Este es el caso de, por ejemplo, el boxeador Mike Tyson, David Beckham, del rapero y marido de marido de Beyoncé, Jay-Z o también de Miley Cyrus

Jay-Z, desde 2019 se asoció a la marca de cannabis Caliva y el pasado mes de octubre anunció la creación de su propia línea de productos bautizada Monogram, que incluye lujosos puros elaborados por artesanos “altamente capacitados”.

Por su parte, el ex futbolista David Beckham, ha invertido en productos derivados del cannabis. En su caso, apostando por Cellular Goods, una línea de cuidados de belleza.

Y, en tanto, Miley Cyrus ha pasado de verse en un video fumando marihuana cuando era estrella de Disney, a tener su propia granja de cannabis Lowells Herb y un restaurante en West Hollywood llamado Lowell Café, que ofrece a sus comensales una variedad de productos que incluyen «cigarrillos», e incluso bebidas con THC (marihuana).

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Miley Cyrus (@mileycyrus)

 

¿Qué te parece este negocio?

 

Comentarios