fbpx Revista Velvet | Pedro Engel y la ancestrología: “No se puede arrancar de la historia”

Actualidad

Pedro Engel y la ancestrología: “No se puede arrancar de la historia”

Por Pia Gajardo | 10 marzo 2021

Karen Doggenweiler y Pedro Engel se conectaron en el contexto de nuestros lives Non Stop para hablar de la ancestrología y las repercusiones en la familia.

No solamente heredamos lo físico de nuestras mamás o papás, sino que también podemos heredar sus temores, miedos y hay que saber cómo solucionarlos y en base a eso, mirar hacia el futuro.

Según Pedro, muchas personas piensan que cortar los lazos familiares es lo mejor. Pero no se puede arrancar de la historia: “En la ancestrología no cortamos nada, no usamos tijeras. Usamos hilo y agujas y zurcimos. Vamos bordando el pasado, porque lo que tú cortas se repite en generaciones que vienen”, comentó el ancentrólogo en la conversación junto a Karen.

Agregando que: “Las relaciones con los padres hay que arreglarlas, repararlas hasta que finalmente se transforme en tu corona. La corona de un ser humano son sus padres, cuando tú arreglas la relación con tus papás la vida se arregla”.

 

La ancestrología repara desde el amor

Para Pedro, la idea es que al final no juzguemos a nuestros padres por su actuar frente a nosotros y por cómo nos criaron: “Uno quisiera que los papás hubiesen hecho algo distinto, pero ellos hicieron lo que pudieron a raíz de sus circunstancias. Entender eso cambia su lugar en tu corazón”.

 

La tribu completa que sana

“La gente piensa que como papás se debe ser perfecto. Pero todos como papás hemos cometido errores. Siempre hemos querido dar lo mejor, pero quizás no lo logramos”, aseguró el especialista al hablar de los reproches que le adjudicamos a nuestros progenitores. 

Las personas deben avanzar por sí mismas, y no vivir culpando a los padres de los platos rotos que se rompieron en la infancia. 

 

El cambio empieza por uno mismo

Pedro comenta que muchas personas se justifican en ser o actuar de cierta manera, en base a sus dolores de la infancia, pero indica que uno como persona, y persona adulta, tiene el deber y una responsabilidad de sanar, y que para eso existen terapias y especialistas. 

“La alegría, la felicidad, es una responsabilidad social. Andar enojado, agresivo, no… Si tú quieres cambiar el mundo, cambia tú. No puedes pedirle al mundo lo que tú no tienes. Si tú quieres realmente ser feliz y tener una vida plena, tienes que trabajar por ti mismo”. 

 

Vivimos en una sociedad desalmada

“Yo sé que lo que estoy proponiendo cuesta, pero es una responsabilidad de cada ser humano trabajar en el camino del misticismo, hasta poder obtener la misericordia. Entender a la persona que te dañó. No es una víctima y un victimario, son dos personas dañadas. Y cuando entiendes eso, en ti se produce un cambio y una sanación profunda”.


Revive la conversación de Karen
Doggenweiler y Pedro Engel sobre ancestrologia y las relaciones familiares acá:

Comentarios