fbpx Revista Velvet | Morado, color con historia



Actualidad

Morado, color con historia

Por Manuela Pérez | 11 octubre 2020

También conocido por sus tonalidades como púrpura o violeta, es el color históricamente asociado al feminismo. Desde hace más de un siglo que las mujeres lo usan como símbolo de protesta, igualdad y unidad. Pero, ¿cuál es la historias detrás del color?

“Dicho de un color: que está entre el rojo y el azul”, así lo define la RAE. El morado, es un color con historia y no solamente ha tenido que ver con la iconografía del movimiento feminista. Antiguamente era un color muy difícil de conseguir de manera natural, más aún el pigmento, por esa razón se guardaba para detalles que llevaban las prendas de emperadores o altas dignidades religiosas.

De hecho, en la iglesia católica la mezcla de azul y rojo es usada por los obispos para simbolizar piedad y también está presente en tiempos religiosos como el adviento y cuaresma. Debido a estas simbologías asociadas a figuras con jerarquía y poder, también se le ha dado al color connotaciones de soberbia o arrogancia.

En cuanto al feminismo, la historia más conocida en torno a su origen y que también llevó a las primeras protestas feministas masivas, se asocia con el trágico suceso que ocurrió el 25 de marzo de 1911, en la ciudad de Nueva York.

Ese día en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist murieron 123 trabajadoras a consecuencia de un incendio del cual no pudieron escapar porque las puertas de salida se encontraban cerradas con llave, impidiendo que salieran durante su jornada laboral. Aseguran que ese día las calles de la ciudad se llenaron de un humo morado, debido a que en ese momento estaban trabajando con esa tonalidad.  

Han pasado más de 100 años desde el suceso y nunca se conocieron las verdaderas causas de cómo se provocó el fuego, sin embargo, sí se conocieron las pésimas condiciones en las que trabajaban estas mujeres que en su mayoría eran jóvenes inmigrantes de Europa: trabajaban 10 horas al día, no tenían descanso, seis días de la semana y con un salario muy bajo.

Antes, también fue usado en 1908 por las sufragistas inglesas junto con el verde y el blanco. En la película “Las sufragistas” (2015) protagonizada por Carey Mulligan, Helena Bonham Carter y Meryl Streep, podemos ver presente estos colores. La activista inglesa Emmeline Pethick lo explicaba de la siguiente manera “el violeta, color de los soberanos, simboliza la sangre real que corre por las venas de cada luchadora por el derecho al voto, simboliza su conciencia de la libertad y la dignidad”.

Actualmente este color, que en la astrología está asociado a los signos piscis, acuario y sagitario, tiñe con rapidez cuando se trata de la unidad y la protesta de mujeres. Como lo hemos visto en nuestro país hace unas semanas, a través de las redes sociales a partir de la “alerta morada” por el caso de Antonia Ibarra.

Comentarios