fbpx Revista Velvet | Daniel Jadue: Del furor a la furia



Actualidad

Daniel Jadue: Del furor a la furia

Por Lenka Carvallo | 08 mayo 2020

¿Por qué ya nadie quiere al edil de Recoleta?

Con su temperamento suma enemigos y polémicas. Un carácter que ningún interesado en la opción presidencial puede darse el gusto de demostrar y del cual dio claras muestras esta semana.

Luego de una larga ausencia mediática, cuando el confinamiento por la peor pandemia del siglo los ediles se turnan por aparecer en cuanto espacio televisivo se les presenta, finalmente el alcalde de Recoleta recuperó su don ubicuo y esta semana se multiplicó en las pantallas. Así, vivió su propio estallido.

Si ya hace un mes estaba molesto –al igual que muchos alcaldes– porque su comuna era constantemente ignorada al momento de decretar las cuarentenas. A medida que fueron pasando las semanas, Recoleta se transformaba en la única del sector aún sin confinamiento obligatorio. Este martes, una vez que ante las presiones el gobierno por fin sumó a Recoleta entre las 30 zonas del país en confinamiento obligatorio –y el 60% de la Región Metropolitana–, el alcalde Jadue, en lugar de suspirar  de alivio, estalló y pasó del escarlata al rojo furioso para cobrar así sus cuentas.

“La cuarentena decretada en la comuna es tardía”, reclamó en varios matinales y noticieros. El edil fue más allá y calificó la dilatada decisión de “discriminación”, incluso como un “castigo”, una “arbitrariedad” fundada en razones políticas. “La tesis quizás no se sostiene”, lo confrontó la periodista y conductora del matinal de CHV, Montserrat Álvarez, al señalar que comunas como Maipú o La Florida, con alcaldes derecha, también fueron integrados recién a este decreto. Luego, preguntado por las aglomeraciones en La Vega, y que alcanzaron su peak ante la noticia del obligado encierro, Jadue explicó: “La comuna no cuenta con dotación de Carabineros; ellos no tienen los recursos y es difícil reaccionar”. “Veo que ya se dio por vencido”, lo tiró contra las cuerdas MontserratAsí, el hombre que en el estallido llamaba a desafiar a la policía (“el pueblo tiene derecho a defenderse de Carabineros”, dijo en una entrevista, lo que le valió críticas transversales), esta vez debió tragarse sus palabras. 

Esta semana Jadue se enfrentó también con el conductor de Mega, José Luis Reppening y en Twitter con el ex CQC, Pablo Mackenna. De esta forma el alcalde con mayores opciones presidenciales detrás de Joaquín Lavín en las encuestas de mención espontánea (de acuerdo al sondeo de Pulso Ciudadano del 15 de abril), demostró en su furia incontenible que en realidad no es solo la ideología o la historia personal lo que lo separa del mediático alcalde de Las Condes, sino que en su temperamento está por lejos su peor enemigo, un rasgo que ningún interesado en la opción presidencial puede darse el gusto de desplegar. 

El  alcalde debe trabajar urgente en controlar su temperamento. Es sabido que se trata de una figura resistida, que no cae bien en los sectores políticos, incluso dentro del PC hay quienes intentan bloquear su camino a la presidencia a cambio de opciones, como la ex militante de las JJCC, Izkia Siches. De hecho, en estos días álgidos nadie de su partido salió a reforzarlo ante sus críticas. Daniel Jadue perdió el delicado equilibrio que separa a un ejecutor comunal que con inteligencia y sobre todo ingenio, logra satisfacer las demandas ciudadanas.  

Si desde comienzos de su gestión este militante de las filas comunistas se destacó con la creación de las exitosas farmacias populares, instalando con éxito un modelo económico pionero al centralizar la compra de medicamentos y ofrecerlos a sus residentes a muy bajo costo, respondiendo así con genialidad a un negocio acusado de colusión y abusos. Pero de ahí a anunciar la importación de un fármaco de origen chino para combatir la enfermedad, el interferón alfa, usado originalmente para el tratamiento de algunos cánceres, probado por ocho científicos chinos en el Hospital Taihe de Shiyan, en la provincia de Hubei. Esto cuando aún en el mundo científico todavía se busca la cura al Covid-19, cuando fuera del Paracetamol no hay paliativos a los síntomas,  y el país asiático se encuentra en medio de las peores sospechas sobre el origen de este mal, la ideología no resulta del todo efectiva. 

Las comparaciones son odiosas, lo sé; pero frente a su rival más cercano, Joaquín Lavín, este logró pasarlo por largo en la carrera y Daniel Jadue pelea solo.

 

Comentarios