fbpx Revista Velvet | Kakebo, el método centenario japonés que te ayudará a ahorrar más que nunca



Actualidad

Kakebo, el método centenario japonés que te ayudará a ahorrar más que nunca

Por admin | 29 abril 2020

Solo necesitas papel y lápiz.

En tiempos de pandemia, y con la palabra crisis económica en todas partes, es normal sentir la necesidad de cuidar las finanzas. Quizás no sea una tarea relativamente fácil, sobre todo debido a la situación mundial, además de aquellos gastos innecesarios en los que todos caemos. Gastos del corazón como quien dice, antojos gourmet y todo el vitrineo online que ha aumentado considerablemente.

El método Kakebo es precisamente lo que se necesita en momentos como estos, y la principal características es que está ajeno completamente a apps y la tecnología. Solo necesitas lápiz, papel, constancia y fuerza de voluntad para ordenar tus finanzas de una vez por todas.

Motoko Hani, considerada la primer mujer periodista japonesa, comenzó con este método en 1904 con el fin de facilitarle a las mujeres la gestión de las finanzas de la casa. Convirtiéndose en una herramienta muy liberadora para las mujeres de la época, ya que les daba poder sobre las decisiones financieras de la casa.

El objetivo es crear una agenda financiera de gastos, la cual se hace en base al pasado, sobre el presente y pensando en el futuro. Finalmente resulta un análisis para no caer en gastos innecesarios, o caer en ese gusto sn culpa alguna.

¿Cómo funciona Kakebo?

Lo primero es llevar un registro escrito a mano, ya que esto hace que seas más consciente de tus gastos. De esta maneras te da seguridad emocional, y encontrarás todos esos gastos de más que tienes mes a mes y que han convertido en una fuga constante.

Debes anotar en detalle los gastos, cada uno de ellos y ordenarlos por categoría. Al final del mes, analizas esos gastos, qué podrías evitar y cuáles no. Porque esa es la esencia de este método, no se trata de controlar los gastos, sino de evaluar si es algo que quieres o necesitas.

Al principio del mes debes responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto dinero tengo?
  • ¿Cuánto gasto?
  • ¿Cuánto tengo para ahorrar?
  • ¿Cómo puedo mejorar mi presupuesto?

Y así, cuando llegues al final del mes con todos tus gastos detallados, te preguntas lo siguiente:

  • ¿Cuánto ahorraste?
  • ¿Cuánto te hubiese gustado ahorrar?
  • ¿Cuánto dinero estás gastando en total?
  • ¿Qué cambiarías el mes que viene para mejorar?

Los expertos aseguran que el método sirve, y que al ser algo visual se vuelve más consciente, y te obliga a pensar en metas.

 

Comentarios