fbpx Revista Velvet | Por qué aman y odian a Joaquín Lavín



Actualidad

Por qué aman y odian a Joaquín Lavín

Por Lenka Carvallo | 02 abril 2020

Los que antes lo adoraban hoy lo detestan y al revés. ¿Qué tiene el edil que no sólo permanece, también sale en todas partes y genera un trampolín de emociones?

La última de Joaquín Lavín: un túnel sanitizador que pronto se instalará en los accesos al Metro en la comuna. “Mata 100% el coronavirus”, dijo el alcalde de Las Condes, siempre con la idea y la cuña exacta que lo catapulta de inmediato a la primera línea –de la noticia, claro–.

Es impresionante. El omnipresente alcalde aparece todos los días en la pantalla, suele acaparar los titulares y, al menos una vez a la semana, es TT.

Entonces no me quedó otra que escribir este blog, ¿qué más podía hacer?

Es que es increíble todas las reacciones que genera. Mientras algunos lo admiran por su locuacidad, su capacidad de trabajo, su creatividad y que tenga la película clara; otros no pasan por alto que haya cambiado de chaqueta política, sacado la corbata y también la gomina, pasando de ser el niño símbolo de la ultraderecha, chicago boy del modelo económico, ministro de Pinochet, a una versión 2.0 que no solo es amigo de Francisco Vidal sino que también reconoce y condena las violaciones a los DD.HH y hasta anuncia que votará por el Apruebo en el plebiscito para una nueva Constitución, algo imperdonable para la derecha dura.

Así, los que antes lo amaban, ahora lo odian. Y los que lo odiaban ahora lo quieren. He escuchado incluso personas de declarada izquierda, que residen en Las Condes, y que hoy dicen que votarían por él en una presidencial si su sector no ofrece mejores propuestas.

Con una popularidad a prueba del estallido y la peste, en las encuestas sigue como el único candidato presidencial de la derecha con más posibilidades de ganar. El único capaz de disputarle hoy el liderazgo a Sebastián Piñera.

Y si ya Lavín ya es imbatible, ahora con su nuera, la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, lo es más. Es curiosa esa alianza. Jamás se les ve pelear –no en público, al menos– y está claro que se apoyan. Lavín la defendió en el último round con el ministro Mañalich, por adelantarse y anunciar dos casos de presuntas muertes por coronavirus en Maipú, saltándose todos los protocolos para oficializar este tipo de casos.

“Esto pasa cuando no se comunican bien las cifras y no se comparte información con los alcaldes que lo único que queremos es ayudar a nuestros vecinos”, señaló el edil dando por zanjado el asunto.

¿Lavín family versus el gobierno?

¿Se inició la campaña presidencial o no es más que un reality del momento? Sígalo todos los días en todos los canales, medios y plataformas disponibles, que continuará…

 

 

Comentarios