fbpx Revista Velvet | Millaray & Jean Philippe: La nueva dupla dorada de la TV



Actualidad

Millaray & Jean Philippe: La nueva dupla dorada de la TV

Por Jon Reyes | 01 abril 2020

La música fue parte de esta conversación.

Antes de que la OMS clasificara al brote del COVID-19 como pandemia global, entrevistamos a los animadores del programa Yo soy de CHV. La música fue parte de esta conversación, así como sus visiones sobre los temas políticos y sociales de la coyuntura nacional. Al fin de cuentas, son conductores de la nueva era, conectados con lo que pasa y con un compromiso más allá de lo políticamente correcto.

Aunque trabajan todo el día juntos no fue fácil reunir a estos dos animadores, para muchos los más prometedores del último tiempo. Durante la sesión de fotos, la complicidad entre ambos fluyó de manera natural y espontánea.

Antes de este proyecto televisivo, Millaray Viera y Jean Philippe Cretton se habían cruzado poco en el camino laboral. Solo les había tocado presentar la transmisión de los Premios Oscar previo a su experiencia en Yo Soy, el programa de talentos de CHV que los tiene varios días a la semana en horario prime. Las jornadas de grabación son extenuantes, pero ellos están ahí, al pie del cañón. Si el día pudiera tener más horas, sería lo ideal para los dos.

Millaray y Jean Philippe tienen varias cosas en común. Comienzan sus jornadas cerca de las seis y media de la mañana, los dos están separados, no temen dar sus opiniones sobre temas políticos y sociales y aman profundamente la música.

“Siempre intercambiamos material, hablamos de artistas, cantamos mucho entre las grabaciones”, comenta Millaray, quien también conduce Sabingo en el mismo canal. “Para mí -agrega-, la música es parte fundamental, he estado rodeada de músicos toda mi vida. Estudié música y para mí es magia. Jean Philippe se ríe porque dice que soy la mujer que se sabe todas las canciones. Tengo una fascinación por los buenos compositores. No entiendo la vida sin música, siempre estoy con canciones de fondo. Soy fanática de las buenas canciones. Aunque mis favoritos siempre van a ser The Beatles, tengo un gran fanatismo por Elvis Costello, David Bowie, Bob Dylan y tantos más. También amo a Juan Gabriel y a José José, que tienen el mismo valor que todos los grupos que te mencioné antes”.

Por su parte, Jean Philippe –que se considera muy melómano y en un día puede pasar del reggae al punk– tiene dos proyectos musicales: Crettino y Jürgensen-Cretton, en el que comparte escenario con el periodista Mauricio Jürgensen. “Cada vez estoy más introspectivo. A algunos les incomoda una personalidad como la mía. Soy un tipo que, a veces, es muy callado, de muy pocos amigos, algunos de la TV, pero trato de vivir tranquilo y la tele tiende a ponerte intranquilo. La TV es mi cable a tierra y la música es mi cable al aire”, dice Jean Philippe.

–¿Cómo ha sido trabajar juntos en el programa Yo soy?

Jean Philippe: –Nos conocíamos muy poco antes de trabajar juntos. Para mí es un desafío hacer dupla con alguien porque siempre he conducido solo, y trabajar con Millaray ha sido maravilloso. Trabajamos todo el día juntos pero cada uno está en su espacio porque la primera etapa del Yo Soy son los backstages, y cada uno está prácticamente en una esquina entrevistando a los concursantes. No somos amigos aún, pero sí somos muy buenos colegas, siempre velo por tener la mejor relación con las personas con las que trabajo.

Lo que me ha gustado de este proyecto es que también he aprendido a manejar mi ego. Antes solía ser el animador de mis programas y hoy tengo una compañera a mi lado que es notable, y me gusta también compartir con Myriam Hernández, Antonio Vodanovic y Cristián Riquelme, que están en el jurado, entonces ahora soy como el número dos. Me pasa lo mismo en el proyecto musical que tengo con Mauricio Jürguensen, él canta mucho más que yo y me siento cómodo con eso. Hoy tengo la mochila menos pesada y mantengo mi ego a raya.

Millaray: –Él tiene muy buen trato, desde antes nos llevábamos muy bien, teníamos mucha afinidad por el tema de la música y, por un tema generacional, siempre tuvimos muy buena onda. Las jornadas de grabación de Yo Soy son muy largas y él es un compañero que me hace muy gratos los días, nos reímos harto y también nos tomamos las cosas de manera liviana cuando corresponde. Jean Phillipe tiene mucha más experiencia que yo en la conducción y siento que en eso tengo mucho que aprender de él.

–¿Cuál es el rol de los conductores de TV en el Chile actual?

Millaray: –El estallido social me tocó en espacios que no tienen que ver con la opinión, aunque sí creo que, en general, los comunicadores tenemos una responsabilidad social y he visto como muchos se lo han tomado de manera muy seria, han sido conscientes del poder que tiene el estar en pantalla y lo han usado a favor de la gente. He visto a personas que han asumido costos y otros que, claramente, no. Creo que todos lo que trabajamos en TV, vivimos y aprendemos cosas nuevas todos los días y, en lo particular, trato de conectarme mucho con la gente. Sabingo es un espacio más ciudadano y mostramos la realidad de las personas que han sido abusadas por este sistema, le damos vitrina a las pymes y a toda la gente que surge.

Jean Philippe: –Creo que esa es la gran pregunta y es en el cuestiona- miento en que estoy ahora. Es muy difícil porque también ha existido un juicio ligero a la prensa y a los medios; hay muchas teorías conspirativas y hay una fácil tendencia a eso. Creo que en CHV se hizo una cobertura muy buena y esto no lo digo de camisetaeado, pero no se puede meter a todos en el mismo saco. No me gusta eso de atacar por atacar. Como comunicador creo que hay que caminar por la calle, no es más que eso. A mí me ayuda mucho la música. Toco en todos lados, en todas las comunas y eso me abre los ojos.

–Tras el estallido social, ¿qué opinan de la gestión del gobierno?

Jean Philippe: –A mí nunca me ha gustado Piñera. No creo que sea bueno que la política esté relacionada con el empresariado, es muy fácil en caer en confusiones. Sus falencias se han hecho evidentes en el manejo de esta crisis, hay poca empatía de su parte y errores garrafales desde el discurso. Es preocupante lo que pasa con Sebastián Piñera, no me gusta la gente con la que trabaja. Esta no es una crítica a toda la derecha, yo hablo del presidente.

Millaray: –Ha quedado en evidencia una gran desconexión con las demandas de la gran mayoría. Me encantaría ver un ejecutivo menos autoritario, más abierto y conectado con la realidad en Chile, como otras autoridades de su propio sector, que sí han mostrado empatía y apertura, y que fueron parte fundamental a la hora de lograr un acuerdo que nos permitirá comenzar un histórico proceso constituyente.

–Abril es un mes clave para nuestra democracia. ¿Cuál es su apreciación del proceso del plebiscito? ¿Qué opción tienen?

Millaray: –Claro que voy por el Apruebo, pero a esto puedo agregar que me parece que se ha cometido el error de transformarlo en una disputa política entre izquierda y derecha, cuando en realidad es una oportunidad histórica para que todos juntos definamos en qué país queremos vivir. Es un llamado a la unidad.

Jean Philippe: –Apruebo totalmente una nueva Constitución. En mi vida personal aplico mucho el cambio. Siempre he sido muy inquieto. He pasado por muchos canales de televisión, musicalmente mis discos no se parecen mucho al otro, siempre he considerado que en el cambio hay algo muy provechoso. Me angustia ese Chile que le tiene mucho miedo al cambio. Históricamente este país ha tenido una clase conservadora que le tiene pánico al cambio, en todo sentido. El plebiscito nos dará la oportunidad como ciudadanos de establecer cambios reales.

–¿Cómo ven a la nueva generación de jóvenes?

Jean Philippe: –Tengo sensaciones ambivalentes con eso. Esto de que “nos quitaron todo, hasta el miedo” me parece muy interesante como fenómeno sociológico y me gusta que tengan menos miedo. Quizás nuestra generación es más temerosa, pero también creo que, a raíz de la globalización y del auge de Internet, hay menos pensamiento crítico, hay mucho slogan en general. Hay que profundizar más allá, aunque mi juicio todo eso es soslayable en favor de lo otro.

–Pasando a lo más personal, ambos están solteros…

Jean Philippe: –Así es y tampoco tengo ganas de estar en pareja. La estoy pasando muy bien conmigo mismo. Estoy tranquilo y muy bien. Soy fanático de mi soledad y de mis espacios.

Millaray: –No, no estoy en pareja. No he tenido otra pareja desde mi separación. No he pensado siquiera en esa posibilidad, lo que no significa que no lo descarte. No tengo tiempo para conocer hombres porque trabajo mucho y, cuando no estoy trabajando estoy con mis hijas, así que tampoco se me acercan muchos hombres. Hoy eso no es un tema para mí. Lo primordial ahora en mi vida es sanarme por completo de todos los dolores recientes y espero que en el futuro se vuelva a dar el tener una pareja. Si no, así es la vida.

 

Suscríbete a la edición especial de regalo aquí.

 

 

 

Comentarios