fbpx Revista Velvet | Vive la vida de «La Casa Azul» de Frida Kahlo



Cultura

Vive la vida de «La Casa Azul» de Frida Kahlo

Por Francisca Olivares | 31 marzo 2020

En estos días de confinamiento se puede visitar "La Casa Azul" de esta gran artista mexicana. Un lugar donde ella nació, jugó y pasó largas temporadas en cama por un devastador accidente. Aquí también murió, pero vivió el amor, el sufrimiento y la felicidad.

Uno de los imperdibles de Ciudad de Mexico es La Casa Azul de Frida Kahlo, emplazada en el municipio de Coyoacán. Un lugar relacionado con el arte y la cultura, que como tantos otros en el mundo tuvo cerrar en medio de la pandemia del coronavirus. Así, en este contexto, recomendamos la visita digital que está disponible en su web; por ser un emblema mexicano y un eje sustancial en la vida de esta gran artista latinoamericana del siglo XX, que aquí nació en 1907 y murió en 1954.

La Casa Azul de Frida Kahlo está cargada con su vida –por ejemplo cuando niña contrajo la polio–, su familia –era hija de un padre fotógrafo inmigrante de Alemania y una madre mexicana– y el amor apasionado que sintió por el muralista Diego Rivera –con quien se casó en dos ocasiones–.

Sin embargo, lo que más ahí se respira son los largos períodos que pasó postrada en cama. Eso fue tras sufrir un accidente en un autobús cuando tenía 19 años. Ella era una pasajera más, pero recibió el impacto preciso del tranvía que chocó. Cuando eso ocurrió Frida no solo sufrió múltiples golpes y fracturas, además un pasamos atravesó su cuerpo.

El amor de Frida Kahlo y Diego Rivera, es legendario. Se casaron dos veces. Se amaron, se engañaron, se compartieron. Pero para siempre quedaron juntos.

 

Las camas de Frida

Por el accidente, Frida tuvo poco más de 30 operaciones a lo largo de su vida. En sus tiempos de recuperación, comenzó a brotar de ella su desbordante talento artístico, con el que siempre pintó su realidad. Nunca sus sueños, como habría sentenciado cuando los surrealistas quisieron sumarla a su grupo.

De hecho en esta aventura online se puede apreciar que ella tenía una cama de día y una de noche (para variar su rutina). En la primera, con dosel y techo, sus padres pusieron un espejo. Fue así como empezó a retratarse, junto a todo el mundo que la rodeaba y el arte popular mexicano que siempre tuvo en su corazón.

La cama de día de Frida Kahlo.

Los dos mundos de Frida Kahlo. Este cuadro se llama  Mi familia (1949).

Así que para conocer este especial lugar solo tienes que pinchar aquí en La Casa Azul de Frida Kahlo. Además, va un video de dos expertos que hablan sobre ella, su arte, su manera de amar y de cómo al final fue una artista que cerró su último cuadro con la frase «Viva la Vida».

 

«Viva la Vida». Óleo. 1954. 

 

Comentarios