fbpx Revista Velvet | Luto por Bélgica Castro y Alejandro Sieveking



Actualidad

Luto por Bélgica Castro y Alejandro Sieveking

Por Francisca Olivares | 06 marzo 2020

El mundo de la cultura nacional está de luto tras las seguidas muertes de la actriz Bélgica Castro y del actor, director y dramaturgo Alejandro Sieveking. Dos vidas dedicadas al teatro, al cine y a su gran historia de amor.

Con un día de diferencia murieron dos grandes del teatro y el cine chilenos: Bélgica Castro y Alejandro Sieveking. Una pareja emblemática que, además, llevaba 59 años de matrimonio. 

Primero, fue él. El jueves 5 de marzo. Tenía 85 años y desde hace más de tres décadas vivía con cáncer a la piel. Al día siguiente –y cuando quienes todavía sentían en el alma la pérdida de este actor, director y también dramaturgo (Ánimas de día claro, Tres tristes tigres, La remolienda)– se dio el turno de ella, que justo el viernes 6 de marzo cumplía sus 99 años.

La actriz Bélgica Castro padecía Alzheimer. Hija de inmigrantes españoles, nació en Concepción y fue fundadora del Teatro Experimental de la Universidad de Chile. Entre sus interpretaciones teatrales más recordadas están sus papeles en Sueño de una noche de verano, Doña Rosita la soltera, Mama Rosa, Ánimas de día claro, Coronación, Home y, por supuesto, en la siempre nombrada y aplaudida La remolienda.

Bélgica Castro nació en 1921 en Concepción.

Por lo demás, Alejandro Sieveking y Bélgica Castro fueron personas que vivieron una intensa historia de amor que comenzó a mediados de los años 50, cuando él era un joven estudiante de teatro de la Universidad de Chile y ella su profesora, 13 años mayor. Bélgica, por lo demás, tenía un hijo con su primer marido, el actor Domingo Tessier.

Alejandro Sieveking nació en Rengo, en 1934.

Premios y Víctor Jara

En 1995, Bélgica Castro recibió el Premio Nacional de Artes de la Representación. Dos premios Apes y cinco Premios Altazor (por las películas La vida me mata, La buena vida y Gatos Viejos, y la obra Todo pasajero debe descender) también eran parte de su trayectoria.

Alejandro Sieveking, por su parte, obtuvo el Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales de Chile en 2017. En cine se lució bastante en el último tiempo. La película El club (2015) fue una de las cintas que lo tuvo en su elenco, así como La vida me mata (2007) o Los perros (2017).

El teatro (junto a Bélgica) fue su vida y además de ser un prolífico autor, tuvo notables colaboraciones. Muchas de ellas fueron con su gran amigo Víctor Jara (1932-1973). Una de las primeras fue la obra Parecido a la felicidad que se estrenó el 12 de septiembre de 1959. Sieveking la escribió y Jara la dirigió.

Los integrantes de la obra Parecido a la felicidad, 1959. Foto: www.memoriachilena.cl

 

La remolienda (1965) vino tiempo más adelante. La música de esta clásica comedia folclórica fue compuesta por Jara.

La remolienda, el clásico de Sieveking.

Tras el Golpe Militar del 11 de septiembre de 1973 y la muerte de Víctor Jara en el Estadio Chile, Alejandro Sieveking y Bélgica Castro se fueron a vivir a Costa Rica.

A Chile volvieron a mediados de los años 80.

 

Gatos viejos

Alejandro Sieveking y Bélgica Castro siguieron trabajando juntos en diversas oportunidades. Sin embargo, la película Gatos viejos (2010), de los directores Sebastián Silva (La nana) y Pedro Peirano (31 minutos), los unió en la pantalla grande de una manera especial. De hecho, fue filmada en su propio departamento emplazado en el centro de Santiago y con los gatos que tanto adoraban.

En esa cinta, Sieveking y Castro interpretaron a un viejo matrimonio. El personaje de Bélgica (con los primeros signos de la demencia) recibía la sorpresiva visita de su hija (Claudia Celedón), que quería el departamento a su nombre, le cargaban los gatos y, de paso, les presenta a su novia (Catalina Saavedra) de nombre Hugo.

Bélgica Castro, Claudia Celedón, Catalina Saavedra y Alejandro Sieveking en Gatos viejos (2010).

De esa película ya son diez años y hoy las muertes de Bélgica Castro y Alejandro Sieveking –con inexplicables y tan pocas horas de diferencia– han sorprendido en especial al mundo de la cultura.

El Teatro Nacional Chileno ha sido el lugar elegido para velarlos. Allí se ha cantado más de una vez El derecho a vivir en paz, de su gran amigo Víctor Jara, y son muchos los que les están diciendo adiós. Desde el más profundo respeto y admiración.

La película Gatos viejos, fue estrenada en 2011.

Este es el teaser de Gatos Viejos.

 

 

 

Comentarios