Actualidad

La tensión entre Trump y Pelosi marcó el discurso del estado de la Unión

Por Jon Reyes | 05 febrero 2020

La intervención del Presidente de Estados Unidos ante el Congreso se dio un día antes de la votación del impeachment en su contra que se realizará esta noche.

Él la dejó con la mano estirada y ella rompió (en un hecho inédito en la política estadounidense) la copia de su discurso en frente de los presentes y de los millones que miraban la intervención del presidente por televisión.

Y es que la tensión entre Donald Turmp y la líder demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes llegó a su punto más alto anoche mientras el mandatario daba su tercer Discurso de la Unión ante los miembros de las dos cámaras del Congreso.

No llegaron todos, eso sí. Algunos demócratas, como Alexandra Ocasio-Cortez simplemente no aparecieron a modo de protesta por las políticas y retórica usadas por el ex empresario convertido en presidente.

Acostumbrado a llamar a la mujer más poderosa de la política norteamericana como «Nancy la loca», Trump simplemente la dejó con la mano estirada al principio del evento. La cara de sorpresa de Pelosi fue evidente y durante todo el discurso del mandatario ella no vaciló en lanzar gestos de desaprobación, mientras a su lado el vicepresidente Mike Pence se paraba para aplaudir constantemente a Trump, tal como lo hacían todos los miembros republicanos del Congreso.

Finalizado el discurso, Pelosi subió a sus redes sociales una foto con el siguiente texto: “Los demócratas nunca dejarán de extender la mano de la amistad para hacer el trabajo #ParaElPueblo. Trabajaremos para encontrar un terreno común donde podamos, pero nos mantendremos firmes donde no podamos”.

Vídeo: The Guardiam

En los 80 minutos que duró el discurso la tensión entre ambos fue evidente y Trump rara vez se salió del libreto. Al final, Pelosi rompió su copia del discurso ante la mirada atónita de los presentes. Todo esto ocurrió horas antes de que esta noche finalmente el Senado vote el juicio político a Trump por la trama ucraniana.

Para destituir a Trump de su cargo, dos tercios de los 100 senadores tendrían que votar para condenarlo. Pero el Partido Republicano de tiene una mayoría de 53-47, y ninguno de ellos ha señalado que votará en contra del presidente.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios