Moda

Los anteojos de sol preferidos de los Millennials

Por equipo velvet | 16 enero 2020

Marcan la pauta y no podemos negarlo.

El mundo de la moda ha remodelado sus propuestas apuntando a un público que sabe y consume tendencias: los millennials.  ¿Por qué? Son un nicho para cautivar y no se puede negar que sus preferencias marcan pauta.

Las grandes marcas de anteojos bien lo saben. Además, se trata de accesorios que transmiten personalidad y dicen mucho de quién los lleva.  

Los millennials prefieren un look fresco, trendy y único, y los escogen de la misma forma que eligen su música o eventos a los que ir.

Cautivarlos entonces no es sencillo. Calidad, diseño, precios competitivos y un vínculo nostálgico con el producto son los requisitos de esta generación.

La marca Polaroid en Rotter y Krauss, por ejemplo, se ha transformado en una de las más cotizadas por los jóvenes por sus vidrios polarizados, tecnología, diseño y una cuota importante de historia. De hecho, durante la segunda guerra mundial Polaroid fue elegida la marca proveedora del ejército norteamericano y años más tarde, fue la diseñadora Mary Quant quien inspiró una de sus colecciones. 

Ray-Ban y su modelo  Wayfarer es otro de los más solicitados por esta exigente generación. Se trata de un modelo de anteojos fabricado por la marca desde 1953.​ Su diseño supuso una ruptura con las tradicionales monturas metálicas. Gracias a la estrella de pop Michael Jackson y a su estética, luciendo a menudo las Wayfarer, el modelo se convirtió en un verdadero icono de la cultura popular.

A pesar de que el modelo fue cayendo en ventas desde mediados de la década de 1970, luego ganaron protagonismo a través del cine y televisión, siendo citadas habitualmente como el modelo más vendido e imitado de la historia.

 La bloguera española Paula Ordovás (foto superior), ha impuesto en sus redes  anteojos de sol de formas geométricas y montura metalizada. Camila Coelho, la bloguera latina más influyente del mundo ha lucido anteojos de sol con aires futurista, combinando en la montura el negro y el blanco al estilo cat eye.

Lo que es cierto es que la tendencia 2020 está rodeada de transgresión y personalidad, inspirada en una generación que además de marcar pauta es la que más demanda anteojos, porque son también, quienes más expuestos están al estimulo- y daño- de las pantallas.

 

Comentarios