Actualidad

Una decepcionada reina Isabel II y unos atónitos Carlos y William

Por Sole Hott | 09 enero 2020

Las reacciones de la corona británica tras el anuncio de los duques de Sussex.

El sorpresivo anuncio del príncipe Harry y Meghan Markle sobre el rumbo que tomarán este 2020 sorprendió al mundo, y al parecer, también a la corona británica. Y es que un comunicado de ese tipo se asumía había sido leído al menos por la monarca, Carlos y su hermano, más no fue el escenario.

Minutos después del anuncio del hijo de Diana de Gales, titulado como Megxit en redes sociales, la corona publicó un comunicado oficial refiriéndose al tema. «Las discusiones con el duque y la duquesa de Sussex están en una etapa temprana. Entendemos su deseo de adoptar un enfoque diferente, pero estos son problemas complicados que llevará tiempo resolver».

Según cercanos al palacio de Buckingham, la familia está «dolida» con la decisión de la pareja y la forma en que la dieron a conocer. Mientras aseguran a una reina Isabel II decepcionada, por su parte, el príncipe Carlos y William estarían atónitos.

La monarca se enteró prácticamente por televisión, y según fuentes cercanas al palacio, la pareja planeó en secreto su decisión durante su estancia de seis semanas en Canadá. Sin embargo, los rumores ya existían. Además, crearon un nuevo sitio web independiente de la familiar real. «El nivel de engaño ha sido asombroso y todos, desde la cabeza de la casa real hasta la base, sienten que han sido apuñalados por la espalda», ha dicho una fuente de palacio al Daily Mail.

Por otra parte, los rumores de un quiebre familiar están presentes desde hace algún tiempo. Y las reiteradas imágenes oficiales de la realeza en que solo aparecen los «herederos» podría ser uno de los factores por los que Harry no se siente parte de la corona británica.

¿Qué se viene ahora?

Las cosas no cambian mucho y el príncipe Harry sigue sexto en la línea de sucesión al trono. Los duques de Sussex ya habían planteado su idea de tener sus propias obras caritativas, y por lo mismo se «separaron» de oficina del ducado de Cambridge en junio de 2019. Con respecto a la independencia económica, por ahora, todo seguirá de la misma forma.

La nueva fundación de Harry y Meghan se espera sea global y esté linkeada a África y Estados Unidos, y muy comprometida con el empoderamiento de la mujer.

¿Por qué Canadá?

Aún cuando se han referido a «América del Norte», se asume que el destino será Canadá. Aunque la ex actriz sea estadounidense, tiene una relación muy cercana con el país vecino. No solo grabó Suits en Toronto, sino que además tiene muchos amigos en ese país. Además, estará más cerca de su madre.

En el comunicado de los duques no dicen nada sobre renunciar a sus títulos, mantendrán Frogmore Cottage y a sus oficiales de protección de la Policía Metropolitana financiados por el Estado. La gran pregunta es ¿de dónde sacarán el dinero para mantener el estilo de vida de una celebridad?

Sobre el tema, la experta Emma Barnett de BBC 5 Live señaló que «He aquí un hombre que cada día tiene que vivir con el trauma que experimentó cuando era un niño y tuvo que caminar detrás del ataúd de su madre a los 12 años delante de todo el mundo, cualquiera en su lugar lo consideraría desencadenante».

Y agregó que la pareja «se convirtió en un punching bag para una nación que sigue siendo misógina y racista» y que tienen el derecho de hacer lo que sea mejor para su salud mental. Van seguir viviendo igual que lo han hecho hasta ahora, pero sin la presión de estar gastado dinero público y todo lo que incluye ser parte de la realeza británica.

Además, el año pasado en una entrevista la propia Meghan señaló al borde de las lágrimas, en conversación con el periodista Tom Bradby para ITV News, haberse sentido acosada por las críticas de los medios, algo que sus amigos le anticiparon. “Me advirtieron que los medios británicos destruirían mi vida”, dijo. “Sabía que sería duro, pero pensaba que sería justo”, concluyó.

Una decisión tomada con corazón y no con la cabeza, es lo que dicen los expertos, y que está directamente ligada a la historia de Harry y su madre.  No olvidemos que a finales de 2019, los duques de Sussex demandaron a medios británicos por excesivo acoso, sobre todo, hacia Meghan. Él no quiere que se repita la historia de Lady Di y confesó: «Perdí a mi madre y ahora veo a mi esposa ser víctima de las mismas fuerzas poderosas. He visto lo que sucede cuando un ser querido se convierte en mercancía hasta el punto de que ya no se les trate como a seres reales».

 

Comentarios