Cultura

Let it go! La culpa la tiene Frozen

Por Sole Hott | 09 enero 2020

El alcalde de Hallstatt pide por favor que dejen de visitar la ciudad que inspiró el pueblo de Arandelle en la película de Disney.

El idílico pueblo de Austria que inspiró el lugar de Arandelle en la película de Frozen, ha colapsado debido a la cantidad de turistas que han llegado a visitarlo. Con una población de casi 800 habitante, los 10.000 turistas diarios se han convertido en la pesadilla de Hallstatt.

Catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, desde 1997, en la actualidad se ve colpasado de turistas que quieren tomarse selfies, volar drones e ingresar a las casas de los habitantes del lugar.

Originalmente el boom turístico se debe a la aparición de Hallstatt en un programa de TV coreana en 2006, y en 2011 se construyó una réplica del pueblo en China en la provincia de Guandong. Y luego vino Disney que volvió a destacar el lugar al ser la inspiración para la creación de Arandelle en la película infantil.

Hong Kong, Corea del Sur, China y Japón son los principales orígenes de los visitantes. Usan los baños sin permiso, se pasean por la localidad como si fuese un museo, hubo un incendio en uno de los puentes de acceso a la ciudad y ni eso los detuvo, incluso cerraron las carreteras por lo mismo.

El alcalde, Alexander Scheutz, ha pedido por favor que dejen de visitar la ciudad europea y hace énfasis en que Elsa no vive ahí, por más cómico que pueda parecer. Sin embargo, para ellos no se trata de una broma, sino más bien de una pesadilla.

 

 

 

Comentarios