fbpx Revista Velvet | Incendios en Australia: la razón de su ferocidad y por qué no se detienen



Actualidad

Incendios en Australia: la razón de su ferocidad y por qué no se detienen

Por Sole Hott | 07 enero 2020

Estas son las claves para entender la dramática situación que afecta a dicho país.

Ya van más de 20 personas muertas, 1.500 casas destruidas, 5 millones de hectáreas arrasadas y se estiman 480 millones de animales muertos, además del peligro de que animales exóticos desaparezcan para siempre. La situación solo parece agravarse, los vientos no ayudan y el primer Ministro de Australia, Scott Morrison, advirtió que esto pueden continuar por meses.
¿Cómo se llegó a a algo tan feroz? Los expertos aseguran que si bien no se puede adjudicar todo al cambio climático, tampoco pueden negarlo. Una cruda y prolongada sequía (la peor en 120 años), altas temperaturas, escasas lluvias desde 2017 y vientos violentos de 96 kilómetros son parte del por qué y la intensidad de estos incendios forestales, un evento que si bien es común en el país, jamás había alcanzado este nivel de destrucción. Este 2019 incluso alcanzaron dos veces el récord de temperatura con 40,9ºC y al día siguiente 41, 9ºC.
La causa directa es el clima cambiante, y dentro de esto, el fenómeno dípolo del Océano Índico o también conocido como el Niño Indio, el cual provoca periodos de calor y sequía.
Así como el clima es incontrolable, apagar los incendios no es una tarea fácil, sobre todo, cuando son forestales. Es más, los expertos intentan controlar su propagación y no extinguirlos como prioridad. Para esto la mejor opción es cavar fosas y así detener que el avance. Pero esto hay que sumarle que los incendios forestales generan en su interior sus propios sistemas climáticos con relámpagos y truenos incluidos.
El capital humano también hace todo lo que está a su alcance para lograr controlar los incendios. Bomberos australianos, desde el extranjero y la fuerzas armadas están trabajando y luchando en esta batalla contra el fuego. Llamas que superan los 70 metros de altura. Por su parte, el gobierno hace lo que puede y el primer Ministro ha sido duramente criticado por no haber hecho algo antes.
El cambio climático es un factor clave y no se puede desconocer que con el calentamiento global, pero Australia es uno de los países con mayor emisión de gases de efecto invernadero y había hecho acuerdos internacionales para disminuir esto.
Sumida en una ola de calor por tres meses, Australia vive una situación catastrófica en la que no solo han habido muertes humanas, sino que además hay especies de animales en peligro de extinción y su hábitat ha sido completamente destruída.
Recientemente el Servicio Meteorológico Nacional de Argentina comunicó que el humo proveniente de los incendios australianos llegó a América del Sur, sin embargo, aseguraron que no tiene ninguna consecuencia relevante.
Comentarios